ES POSIBLE QUE NO NECESITE EL RESCATE

Gardiner (Barclays): "Las cuentas del Gobierno español están mejor que las de muchos otros"

¿Y si realmente lo peor de la crisis ha pasado y en España el pesimismo está tan arraigado que no nos permite ver los brotes verdes?

Foto: Gardiner (Barclays):  Las cuentas del Gobierno español están mejor que las de muchos otros
Gardiner (Barclays): "Las cuentas del Gobierno español están mejor que las de muchos otros"
Autor
Tags
    Tiempo de lectura9 min

    ¿Y si realmente lo peor de la crisis ha pasado y en España el pesimismo está tan arraigado que no nos permite ver los brotes verdes? Kevin Gardiner, director de Estrategia de Inversión de EMEA de la división de banca privada de Barclays, no solo ve el vaso medio lleno, sino que defiende que España no está tan mal como se piensa y que las cuentas del Gobierno de Mariano Rajoy están mejor que las de otros de la eurozona. De hecho, el departamento de análisis de la entidad asegura que la bolsa española es "el chollo del siglo".

    Parece que en esta crisis puede ocurrir cualquier cosa… Si hace una semana le hubiera dicho que el primer ministro italiano, Mario Monti, iba a acabar dimitiendo, ¿qué habría pensado?

    Es verdad que cualquier cosa puede ocurrir y puede haber sorpresas. Sin embargo, no es una gran sorpresa que el Gobierno italiano cambie, porque ya iba a haber elecciones en la primavera del año que viene en cualquier caso. Nuestra sensación es que, probablemente, el escenario en sentido general para Italia no va a cambiar el año que viene de forma dramática, que el nuevo primer ministro probablemente seguirá la agenda de reformas y que el señor Monti seguramente seguirá cerca.

    Pero ¿si ganara Berlusconi, teniendo en cuenta que con lo especiales que son los italianos es una posibilidad real…?

    Es posible, pero, de momento, nuestra lectura política es que es poco probable.

    ¿Y las elecciones en febrero podrían precipitar los acontecimientos como un rescate de España o, incluso, de Italia?

    Es posible, incluso para la propia España. El Gobierno de España probablemente pida ayuda financiera en algún momento de 2013, pero el hecho de pedirlo no es la cuestión más importante. Lo más importante es que ya fue decidido en el momento que el BCE dijo hace unos meses que iba a hacer todo lo posible para mantener al euro unido, incluido el propuesto OMT.

    Que el BCE use este instrumento es menos importante que el hecho de que haya dicho que lo va a hacer si el mercado lo necesita. Porque si el mercado de bonos así lo cree, puede decidir no vender deuda, con lo que las rentabilidades de la deuda española van a permanecer estables en niveles más o menos aceptables, en el 5,4%, y, si se da el caso, el sector privado va a seguir pudiendo financiarse. Por lo tanto, es posible que el Gobierno no necesite pedirlo.

    Pero ¿cuánto tiempo se puede aguantar solo con una promesa? Estamos en manos de Draghi…

    Sí, pero no completamente. Dependemos de los movimientos de los inversores internacionales y del escenario económico. Si la gente piensa que la situación económica, que por supuesto es muy complicada para España, empieza a estabilizarse, el interés por el riesgo mejorará y el sector privado decidirá seguir prestando al Gobierno español.

    Las cuentas del Gobierno español, en términos generales, están mejor que las de muchos otros gobiernos. En relación con el resto de la eurozona, el balance del Gobierno español no es tan malo. Todo depende del contexto y de las circunstancias, y yo tengo la mente abierta. Lo más importante es que, si es necesario, el BCE actuará y cuando se acepte eso, la crisis entrará en una nueva fase.

    Vamos, que eres muy optimista…

    Soy menos pesimista que la mayor parte de la gente. Pertenezco a esa parte de la comunidad inversora que piensa que el vaso está medio lleno en lugar de medio vacío.

    ¿Qué pasa con Alemania…? Parecía inmune a la crisis y ya se ha confirmado que su economía también se ha visto tocada.

    No sé si eso se puede considerar también una gran sorpresa, al menos para nosotros. Se veía venir desde hace meses que la economía alemana se estaba frenando y en el cuadro general lo que preocupa es ver si cae o simplemente ha parado para volver a crecer algo en 2013. Esta última opción es la que nos parece más clara a nosotros. Si miramos desde un punto de vista fiscal, desde la base de negocios y lo que está pasando con las exportaciones fuera de Europa, se ve una estabilización.

    Por lo tanto, creemos que la economía de la eurozona va a pasar por esto sin crecer, al menos no mucho, pero tampoco va a mostrar una caída y, para los mercados de capital que se esperan lo peor, el mero hecho de permanecer estáticos es una sorpresa positiva. Todo depende del contexto y las expectativas. Las expectativas para Europa son muy bajas y es muy fácil batirlas.

    Entonces ¿podemos afirmar que lo peor de la crisis ha pasado? 

    Somos optimistas en tanto que creemos que poco a poco se está produciendo un cambio, efectivamente.

    El gran riesgo de Europa una vez controlada la situación de España, Italia… incluso Grecia, ¿una burbuja en los bonos?

    Yo no hablaría exactamente de burbuja, ya que una burbuja implica que no hay valor en los activos que la forman y no creemos que ningún gran Gobierno no vaya a cumplir con sus obligaciones, con la excepción de Grecia.

