las claves de la recta final del año

Las diez incógnitas que se resolverán durante el último trimestre de 2013

Septiembre ya es historia. Por delante, tres meses para despedir el año. Y de ellos dependerá el balance de un ejercicio que aún promete emociones fuertes

Foto: Las diez incógnitas que se resolverán durante el último trimestre de 2013

Septiembre ya esta historia. Por delante, tres meses, los últimos de 2013, que marcarán el signo definitivo del ejercicio. Todo dependerá de la respuesta que se dé tanto en los mercados como en las altas esferas políticas y monetarias a las incógnitas que aún permanecen sobre la mesa. Hasta una decena de cuestiones relevantes están por resolver en la recta final del año. 

1. ¿Cerrará el Ibex 35 su primer año en positivo desde 2009nbsp;

El Ibex 35, índice de referencia de los mercados bursátiles españoles, ha cerrado en negativo los tres últimos ejercicios. En 2010 cedió un 17,4%; en 2011, un 13,1%; y en 2012, un 4,7%. Hasta la fecha, acumula una revalorización del 12,5% en 2013, con lo que arranca en una situación muy favorable el último trimestre para romper la secuencia bajista de los tres últimos años. 

2. ¿Firmará la deuda española su mejor año desde el nacimiento del euronbsp;

Suena increíble. Pero es cierto. En los nueve primeros meses de 2013, el rendimiento de los bonos españoles a 10 años ha descendido en casi un 19%, desde el 5,26 al 4,30%. Hay que remontarse hasta 1998, es decir, justo antes del nacimiento del euro, para ver una caída superior. Teniendo en cuenta que la rentabilidad desciende cuando sube el precio de los títulos, la deuda pública española se está convirtiendo en una de las sorpresas más rentables de 2013. A su vez, estas compras, con la consiguiente moderación de los intereses, también propician que la prima de riesgo, que mide la diferencia entre el rendimientos de los bonos españoles y alemanes a 10 años, se haya estrechado de los 395 a los 252 puntos básicos.  

3. ¿Quién será el próximo presidente de la Fednbsp;

Barack Obama aún está deshojando la margarita para elegir a la persona que sustituirá a Ben Bernanke en la presidencia de la Reserva Federal (Fed), el banco central de Estados Unidos. Y no puede esperar mucho para hacerlo, porque Bernanke se irá el próximo 31 de enero. De hecho, y a fuerza de retrasar la elección de su sustituto, Obama está complicando un proceso que amenaza con convertirse en un problema si no se despeja pronto. Sobre la mesa, una candidata principal, la actual vicepresidenta de la Fed, Janet Yellen, pero sin descartar otros nombres como los de Donald Kohn o Roger Ferguson, que ya han formado parte de la Fed. 

4. ¿Habrá acuerdo para elevar el techo de deuda en EEUU?

Elegir al próximo presidente de la Fed no será el único desafío económico que espera a Obama en el último trimestre de 2013. Otro de ellos, igualmente relevante, consistirá en intentar sellar en un acuerdo entre el Partido Demócrata y el Partido Republicano para elevar la cantidad de deuda pública que puede emitir el Tesoro estadounidense. Hasta ahora, ese límite alcanza los 16,7 billones de dólares, y si tiene que ser ampliado se debe a que, según los cálculos del propio Tesoro, se alcanzará esa cifra "a mediados de octubre". Se trata de un tema polémico por dos razones: la primera, que no será fácil que se alcance un pacto rápido por las diferencias existentes entre demócratas y republicanos porque se encuentra mezclado con la negociación del presupuesto federal, con lo que crecerá el riesgo de que la Administración estadounidense tenga que cerrar y que pueda quedarse sin dinero para afrontar el pago de su deuda; y la segunda, que una situación similar desembocó en el verano de 2011 en la única rebaja de calificación que ha sufrido EEUU. Standard & Poor's recortó su rating en un escalón, de AAA a AA-. 

5. ¿Rebrotará la crisis del euronbsp;

La crisis política abierta en Italia ha recordado a finales de septiembre que la crisis del euro puede que aún no haya dicho su última palabra. Es cierto que el muro de contención levantado por el Banco Central Europeo (BCE) con su programa de compra de deuda (OMT) ha reforzado las costuras del euro, pero también que el riesgo continúa latente. Sobre todo, porque en el horizonte aguardan amenazas como el planteamiento del tercer rescate de Grecia o la posibilidad de que Eslovenia también se vea obligada a pedir asistencia financiera. Por tanto, y aunque la tensión ha remitido durante 2013, la crisis del euro persiste como foco potencial de inestabilidad. 

6. ¿Lanzará el BCE otra inyección de liquidez a largo plazonbsp;

Aunque la Fed seguirá acaparando la principal atención dentro de los bancos centrales, otras entidades también podrían reivindicar su cuota de protagonismo. Es el caso del Banco Central Europeo (BCE). Sobre todo, en lo que respecta a la posibilidad de que active nuevas medidas para reforzar las condiciones de financiación mayoristas. Por este motivo, y tal como ha sugerido su presidente, Mario Draghi, podría ofrecer otro préstamo a largo plazo -tres años o más- para garantizar la liquidez de los bancos europeos. Tiene tres reuniones por delante para anunciarlo: la de mañana, la del 7 de noviembre y la del 5 de diciembre. 

7. ¿Firmará la industria de los fondos de inversión un año perfectonbsp;

Nueve de nueve. Es la exitosa racha que acumulan los fondos de inversión en España, que han recibido entradas netas de dinero en cada uno de los nueve meses de 2013. Este panorama, radicalmente distinto al visto en 2012, está vinculado a dos factores: el primero, el límite impuesto por el Banco de España a los depósitos bancarios; y el segundo, la mejoría vista en los mercados financieros y el consiguiente estímulo -más aún en un contexto de represión financiera- para que los ahorradores busquen otras alternativas de inversión. En este entorno, la industria aspira a cerrar un año perfecto, con suscripciones netas en todos los meses, en 2013. 

8. ¿Será el euro la divisa más fuerte del añonbsp;

Transcurridos los nueve primeros meses del año, el euro es el rey en el universo de las divisas. La divisa europea es la más fuerte entre las principales del mundo. Se aprecia contra todas, con avances que oscilan entre el 1,2% que se revaloriza contra el franco suizo y el 16% que se apunta contra el yen japonés. Frente al dólar estadounidense se aprecia un 2,5%, hasta los 1,352 dólares. 

9. ¿Sufrirá el oro su peor año desde 1981nbsp;

El oro había encadenado 12 años consecutivos al alza. Entre 2001 y 2012, todo fueron subidas, una secuencia impoluta en la que su preció se multiplicó por más de seis veces, hasta los 1.675 dólares. Pero su racha se va a acabar en 2013. Hasta la fecha, acumula una caída del 20%, hasta los 1.330 dólares. Por el momento, se trata de su mayor descenso desde 1997, año en el que su precio se hundió un 21,4%. Si supera este desplome, habría que remontarse hasta 1981, cuando bajó un 32,6%, para encontrar un retroceso mayor. 

9. ¿Estirará el petróleo su secuencia alcistanbsp;

El barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, acumula cuatro años consecutivos de subidas. Por su parte, el barril estadounidense WTI lleva tres años consecutivos de avances a su espalda. Con tres meses por delante para terminar 2013, el primero puede que interrumpa esa racha... pero el segundo lo tiene en su mano. El Brent acumula un descenso del 2,4%, hasta los 108,4 dólares, mientras que el WTI se encarece un 3,6%, hasta los 102,4 dólares. 

 

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios