Los cortos regresan a Santander mientras aflojan presión en Sabadell y Popular
  1. Mercados
SE RETIRAN DEL CAPITAL DE NH HOTELES

Los cortos regresan a Santander mientras aflojan presión en Sabadell y Popular

Además de en estas entidades, han reducido su posición en Abertis, Acciona y Acerinox, mientras que han vuelto a incrementarla dentro de Abengoa

Foto:

Los inversores bajistas o cortos, aquellos que toman posiciones en un valor a la espera de beneficiarse de futuras caídas en su cotización, plegaron velas en el capital de catorce compañías de la bolsa española mientras que incrementaron sus posiciones en otras once firmas durante las dos últimas semanas. Estos son los datos que se extraen del último registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), correspondiente al periodo que va del 6al 20 de septiembre.

En este tiempo, el sector bancario ha sido el que ha experimentado los movimientos más significativos por parte de estos inversores. En el caso de la banca mediana, el rally experimentado en las últimas semanas por Sabadell y Popular se ha visto respaldado por el cierre masivo de posiciones cortas. En el caso de la entidad catalana, los bajistas pasan de controlar el 3,27% al 1,99%, -el nivel más bajo desde el 25 de enero- lo que corrobora las hipótesis de algunos analistas que apuntaban a que el masivo cierre de cortos era el principal causante de las alzas del valor. Para la entidad presidida por Ángel Ron esta disminución es menor, si bien se sitúa en los 0,72 puntos porcentuales hasta el 0,8% del capital.

Destacable es también la vuelta de los cortos al capital de Banco Santander, donde ostentan un 0,2%. Desde la lectura del pasado 12 de julio la entidad cántabra había permanecido libre de bajistas en su capital. Todo ello en un momento en el que la entidad ha decidido incrementar su autocartera al pasar del 0,214% al 0,670%, lo que supone haber adquirido un 0,465% del capital del banco en menos de mes y medio.

Entre los valores donde también se han retirado con fuerza destacan Acerinox, donde se reducen del 6,91% al 6,22%, lo que no impide que siga siendo el segundo valor más expuesto a los zarpazos de los osos. Por su parte, en Abertis pasan del 1,12% al 0,41% y en Acciona,del 4,8% al 4,06%.

Esta misma tendencia se replica también en Técnicas Reunidas, donde pasan del 3,02% al 2,82%; en Zardoya, del 0,83% al 0,54%; en Tubacex, del 0,4% al 0,2%; en Gamesa, del 0,63% al 0,34% y en NH Hoteles, el único valor donde desaparecen por completo desde la última lectura del 0,29%.

BME, el valor donde más se incrementan

El registro correspondiente a las últimas dos semanas apenas deja subidas relevantes en lo que a bajistas se refiere. A pesar de que estos se incrementan en once valores, la mayor alza se produce en BME, donde sube en 0,33 puntos porcentuales hasta el5,71%.

También destaca el repunte en Abengoa, el valor más asfixiado por los cortos, del 7,03% al 7,23%, así como en Duro Felguera (0,3% al 0,49%), Enagás (0,68% al 0,87%), Iberdrola (0,2% al 0,4%), Jazztel (0,43% al 0,63%) y OHL (0,37% al 0,5%).

Otra forma de invertir

Las posiciones cortas o bajistas representan una opción más que tienen a su alcance los inversores para operar en bolsa. A diferencia de las posiciones alcistas o largas –más habituales-, en las que los inversores ganan cuando compran a un precio y venden luego a otro más alto, en las bajistas o cortaslas ganancias se producen cuando el precio de las acciones cae.

La clave reside enadelantarse a ese descensotomando prestados en el mercado títulos de esa empresa que son propiedad de otro accionista. Por ese préstamo, el bajista le pagará a ese accionistaunos intereses en concepto de alquiler temporal. En cuanto las tiene en su poder, el inversor bajista vende esas acciones que ha tomado prestadas a la espera de que en el futuro caigan. Si eso ocurre, las recompra a un precio más barato, con lo quese embolsa la diferencia entre el precio de venta inicial -más alto- y el precio de recompra posterior -más bajo-.Parte de esta ganancia será empleada por el inversor bajista para pagar los intereses por el alquiler de las acciones; el resto será su beneficio. Por su parte, al término de la operación el accionista original volverá a tener los títulos en su poder y se habrá llevado el importe de ese alquiler -los intereses-.

En todo este proceso, el inversor a corto está asumiendoel riesgo de que suintuiciónno se vea premiada. Si, en contra de lo que cree, las acciones suben, sufrirá las pérdidas correspondientes al pago de los intereses y la recompra de los títulos, para devolvérselos al accionista, a un precio mayor.

Noticias Banco Sabadell Noticias del Banco Popular Noadex
El redactor recomienda