    Cuando pincha una burbuja, el valor de los activos puede ir de 100 a 0, y ese no es el caso de la deuda soberana de la eurozona. En el mercado de bonos, algunos cotizan muy alto en comparación con otros y el riesgo está en una fuerte bajada frente a sus pares. Creo que el bund, el OAT y los treasuries están muy caros, por lo que sí podemos ver volatilidad ocasionada por un mark to market, pero no lo llamaría burbuja, porque ello implica que no hay valor subyacente.

    ¿Qué puede pasar con todos esos inversores que para protegerse han comprado bund a estos precios si finalmente los líderes europeos se ponen de acuerdo en la creación de los eurobonos?

    No creo que necesariamente tenga que preocupar a la mayoría. Es más, me parece un avance positivo en la integración de la eurozona, pero esto no va a ocurrir hasta dentro de varios años. Y cuando esto ocurra, los acuerdos fiscales entre los países miembros supondrán una integración, aunque no completa, y caminarán para que este instrumento tenga más sentido.

    Pero hay muchas incertidumbres políticas todavía a medio plazo. Por ejemplo, nosotros no estamos seguros de que Grecia vaya a permanecer en el euro, probablemente sí, pero no es definitivo; volviendo al posible rescate de España, pensamos que puede no necesitarlo, pero mientras crea una gran volatilidad…  Y, por supuesto el fiscal cliff de EEUU. Ya que estamos en una economía global todo eso afecta a los eurobonos mucho.

    Hay quién dice, y en EEUU es más evidente, que estamos en la antesala de un mercado bajista de bonos que, incluso, podría durar 30 años como el posterior a la II Guerra Mundial…

    Yo no soy tan pesimista. Pero si vemos el comportamiento de los últimos cinco años podemos prever que el mercado de bonos va a ser algo más pobre porque el mercado alcista en los bonos ha durado 30 años y cuando las rentabilidades son cero, tienes que esperar que las rentabilidades no van a subir mucho en un periodo de tiempo.

    Sin embargo, llevamos oyendo mucho tiempo advertencias sobre la caída de bonos y lo cierto es que muchos de nuestros clientes han seguido invirtiendo en ellos y han obtenido muy buenos beneficios.

    ¿Los inversores se mueven más por titulares que por fundamentales?

    No necesariamente. La forma en la que atienden a los fundamentales es acorde a sus circunstancias personales y, normalmente, desde un punto de vista institucional, miran a corto plazo, mientras que los inversores individuales miran más a largo plazo de forma más imprecisa. Ellos, aunque el precio sea algo más bajo, piensan en lo que van a obtener a vencimiento.

    ¿Cómo se gestiona una cartera en medio de este caos? ¿Hay que cambiar de estrategia cada semana?

    No del todo. Nosotros adoptamos puntos de vista a largo plazo, posturas tácticas que actualizamos una vez al mes, aunque por supuesto estamos siempre pendientes del comportamiento del mercado. Entonces decidimos cambiar las estrategias de cara a los próximos 3 a 6 meses, no cambiamos nuestro parecer muy a menudo.

    Dicho esto, los inversores deben estar diversificados, no solo deben tener bonos sino otros instrumentos y, en este sentido, nuestra inversión favorita de cara a los próximos meses es lo que podemos llamar ‘activos de riesgo’, bonos high yield de compañías que no tienen el grado de inversión porque esperamos que en 2013 las compañías lo hagan bien y no parece que vaya a haber quiebras. Rentabilidades del 6-7% son atractivas para tener en las carteras.

    Activos más líquidos, renta variable de mercados europeos que, aunque puede seguir habiendo malas noticias, están baratos y pueden mantener el rally.

    ¿Y cash?

    Algo menos del habitual porque la necesidad de seguridad se ha reducido.

    ¿Emergentes?

    Nos gusta China como una inversión a largo plazo. La renta variable china está más barata de lo que ha estado en mucho tiempo. La ralentización del crecimiento no es una sorpresa y no es dramático. Se está estabilizando y nadie espera subidas del 10% en el futuro y con las políticas monetarias del Gobierno, el crecimiento será del 7-8%, que es bueno.

    Y si continúan reformando la micro, ese 7-8% es suficiente para sacar buenos beneficios y las acciones serán atractivas. Puedes juzgar la historia económica de China a través de acciones o de forma indirecta teniendo acciones en otros mercados asiáticos como Taiwán o Corea e, incluso, de algunas compañías europeas o americanas que se benefician del precio del precio de las commodities o en el sector del automóvil.

    ¿España? Ya son varias las firmas que empiezan a recomendar renta fija y variable española.

    Siendo honesto, lo hemos tenido y no creemos que el mercado español vaya tan mal como a primeros de año. Ahora está experimentando un rally muy fuerte y creemos que va a seguir el año que viene, si estamos en lo cierto, sobre la historia de Europa y la economía global. Si es así, los mercados europeos van a seguir batiendo al resto del mundo.

    En este sentido, ciertamente hay que tener exposición a Alemania, porque es un gran país exportador y se puede beneficiar del crecimiento de EEUU y China, pero también hay que tener exposición a los periféricos más líquidos, esto es, España e Italia.

    Hay compañías de calidad en estos mercados que los inversores simplemente las han visto como españolas e italianas, y las han vendido.

    Mercados
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios