disponen de 30 días para presentar alegaciones

El MAB estudia sus dos primeras expulsiones: aviso a Nostrum y Negocio

El segmento para empresas en expansión de la bolsa ha dado un ultimátum a estas dos empresas: si no presentan alegaciones, serán excluidas del mercado

Foto: El MAB estudia sus dos primeras expulsiones: aviso a Nostrum y Negocio

La paciencia del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) con dos de sus miembros se agota. A principios de semana, el mercado dedicado a las pequeñas y medianas empresas (pymes) decidía lanzar un ultimátum a Grupo Nostrum y Negocio alegando que carecen de asesor registrado, uno de los requisitos para cotizar en este segmento.

No obstante, este era un desenlace que se adivinaba cercano, pues la negociación de estas compañías lleva tiempo suspendida. En concreto, la sociedad editorial del diario Negocio dejó de cotizar el 2 de marzo de 2012, mientras que el grupo de publicidad fue suspendido el 4 febrero de 2013 por el mismo motivo.

El hecho de que una sociedad carezca de esta figura supone que no remite la información que el MAB requiere y que está dentro de la transparencia de un mercado regulado, como por ejemplo sus resultados o los cambios en su accionariado.

De este modo, este mercado, creado en 2009 para que estas compañías en expansión tengan posibilidad de adquirir el capital necesario para crecer, se ha visto obligado a admitir que con estas dos empresas ya no se puede hacer nada más.

Dos compañías en la cuerda floja

No son buenos momentos para muchas empresas de reducido tamaño en España, y Grupo Nostrum y Negocio ejemplifican a la perfección esta situación. Las dos fueron admitidas en el mercado alternativo en el año 2010 y su intención era que su entrada en el parqué supusiese su empujón definitivo.

Pero poco tiempo les ha durado la ilusión. La publicación, que comenzó siendo de suscripción gratuita y finalmente ha tenido que ceñirse a la edición online para sobrevivir, se estrenó en bolsa a un precio de 4,35 euros por título, pero su cotización fue cayendo hasta los 1,8 euros, último precio registrado el 15 de febrero de 2012. Es decir, perdió un más de un 58% en apenas dos años.

Por su parte, a Grupo Nostrum, que se declaró en concurso de acreedores voluntario el 25 de abril de 2013, según notificó al MAB, le ha ido incluso peor, pues empezó a cotizar a un precio de 4,89 euros y su último precio, registrado el 30 de enero de 2013, es de 0,52 euros, lo que supone una caída de casi el 90%.

Ahora, las dos sociedades tienen un plazo de 30 días desde el 27 de enero para presentar alegaciones contra la expulsión decidida por el MAB. Si en ese plazo no se manifiestan, el director general del mercado presentará los casos al consejo de administración y este decidirá si hace efectiva la expulsión o no. No obstante, desde Bolsas y Mercados Españoles (BME) no creen que este órgano vaya a decidir que finalmente se queden, "pues ya llevan mucho tiempo incumpliendo los requisitos del mercado".

La pregunta que surge es, ¿qué va a pasar con sus accionistas si finalmente acaban fuera del índice? Desde el regulador bursátil señalan que quedarán en la misma situación que cualquier accionista de una compañía que no cotiza en bolsa, es decir, tendrán que vender sus acciones mediante notario.

 

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios