Lew exige que el Congreso "actúe ya" para elevar el límite de la deuda pública en EEUU
  1. Mercados
el techo se alcanzará el 7 de febrero

Lew exige que el Congreso "actúe ya" para elevar el límite de la deuda pública en EEUU

Un viejo conocido vuelve a escena en EEUU. Se trata del límite de deuda, que republicanos y demócratas deben ampliar si el país quiere evitar el impago

Foto: El secretario del Tesoro de EEUU, Jack Lew
El secretario del Tesoro de EEUU, Jack Lew

"No hay mucho tiempo. El Congreso necesita actuar para extender la autoridad de la nación para financiarse, y necesita actuar ya". Con estas contundentes palabras y con estas prisas el secretario del Tesoro de EEUU, Jack Lew, ha exigido a republicanos y demócratas que se pongan de acuerdo sin dilación para elevar el límite de la deuda pública en la primera economía del mundo. El actual techo, de 17,2 billones de dólares, será alcanzado este viernes, de ahí la urgencia requerida por el máximo representante económico de la Casa Blanca.

Las tensiones con respecto al límite de la deuda pública habían quedado aparcadas desde mediados de octubre. En ese momento, y dentro del acuerdo presupuestario que acabó con el cierre administrativo -shutdown- que sufrió el país en la primera quincena de ese mes, los dos partidos acordaron suspender temporalmente la vigencia de ese techo de deuda durante casi cuatro meses. Es decir, le dieron una patada hacia delante al problema. Pero ese plazo expirará este viernes. Ese día volverá a aplicarse el límite de deuda y lo hará sin margen adicional, porque el volumen de deuda existente asciende a esos 16,7 billones.

Lew ya envió una carta al Congreso el pasado 22 de enero para advertir de la proximidad de la fecha límite. Y hoy, cuando la cuenta atrás entra en su semana final, ha afilado su discurso en el Centro Bipartidista de Política. "En unos días, la suspensión temporal de límite de deuda terminará, y el Departamento del Tesoro tendrá que empezar a usar medidas extraordinarias para que el Gobierno pueda seguir atendiendo sus obligaciones", advierte Lew. Y añade: "El Congreso debería actuar rápidamente para resolver el límite de la deuda sin incurrir en un retraso innecesario o pose política que podría crecer enormemente hasta convertirse en una crisis manufacturera que los estadounidense claramente quieren que evitemos".

En última instancia, si los republicanos y los demócratas no alcanzaran un acuerdo para incrementar el límite de deuda, EEUU podría quedarse sin recursos para afrontar el pago de sus compromisos financieros. Es decir, impagaría su deuda. Como paso previo, el Tesoro iría racionando sus pagos para ahorrar un dinero con el que iría afrontando el pago de la deuda que fuera venciendo.

El límite de deuda se ha convertido en un quebradero de cabeza en Estados Unidos desde 2011. Entonces, el retraso a la hora de alcanzar un acuerdo para aumentarlo desembocó en la primera y única rebaja de calificación que ha recibido hasta la fecha la mayor economía del mundo. El 5 de agosto de 2011, S&P degradó la nota crediticia estadounidense en un escalón, desde AAA hasta AA+.

Estados Unidos (EEUU) Deuda pública Crisis Crisis de deuda
El redactor recomienda