Y DESDE 2008 FRENTE AL YEN

Del BCE a la Fed: el euro salta a máximos de seis semanas frente al dólar

Los inversores esperaban algo más, o al menos algo, de la reunión del BCE. Pero ni bajadas de tipos de interés, ni facilidad de depósito negativa, ni un nuevo LTRO, nada.

Foto: Del BCE a la Fed: el euro salta a máximos de seis semanas frente al dólar

Los inversores esperaban algo más, o al menos algo, de la reunión de la semana pasada del Banco Central Europeo (BCE). Pero ni bajadas de tipos de interés, ni facilidad de depósito negativa, ni una nueva operación de financiación bancaria a largo plazo (LTRO). Nada de nada. Se tuvieron que conformar con un discurso tibio de su presidente Mario Draghi, que mejoró sus previsiones para la economía de cara a 2014, pero que empeoró las expectativas inflacionistas para la región.

Y ahora toca esperar a la siguiente cita clave: el Comité del Mercado Abierto de la Reserva Federal (Fed) de la semana que viene. De esta manera, el euro repunta hasta máximos de seis semanas frente al dólar en los 1,3722 y desde octubre de 2008 frente al yen tras alcanzar los 141,7 yenes por euro.

No en vano, Estados Unidos sorprendió a los mercados el pasado viernes con un dato de empleo bastante mejor de lo esperado, alimentando de nuevo las especulaciones sobre el momento de la retirada de los estímulos monetarios. La primera economía del mundo creó 203.000 nuevos puestos de trabajo cuando se esperaban 185.000 y la tasa de desempleo bajó del 7,3% al 7%, cuando el mercado descontaba un descenso hasta el 7,2%.

Por este motivo, a pesar de que los analistas no preven que la Fed dé un paso hacia adelante en el llamado tapering hasta el mes de marzo, empieza a crecer la esperanza de que pudiera anunciar algo al término de su reunión mensual de dos días el próximo miércoles. Con ello, los inversores estarán pendientes de cualquier pista que se pueda filtrar desde la institución hasta la fecha. Hoy, de entrada, estarán entretenidos con la comparecencia de los presidentes de los bancos centrales de Richmond, Jeffrey Lacker, San Luis, James Bullard, y Dallas, Richard Fisher.

Eso en cuanto a Estados Unidos. En Japón la situación es bien distinta. Esta mañana se ha conocido que el déficit por cuenta corriente fue de 127.900 millones de yenes (905 millones de euros) lo que supone el primer dato negativo en nueve meses, mientras que el Gobierno ha recortado el crecimiento de su Producto Interior Bruto (PIB) entre julio y septiembre del 1,9% al 1,1% en tasa interanual. 

Unos datos que han pillado a muchos analistas por sorpresa, que esperaban una revisión al alza y que vuelven a poner en duda la efectividad real de las agresivas medidas de estímulo monetario y reformas económicas impulsadas por el primer ministro Shinzo Abe desde su llegada al poder hace un año. Por esto, se comienza a especular con la posibilidad de que el Banco de Japón pueda acometer nuevas medidas de flexibilización para alcanzar su meta de situar la inflación en el 2% en 2015.

 

 

 

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios