AGILIZAR LOS PLAZOS DE APROBACIÓN

CNMV reduce a 5 días el plazo para tramitar emisiones de renta fija y pagarés

La CNMV ha reducido a cinco días el plazo para tramitar las emisiones de renta fija y pagarés que estén destinadas a inversores profesionales.

Foto: CNMV reduce a 5 días el plazo para tramitar emisiones de renta fija y pagarés
La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha reducido a cinco días el plazo para tramitar las emisiones de renta fija y pagarés que estén destinadas a inversores profesionales, según ha informado hoy el supervisor bursátil en un comunicado.

La CNMV ha aprobado una serie de modificaciones de las Guías de Emisión de Renta Fija y de Pagarés para agilizar y acortar los plazos de aprobación de los folletos y fomentar que las empresas registren sus emisiones en el mercado español, según ha explicado.

Así, a partir de ahora, el supervisor se compromete a verificar en un plazo de cinco días hábiles las operaciones de emisión de estos valores destinadas al mercado profesional.

En el caso de que la documentación sea incompleta, la CNMV hará sus comentarios a los borradores en cinco días hábiles y lo registrará en los cinco días posteriores desde la recepción de toda la información.

Con la revisión de estas guías para la emisión de Renta Fija y Pagarés, la CNMV pretende dar respuesta a las demandas actuales de eficacia y eficiencia del mercado "sin menoscabar, en ningún caso, la protección de los inversores", ha añadido.

Además, con ello da cumplimiento al compromiso adquirido en el Plan de Actividades para 2013 de agilizar y simplificar, en lo posible, los trámites de las distintas áreas de actuación de la Comisión.

Según ha explicado la CNMV, uno de los cambios más significativas es la incorporación en ambas Guías de un nuevo apartado específico sobre el régimen para emisiones en el ámbito profesional, es decir, que se refieran a valores con un valor nominal superior a 100.000 euros, que el desembolso mínimo por suscriptor sea de dicha cantidad aunque el valor sea menor, o que se dirijan exclusivamente a inversores profesionales.

En ese caso, el folleto se podrá enviar en español o en inglés y los contenidos, excepto algunos puntos, podrán ordenase de forma voluntaria por parte del emisor.

También, la actividad supervisora de la CNMV sobre las características de los valores se centrará en que no haya condiciones que vulneren la legalidad y los folletos podrán hacer referencia a leyes y tribunales extranjeros.

Asimismo, en la Guía de Renta Fija, se simplifica la documentación que se debe aportar para darse de alta en el registro de anotaciones en cuenta y se suprimen ciertos requisitos en la solicitud de admisión a negociación de los valores en el mercado.

Por su parte, en la Guía de Pagarés se incorporan los criterios de buenas prácticas para la provisión de liquidez en las emisiones dirigidas a inversores minoristas como son la obligación de introducción de órdenes de forma continua en el horario de negociación en el mercado en el que estén admitidos los pagarés y la transparencia informativa en las cotizaciones, entre otras.

La CNMV ha añadido que se han incorporado a la Guía de Renta Fija una serie de cambios normativos recientes, nacionales y europeos, que afectan al proceso de verificación de los folletos.

Entre ellos, ha destacado el incremento de los umbrales de las excepciones de publicar folletos informativos, la inclusión de ciertas aclaraciones en relación al folleto base y a las condiciones finales, o la eliminación de ciertos supuestos en los que había que remitir obligatoriamente un suplemento.

También se han incorporado las nuevas restricciones a la comercialización entre minoristas de participaciones preferentes, deuda convertible y financiaciones subordinadas computables como recursos propios y se ha suprimido la sección relativa a aspectos particulares por tipo de valor. 
Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios