Fuld, Paulson, Geithner y bernanke

Los cuatro jinetes del apocalipsis de Wall Street

Richard ‘Dick’ Severin Fuld estaba llamado a pasar a la historia económica como el gorila de Wall Street y lo hará como el rostro de la mayor crisis financiera

Foto: Richard Fuld, ex presidente de Lehman Brothers
Richard Fuld, ex presidente de Lehman Brothers

Fueron los auténticos protagonistas. La cara, los ojos, los nombres y los apellidos de las personas que no pudieron -o no quisieron- evitar la quiebra de Lehman Brothers. Los cuatro jinetes del apocalipsis del cuarto mayor banco de inversión estadounidense.

Richard ‘Dick’ Severin Fuld

Estaba llamado a pasar a la historia financiera como el gorila de Wall Street y lo hará como el rostro de la mayor crisis desde la Gran Depresión. Si en marzo de 2008, cuando Bear Stearns fue comprado por JPMorgan, alguien hubiera dicho a Richard Fuld, de 67 años de edad, que Lehman Brothers -la casa que lo vio nacer como banquero dónde entró de becario en 1969- iba a quebrar seis meses después habría sido capaz de arrancarle la cabeza.

No en vano, la principal seña de identidad en su gestión era la ferocidad. Gestionaba Lehman como “si estuviera en guerra” –en sus propias palabras- y es famosa la amenaza que hizo a los inversores que apostaban por la caída del valor en bolsa en una conferencia ante sus principales directivos en Londres: “Si encuentro a algún vendedor a la baja le arranco el corazón y me lo como delante de él mientras siga con vida”.

Una agresividad que le granjeó numerosos enemigos entre el resto de gigantes de Wall Street y que desató la devoción ciega entre sus empleados. De hecho, su carácter despiadado y su arrogancia se contagiaron a todos y cada uno de sus trabajadores, que paseaban por las calles de Nueva York con la cabeza alta y la mirada por encima del hombro.

Pero fue su ambición desmedida y su voracidad sin límites la que le impidió ver las señales de la crisis financiera que se avecinaba con el estallido de las hipotecas de alto riesgo, llamadas subprime. La entidad había asumido riesgos excesivos y la espiral de pánico que se desató en el mercado hizo el resto. Era el 14 de septiembre de 2008, Fuld le pedía a un experto en quiebras que preparara los papeles necesarios por si el banco se hundía mientras avisaba a sus hombres de confianza al otro lado del teléfono: “No creo que vayamos a quebrar esta misma tarde, pero no lo puedo asegurar al 100%. Están pasando cosas muy extrañas”, como ha relatado miles de veces el que fuera director de comunicación del banco en esos momentos, Andrew Gowers. El 15 de septiembre de 2008 Lehman Brothers se acogió a la ley de bancarrota de Estados Unidos.

Richard Fuld se mantuvo fuera del circuito financiero hasta que en abril de 2009 se incorporó al hedge fund Matrix Advisor, con sede en Nueva York. Un año más tarde fichó por el bróker Legend Securities, donde permaneció hasta 2012.

Henry Merritt ‘Hank’ Paulson

Era el hombre que estaba al otro lado del teléfono en los tres días de negociaciones desesperadas que precedieron a la quiebra de Lehman Brothers. Pero las casualidades hicieron que el secretario del Tesoro de Estados Unidos en aquel septiembre de 2008 fuera Henry Paulson, un viejo conocido, que no amigo, de Fuld.

El secretario del tesoro, henry paulson
El secretario del tesoro, henry paulson
Sus vidas profesionales habían ido en paralelo y se habían cruzado en las altas esferas de Wall Street, donde su competitividad acabó derivando en animadversión. Paulson también desarrolló toda su carrera en la misma entidad, Goldman Sachs, a la que se unió en 1974. Fue pasando por los distintos departamentos hasta convertirse en director del área de banca de inversión, de ahí dio el salto a la dirección financiera y en 1998 sucedió a Jon Corzine como consejero delegado del banco hasta que en 2006 George Bush le llamó para ponerse al frente de la Secretaría del Tesoro de Estados Unidos.

