PASAN DE OFRECER EL 3,4% AL 2,8%

Los nuevos fondos garantizados rebajan su rentabilidad un 20% en el último año

Los garantizados y los depósitos registran este año una evolución similar. No sólo tienen menos tirón entre los partícipes que en ejercicios

Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Los garantizados y los depósitos registran este año una evolución similar. No sólo tienen menos tirón entre los partícipes que en ejercicios anteriores, sino que su rentabilidad ha ido descendiendo paralelamente. De hecho, en el último año, el rendimiento de los nuevos garantizados que se han lanzado al mercado ha descendido un 20%.

    Aunque las recomendaciones del Banco de España de rebajar las rentabilidades de determinados productos financieros como depósitos o pagarés no afectan a los fondos de inversión, el descenso de las imposiciones ha propiciado que los garantizados no tengan tanta competencia y puedan ofrecer menos rendimiento. Así, mientras en el primer cuatrimestre del año pasado el retorno medio de los garantizados lanzados al mercado se situaba en el 3,4%, este año esta cifra ha descendido hasta el 2,8%, según los datos registrados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

    Muy lejos han quedado las rentabilidades de hasta el 4,5% que ofrecían ambos productos. “Los depósitos bancarios con extratipos no van a desaparecer, pero estamos viendo tipos más bajos y es previsible que continúen reduciéndose según avanza el año”, explica Gonzalo Rengifo, responsable de Pictet AM para Iberia y Latam.

    También ha contribuido a que se reduzca la rentabilidad la propia coyuntura del mercado, ya que los tipos de interés son los que marcan cuánto cuesta garantizar el principal del fondo, y cuanto más bajos están, más caro sale, por lo que las gestoras tienen menos margen para otorgar buenos resultados a los partícipes.

    Como en la actualidad los tipos están bajos –en el 0,5% tras la rebaja adoptada por el Banco Central Europeo la semana pasada-, las gestoras deben buscar soluciones, que pasan o por ampliar los vencimientos -en los plazos más largos se ofrecen rendimientos mayores-, asumir más riesgo crediticio –aumentando el riesgo del fondo- o rebajar las comisiones, que tienen un impacto directo en la rentabilidad.

    Según señala Ahorro Corporación en su informe mensual, las firmas están optando actualmente por alargar los plazos de los nuevos lanzamientos o por comercializar garantizados de renta variable, que normalmente sólo aseguran el capital inicial, mientras que la rentabilidad depende de cómo evolucione el subyacente al que está referenciado el fondo.

    Apuestas por otros fondos

    Asimismo, hay algunas gestoras que han dejado un poco de lado los garantizados y que han decidido aprovechar el tirón que tienen los fondos de rentas periódicas, que ofrecen pagos recurrentes a los inversores, lo que demandan en estos momentos.

    Además, los fondos de rentas periódicas –al igual que los garantizados- apenas requieren una gestión activa y, por tanto, los ingresos que dejan en las firmas son mayores.  “Las entidades tienen cubiertas sus necesidades de financiación, lo que ha propiciado que orienten el esfuerzo de las redes comerciales hacia productos que dejan mayores márgenes, como son los fondos de inversión”, apunta Gonzalo Rengifo.

    Esta menor proactividad de algunas firmas en la comercialización de garantizados se ha traducido en una pérdida de activos de 430 millones de euros hasta abril, según los datos de Ahorro Corporación, mientras que el resto de categorías están en positivo en el año -a excepción de los fondos inmobiliarios-.

    En este sentido, la mayor parte de los reembolsos se está registrando en los garantizados de renta variable, mientras que los de renta fija sí logran atraer activos, sobre todo los que combinan la modalidad de asegurados con el reparto de rentas.

    Mercados
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios