Bernanke dice adiós con otro tijeretazo de 10.000 millones en su programa de compras
  1. Mercados
en la última reunión que preside

Bernanke dice adiós con otro tijeretazo de 10.000 millones en su programa de compras

Ya está. La última decisión de Ben Bernanke como presidente de la Fed tiene forma de recorte. Rebaja el 'QE3 hasta los 65.000 millones de dólares al mes

Foto: El presidente de la Fed, Ben Bernanke, al término de una rueda de prensa posterior a una reunión del banco central
El presidente de la Fed, Ben Bernanke, al término de una rueda de prensa posterior a una reunión del banco central

Ya está. La última decisión de Ben Bernanke como presidente de la Reserva Federal (Fed), el banco central de Estados Unidos,tiene forma de recorte. Como en la cita de hace un mes, la institución acaba de comunicar que reduce su tercer programa de compras de activos (QE3) en 10.000 millones de dólares, con lo que su pólvora queda rebajada hasta los 65.000 millones de dólares al mes.

En concreto, ha reducido de 35.000 a 30.000 millones mensuales las compras de deuda hipotecaria y de 40.000 a 35.000 millones al mes las adquisiciones de bonos soberanos. La impresión que traslada la Fed es que pretende seguir adelante con este "mesurado" ritmo de ajustes en el QE3 durante las próximas reuniones. La siguiente tendrá lugar los días 18 y 19 de marzo.

Con esta decisión, la Fed demuestra que la convulsión sufrida en los mercados emergentes en la última semana no le ha apartado de sus planes. Una vez iniciada la reducción de los estímulos -en un movimiento conocido comotapering- hace un mes y tras dejar entrever al mercado que esa primera reducción iba a tener continuidad en enero, ha optado por no alterar esa intención para no disparar aún más los nervios en el mercado.

Ha dado prioridad, por tanto, a las mejores sensaciones que, a su juicio, ofrece la economía estadounidense. En su comunicado, el Comité Federal del Mercado Abierto (CFMA) asegura que "el crecimiento de la actividad económica ha subido en los últimos trimestres", cuando hasta hace un mes sostenía que esa reactivación no pasaba de ser "moderada".También se ha mostrado algo más optimista con respecto al consumo de los hogares y la inversión empresarial, que "han avanzado más rápidamente" en los últimos meses.

El que no termina de despuntar es el mercado laboral.Aunque reconoce que la situación sigue mejorando, admite que se siguen registrando indicadores "mixtos". Así, por mucho que el paro haya bajado hasta el 6,7%, el nivel más bajo desde octubre de 2008, entiende que esta tasa continúa siendo "elevada". La tasa de desempleo media registrada en EEUU en el último medio siglo se sitúa en el 6,1%.

El seguimiento de la mejoría del empleo resulta clave porque la Fed situó esta cuestión en el epicentro de su estrategia monetaria en diciembre de 2012. De hecho, ha reiterado el compromiso de no tocar los tipos de interés, que están instalados entre el 0 y el 0,25% desde diciembre de 2008, mientras el desempleo continúe por encima del 6,5%. Es más, ha mantenido también su intención de que si el paro baja de esa cota, pero la inflación sigue por debajo del objetivo del 2%cuando eso ocurra, no tocará el precio del dinero. Por el momento, la voluntad del banco central norteamericano pasa por dejar los tipos como están hasta, al menos, 2015.

Un regalo de despedida: todos a una

El QE3 fue lanzado en septiembre de 2012 con una munición de 40.000 millones de dólaresal mes para la compra de deuda hipotecaria. Tres meses después fue reforzado con otros 45.000 millones, estos dedicadosa la adquisición de deuda pública. Esos 85.000 millones mensuales estuvieron vigentes justo un año, puesto que la Fed pisó ya el freno con el primer recorte anunciado en diciembre de 2013.

La reunión que la Fed ha mantenido durante los dos últimos días ha sido la última presidida por Ben Bernanke. Y este detalle, nada menor, se ha trasladado a la unanimidad mostrada por los miembros del CFMA. Todos, sin disensión alguna,han apoyado el recorte de los estímulos.Suena a regalo de despedida, porque no se veía un todos a una en una reunión de política monetaria de la entidad norteamericana desde junio de 2011.Tras ocho años en el cargo, el sábado cederá el testigo a Janet Yellen, que se convertirá así en la primera mujer en estar al mando del banco central estadounidense.

Reserva Federal Ben Bernanke Estados Unidos (EEUU) Política monetaria Tipos de interés Compras Deuda Deuda pública Empleo
El redactor recomienda