El 'billete verde' puede caer hasta los 1,40 dólares por euro... si la Fed no lo impide
  1. Mercados
cae un 3% contra el euro en 2013

El 'billete verde' puede caer hasta los 1,40 dólares por euro... si la Fed no lo impide

El dólar ha entrado en barrena. Con la disputa entre demócratas y republicanos enturbiando el panorama, Bernanke tendrá la última palabra sobre su evolución

placeholder Foto:

El dólarno encuentra motivos para subir. Esta semana, y por primera vez desde febrero, ha llegado a caer hastalos 1,36 dólares contra el euro. Son serios los nubarrones que tiene en el horizonte a corto plazo como consecuencia de la manifiesta incapacidad de los legisladores de Estados Unidos de ponerse de acuerdo a pesar de que es mucho lo que está en juego. De hecho, el cerrojazo de la administración federal después de que republicanos y demócratas no hayan logrado pactar la ampliación del gasto presupuestario no es más que un toque de atención sobre loque podría ocurrir el próximo 17 de octubre, cuando el país alcance el techo de deuda. Si no hay acuerdo, EEUU, la mayor economía del mundo, podría dejar de pagar su deuda.

Prueba de la sensibilidad del mercado ante cualquier imprevistoes el duro revés que sufrió el dólar después de que el pasado 18de septiembre el Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en ingles)sorprendiera con el retrasodel inicio de la reducción de su programa de compra de bonos. Ese miércoles, el cruce euro/dólar saltó del nivel de los 1,33 a los 1,35 dólares.

"La situación se podría catalogar de extraña, porque cuando EEUU da síntomas de debilidad el dólar se fortalece y viceversa", asegura Javier Urones, gestor de XTB. "En condiciones normales, en momentos de turbulencias e incertidumbre, en un mercado con un claro componente de aversión al riesgo, los ahorradores prefieren meter su dinero en dólares, que actúan como refugio", explica el experto. "Sin embargo, ahora con la debilidad en materia política no se está fortaleciendo porque en el mercado está tirando el factor nación", asegura.

Así, en la última semanael billete verde, lejos de subir como consecuencia de una activación del modo risk-off en los mercados ante la actual incertidumbre política en el país y la búsqueda de valores refugio por parte de los inversores,ha continuado la tendencia a la bajaque viene manteniendo en el añoy ha caído un 0,9% en cinco sesiones hasta cambiarse en 1,36 dólares por euro.

Factores que harían pensar en un dólar fuerte

Cuando el presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, anunció elcomienzo de laretirada delos estímulos,el billete verde intentó levantar el vuelo y llegó a marcar en julio máximos anuales en los 1,27 dólares por euro. Pero la mera declaración de intenciones sin hechos constatados no es suficiente.De nada importa que la Fed más pronto que tarde comiencela reducción de la compra de bonostrasinundarel mercado de billetes desde que estalló la crisis financiera en 2008, que la primera potencia mundial tenga encauzada la recuperación, queel Banco Central Europeo (BCE) esté dispuesto a poner en marcha nuevas medidas de expansión monetaria, que el escenario económico en Europa continúe siendo incierto... El dólar se mantiene impasible en niveles excesivamente bajos para este escenario.

La situación se podría catalogar de extraña, porque cuando EEUU da síntomas de debilidad el dólar se fortalece

Y es que son varios los factores que harían pensar en unosEstados Unidos con una una divisa más fuerte. En primer lugar, se están corrigiendolos grandes déficits comerciales que sufría el país. Así, desde el 6% del PIB en 2006, el déficit por cuenta corriente de EEUU se ha reducido a la mitad.

Por otro lado, el lastre fundamental del dólar en la última década, el deterioro de las cuentas públicas, comienza a encauzarse y el endeudamiento neto -el indicador clave del déficit presupuestario-que tocó máximos en los 13,3% del PIB se prevé que acabe 2013 en el 6,6%, según el último informe delFondo Monetario Internacional, elWorldEconomicOutlook.

Finalmente, y más importante, la normalización progresiva de la política monetaria. De hecho, entre los motivos por los que se ha mantenidola debilidad del dólar después del estallido de la crisis de las hipotecas de alto riesgo en 2007 -en julio de 2008 marcó su nivel más bajo en 1,604-han sido las actuaciones emprendidaspor la Fed con medidas altamente expansivas que han llevado a los tipos de interés a mantenerse en el 0% mientras inyectaba miles de millones de dólares en el sistema.

¿Hacia los 1,40 dólares?

"La economía estadounidense crecerá con fuerza conforme se vaya recuperando el mercado de la vivienda y la energía del esquisto otorgue una ventaja en costes a la industria estadounidense", explica Trevor Greetham, director de asignación de activos deFidelity. "Estados Unidos pronto se convertirá en la primera gran región que inicia de forma efectiva un endurecimiento de su política monetaria", continúa," por lo que deberíamos ver un periodo prolongado de divergencias en materia de política monetaria que debería impulsar el atractivo relativo del dólar estadounidense", afirma el experto.

Sin embargo, el mercado no las tiene todas consigo. En este sentido, Urones defiende que "a pesar del tapering, la situación va a continuar como hasta ahora, porque la tendencia a la baja del dólar es muy fuerte". "Para revertir esta tendencia tendría que producirse un cambio brutal, como una retirada más agresiva, pero visto que el empleo no acaba de relanzarse y que mientras siga Bernanke la políticamonetaria no será tan agresiva, el dólar seguirá débil", asegura el gestor.

Por este motivo, de cara a los próximos tres meses desde XTB sitúan el dólar en el nivel de los1,3770 contra el euro y "si la tendencia sigue vigente, incluso podría acabar el año por encima de los 1,40 dólares".

En estos mismos niveles son en los que lo sitúan también los analistas deCiti. Desde un punto de vista técnico, en la entidad consideran que "el euro aún tiene camino por recorrer en su escalada frente al dólar" y lo ven, incluso, por encima de los 1,40 dólares, "un nivel que superaría el rango reciente, pero no el rango alto observado en la crisis de 1,45 dólares", explica Jose Luis Martínez Campuzano, estratega de la firma.

Y eso a pesar deque a los factores que justificarían una revalorización del dólar hay que sumarles los que hacen pensar en una devaluación del euro, como que, aunque comienzan a aparecer señales de recuperación en la región, estas todavía son muy débiles, el BCE tiene abierta de par en par la puerta a una posible bajada de tipos y es probable que anuncie nuevas medidas de liquidez.

A pesar de ello, Campuzano no está convencido de que "fuera suficiente para dar la vuelta a los elevados niveles del euro". Y añade: "Por nuestra parte comenzamos a aceptar que la moneda europea se mantenga en los próximos meses en una rango de 1,35-1,37 dólares", concluye.

Dólar Reserva Federal Noticias de Europa Euro Banco Central Europeo (BCE) Divisas Tipos de interés Ben Bernanke