Así, la sospecha sobre los motivos que llevaron al Gobierno a no lanzar un salvavidas a Lehman como se había hecho con los casos precedentes –Bear Stearns, Fannie Mae y Freddie Mac- formará parte de la leyenda negra de la mayor quiebra en la historia de Estados Unidos. De hecho, Paulson tenía dos muertos sobre la mesa, Merrill Lynch y Lehman Brothers, ¿por qué tendió una mano al primero, forzando su compra por parte de Bank of America, y no actuó con la misma diligencia Lehman?

“Veo lo que estás haciendo por American International Group”, le dijo Fuld a Paulson por Teléfono el día después del colapso de la entidad y cuya grabación se hizo pública durante las sesiones de la Comisión Investigadora de la Crisis Financiera. “Si nos tendieras un puente pondríamos de nuevo en pie Lehman juntos. Podemos reducir esas posiciones –los activos de alto riesgo- y hacer que una gran cantidad de esa porquería se vaya”, aseguró un Fuld desesperado y lloroso.

“Dick, sé que has hecho todo lo humanamente posible”, contesta Paulson condescendiente. “Voy a decirte una cosa, nunca te rindas. Pero yo creo que lo que me pides no es posible en absoluto. Déjame volver a hablar con mi gente, pero no creo que sea posible”, concluye la conversación. Fuld no volvió a hablar con Paulson nunca más.

Tras su salida de la secretaría del Tesoro, Paulson ha enfocado su carrera a la docencia, dando conferencias y clases magistrales por las diferentes universidades del país, publicando artículos y un libro de memorias sobre el desarrollo de la crisis financiera titulado, “On the Brink” (Al borde)

Timothy Franz Geithner

Todo lo que se cuece por Wall Street pasa por el despacho del presidente de la Reserva Federal de Nueva York. En septiembre de 2008 era Timothy Geithner el que estaba al frente de la institución y ocupó uno de los papeles clave en la crisis financiera y en la quiebra de Lehman Brothers.

Geithner habla antes de la cumbre del g-20
Geithner habla antes de la cumbre del g-20
Fue el encargado de organizar el rescate y la venta de Bearn Stearns y apoyó a Henry Paulson en su decisión de rescatar a AIG, sólo dos días después de la quiebra de Lehman Brothers. Y es que es precisamente en las oficinas de la Reserva Federal de Nueva York donde se toma la decisión de dejar caer al coloso de Wall Street durante el segundo fin de semana de septiembre de 2008.

“Pasamos el fin de semana reuniendo a los grandes bancos y a las empresas de Wall Street”, recordaba en 2009 Geithner en una entrevista en Fortune. “Les dijimos, miren, vamos a ver si podemos resolver esto, pero como no estamos seguros de que podamos, vamos a hacer que ustedes trabajen con nosotros para que resolvamos cómo vamos a reducir los daños". La decisión estaba tomada, Lehman iba a caer.

Economista de profesión, ha representado un papel fundamental en la solución de la crisis financiera de Estados Unidos. De hecho, sustituyó a Paulson como secretario del Tesoro con la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca en enero de 2009 y hasta primeros de 2013, cuando fue reemplazado por Jack Lew.

Ben Shalom Bernanke

El único que permanece en el mismo cargo que ostentaba en los días más dramáticos de la historia moderna de Wall Street es Ben Bernanke y eso que ha sido duramente atacado por no prever la crisis financiera que se venía encima desde su llegada a la institución en 2006 de la mano de George Bush.

El presidente de la reserva federal, ben bernanke (efe)
El presidente de la reserva federal, ben bernanke (efe)
Pero Bernanke desempeñó un papel secundario en la quiebra de Lehman Brothers. Sus esfuerzos se volcaron en forzar a Bank of America a comprar Merrill Lynch. Al menos eso es lo que denunció en una carta que en 2009 el Fiscal General del Estado de Nueva York remitió al Congreso denunciando la situación fraudulenta de la operación.

También está en entredicho su postura en el rescate de AIG, tras las denuncias del senador republicado por Kentucky, Jim Bunning, en 2010, asegurando que había visto documentos que demuestran que Bernanke anuló las recomendaciones de su personal en el rescate del gigante asegurador y pone en duda la necesidad de haberlo llevado a cabo.

En su defensa, Bernanke siempre ha alegado que acudieron en auxilio de AIG porque constituía un "riesgo sistémico". Ahora, cinco años después de la quiebra, Bernanke apura sus úlrimos meses al frente de la Fed. Dejará el cargo el próximo 31 de enero.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios