los 'chicharros' cotizan al alza

Bienvenidos al gran casino bursátil español: el lugar donde triunfar con el agua al cuello

¡Hagan sus apuestas señores! La ruleta de la bolsa gira y gira sin parar y, si la fortuna le sonríe, podrá enriquecerse con alguno de los 'chicharros' de moda

Foto: Bienvenidos al gran casino bursátil español: el lugar donde triunfar con el agua al cuello

¡Hagan sus apuestas señores! La ruleta de la bolsa gira y gira, y todo puede pasar. Si la fortuna le sonríe, podrá enriquecerse con chicharros más rentables que cualquier blue chip, pero si llega tarde a la partida... puede perderlo todo. Porque aquí no se está hablando de fundamentales, sino de corazonadas, envites y apuestas en algunas de las empresas que más dudas llegan a despertar en todo el mercado español.

Al menos, eso puede deducirse cuando se mira el ránking de las compañías que más se han revalorizado desde los mínimos de la bolsa del pasado mes de junio. Fue a partir de esta fecha cuando empezó a dispararse el apetito inversor por la bolsa española y, desde entonces, los primeros puestos de la clasifición de los valores más rentables están copados por compañías que, cuanto menos, atraviesan situaciones complejas.

Desde que arrancó 2014, la estrella del parqué es Codere, sociedad en preconcurso y a la que ha dado alas una prórroga de apenas un mes. Su caso no es una excepción y otra empresa al borde del abismo, como es Vértice, se anota más de un 13%; pequeños valores como Inypsa o Tavex, compañados por la siempre volátil Zeltia, ganan más de un 15%. Incluso Colonial, que se desplomó casi un 20% el pasado 2 de enero, tras anunciarse una ampliación de capital para dar entrada a varios inversores capitaneados por Villar Mir, ha conseguido dar la vuelta a la tortilla y saldar los diez primeros días del año en positivo, tras cerrar el pasado viernes con una espectacular revalorización del 11%

Este comportamiento del mercado está en línea con lo vivido en la segunda mitad de 2013. Como puede comprobarse en la tabla, entre los valores que más se revalorizan aparecen compañías cuya actualidad ha estado marcada por complejos procesos de refinanciación, como Quabit, Urbas o Prisa; grupos cuyo futuro está ligado a sociedades en preconcurso, como ocurre con Ezentis en Vértice; pequeños valores, como Biosearch, bajo la constante sospecha de una opa y con un proceso judicial abierto sobre su primer accionista; o sociedades en pérdidas, como Montebalito, que a pesar de haber mejorado sus números rojos, opera en uno de los sectores más convulsos del momento, las renovables.

¿Qué está ocurriendo? "Lo que sucede es simple. Hace un año y medio nadie quería tener un valor cuyos ingresos mayoritarios provinieran de España, y ahora, con la prima de riesgo estrechando, ocurre justo lo contrario", explica Miguel Ángel Paz, experto de Unicorp. "Antes había miedo de perderlo todo y ahora hay miedo a perderse la recuperación. Si añadimos que son valores poco líquidos e incluso en algunos había posiciones vendedoras que están deshaciendo, ya tienes la respuesta a las subidas en forma de casino", añade.

El juego es salud

Su opinión es compartida por gran parte de la comunidad financiera que, lejos de lanzarse las manos a la cabeza por lo que podría definirse como bolsa casino, lo mira como un signo de buena salud. "Lo valoramos como un síntoma de optimismo. Además, cabe decir que este tipo de empresas necesitan mucho menos dinero para subir. A poco que haya un inversor mediano invirtiendo capital, estas compañías pueden subir mucho. Lo mismo ocurre al revés. Por eso hay tanta volatilidad en los chicharros", apunta Rodrigo García, analista de XTB.

De hecho, parte del éxito de fondos como Okavango Delta, vehículo de Abante que ha sellado 2013 con una espectacular revalorización del 75%, está en haber apostado por la renta variable española, en general, y por valores seriamente puestos en entredicho e inmersos en agónicas refinanciaciones, en particular, como FCC o Prisa.

En el caso de la compañía controlada por Esther Koplowitz, el punto de inflexión fueron los mínimos que marcó en abril, cuando, con una deuda que superaba los 7.000 millones de euros, vio como desde algunos frentes se empezaba a escribir su epitafio. Sin embargo, ocho meses después, se ha convertido en la inversión de moda, tras la entrada de Bill Gates y George Soros, que llegaron atraídos, precisamente, por el atractivo que supone dar la vuelta a una compañía.

Como señala el analista Alberto Roldán, cuando el mercado apuesta por chicharros como se está viendo actualmente, "es una cuestión puramente especulativa; pero no en el sentido literal, sino más en forma de apuesta porque se resuelvan sus problemas particulares (refinanciaciones, negocio, crecimiento...). No obstante, el problema es el de siempre, son apuestas de un riesgo muy elevado y poco fundamento valor".

Mucho más que chicharros

Sin embargo, incluso en momentos de elevada especulación como los actuales, se debe de separar el polvo de la paja. "Unas firmas y otras no son comparables. Ezentis es un modelo de empresa bien gestionada. Prisa ha conseguido salvar unas condiciones financieras muy complicadas pero la publicidad va al alza y hay un margen de menor presión para los próximos años. Hablamos de refinanciaciones agónicas, pero no hay que olvidar que hace un año se hablaba de si FCC era viable arrastrando una deuda de siete veces su ebitda", y desde entonces se ha revalorizado casi un 100%, añade Fernando Hernández, director de gestión de Inversis.

Daniel Pingarrón, de IG, comparte esta opinión. "No creo que exista un solo patrón o motivo único… tal vez, la situación más generalizada es que en un momento dado, el mercado cotizó la posible quiebra de varias de estas compañías, y el año pasado, se produjeron ciertas refinanciaciones o reestructuraciones de deuda que salvaron la situación".

Y es que no todos los valores que presentan una mayor subida desde el pasado mes de junio cumplen el mismo patrón. Dentro del top ten que lidera la bolsa española, también podemos encontrar a otras compañías como Atresmedia y Gamesa, que se anotan un 160% y un 140%, respectivamente, cuya evolución está ligada a la evolución del negocio.

En el primer caso, los inversores han premiado la mejora del sector publicitario en uno de los dos operadores televisivos dominantes en España, mientras que en el caso del fabricante de aerogeneradores se ha premiado su nuevo modelo tras ser víctima del impacto de los recortes acaecidos en el sector de las energías renovables. 

Como dice Fernando Hernández, "la clave es encontrar las historias donde hay que estar. No niego que es una bolsa casino no recomendable al inversor particular, pero también hay historias donde obtener una buena rentabilidad". Hagan sus apuestas.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios