BILL O´NEILL, DIRECTOR DE INVERSIONES DE MERRILL LYNCH

El verdadero riesgo está en la burbuja que se está generando en algunos mercados de bonos

Gran parte de los deberes se están haciendo ya y el panorama se presenta algo más optimista para los meses que están por venir. Al menos

Foto: El verdadero riesgo está en la burbuja que se está generando en algunos mercados de bonos
El verdadero riesgo está en la burbuja que se está generando en algunos mercados de bonos
Autor
Tags
    Tiempo de lectura8 min

    Gran parte de los deberes se están haciendo ya y el panorama se presenta algo más optimista para los meses que están por venir. Al menos así lo creen desde Merrill Lynch, cuyo director de inversiones para EMEA, Bill O´Neill, prevé que se produzca una recuperación gradual de la eurozona en el segundo semestre de 2013.

    Por su parte, Alberto Spagnolo, director de inversiones para España y Portugal, cree que el mercado se comportará mucho mejor el año que viene y que los bancos, una vez se termine de implementar el saneamiento, se van a poner a la altura del resto de entidades europeas, siendo las más transparentes y capitalizadas.

    P- Estamos terminando un difícil 2012 y todavía hay muchos asuntos pendientes encima de la mesa: la unión bancaria y fiscal en Europa, EE.UU. y el fiscal cliff… ¿Cómo deben afrontar los inversores estos retos?

    B. O´Neill- Creo que es importante resaltar que hay todavía muchas dificultades y muchos temas pendientes a los que hay que hacer frente. Hay brotes verdes, pero eso no debe enmascarar los retos a los que hay que enfrentarse.

    Las elecciones de Estados Unidos han supuesto un punto de inflexión en cuanto a las políticas fiscales del país, porque tienen que forzar un compromiso. El señor Obama no va a ser reelegido otra vez y el quinto año de un presidente tiende a ser muy productivo.

    En general, pienso que la medicina se está administrando por los bancos centrales, esto está empezando a tener su impacto, y se ve una cierta recuperación. Dicho esto, la pregunta es si hay base para ver un movimiento de rotación desde activos muy seguros. ¿Somos lo suficientemente confiados para tener una visión de crecimiento, más allá de la simple preservación del capital? Y ahí es donde estamos todavía esperando el punto de inflexión.

    Por ello es tan importante la recuperación de la economía de Estados Unidos. Los inversores empiezan a decirse a sí mismos ‘‘vamos a ver las oportunidades en la economía de EE.UU., en la recuperación de Europa y en el mayor crecimiento de China’’ . Y si miramos en general, los precios de los activos están muy baratos, y en casos concretos como el de España lo están aún más en comparación con el resto. Dicho esto, el cash no va a ser donde van a querer estar los inversores.

    P- Sí, pero cuando echas la vista atrás, al año 2000 y las políticas monetarias llevadas a cabo por la Fed de Alan Greenspan, ves el principio de la burbuja que estalló hace cuatro años… ¿Tenemos que preocuparnos?

    B. O.- Creo que ese es el verdadero riesgo, porque claramente algunos mercados de bonos son una burbuja ya que es dinero barato. El hecho de que se produzca una fuerte rotación de activos seguros como las commodities o bonos, a otros en base al crecimiento, y que ese trasvase no sea suave, sino caótico, representa un gran peligro para los próximos dos o tres años.

    El punto es que aquí los bancos centrales no van a retirar sus medidas rápidamente y van a esperar hasta estar muy seguros de que la economía se encuentre en un camino estable de crecimiento.

    En cualquier caso, es un riesgo grande porque los activos están muy bajos y las valoraciones de algunos mercados de bonos están muy infladas. Obviamente la liquidez causa burbujas, pero en cualquier caso la renta variable no es una de ellas.

    P- Desde hace unas semanas sólo se habla del "abismo fiscal" de EE.UU. y parece que el punto álgido de la crisis en Europa ha pasado… ¿Qué región es más peligrosa en estos momentos?

    B. O.-  Representan riesgos muy diferentes. El fiscal cliff es un misterio, puede ocurrir o puede no ocurrir en seis semanas, mientras que Europa es un problema mucho más largo… En cualquier caso, ambos requieren compromiso, compartir responsabilidades y acuerdos. La prueba de verdad vendrá en los próximos meses y, si bien la situación en Europa ya se ha descontado en los mercados, ahora el foco estará en el fiscal cliff.

    P- Viendo el reciente comportamiento de los mercados, parece que lo peor de la crisis ha pasado… ¿Realmente es así o estamos en la calma que precede a la tempestad?

    B. O.- Si miras los precios en los que se encuentran mercados como el de Reino Unido, Francia, Alemania… están valorados conforme a unas condiciones excepcionales y, si hay cualquier mejora en el escenario, el dinero saldrá de ellos, aunque no será una catástrofe. El riesgo real sería que se produjera una ruptura tanto en Europa como en EE.UU. y actualmente estamos lejos de tener que preocuparnos por eso.

    P- Hablando de confianza… hace dos semanas vimos cómo el ministro de Economía, Luis de Guindos, era elegido el peor de la eurozona por el Financial Times. ¿Confían o pueden confiar los inversores en el modo en el que el Gobierno está enfrentándose a la crisis?

    B. O.- Esos estudios son engañosos y completamente inútiles. Además, las circunstancias actuales no tienen nada que ver con lo que se está haciendo, sino con las decisiones pasadas, de hace cinco a diez años.

    A. Spagnolo- Por el lado de la credibilidad o la confianza, yo creo que los próximos tres meses van a ser clave para ver si el inversor extranjero confía o no en España. Está empezando a confiar, pero aquí hay que seguir ejecutando y mostrando lo que se está haciendo. Rajoy tendrá que ir a Bruselas dentro de tres meses con los papeles para decir: ‘Señores, estoy cumpliendo. Me ha costado empezar, pero ahora estoy teniendo datos positivos… y si no he cumplido, me he desviado por A, por B, por C o por D’.

    Y, evidentemente, todo eso se puede torcer en la medida en que la economía se desplome más o menos, ya que es muy dependiente de lo que hagan las economías vecinas y está totalmente ligada a lo que hagan las exportaciones.

    P- Y sobre el sistema financiero español…. La semana pasada conocimos finalmente los detalles del saneamiento y el rescate de 37.000 millones de euros, ¿es suficiente?

    A.S.- Creo que es claramente suficiente. Más que suficiente. Obviamente, si la economía española no se colapsa en los próximos años. Si la economía se colapsara, haría falta más capital. Pero esa situación es muy parecida a la de cualquier otro sistema bancario de otro país europeo. El sistema bancario en los próximos meses se va a normalizar y entonces se va a enfrentar a los mismos asuntos que el resto de entidades.

    P- Y el mayor riesgo de España para los próximos seis meses…

    A. S. Creo que probablemente sea una cuestión interna relacionada con la capacidad de cumplir con el déficit o de cumplirlo por muy poco, ya que el consenso está descartando que no va a alcanzar los objetivos. Que los números se alejen mucho del objetivo, ese es el mayor riesgo de España.

    Y en lo que a cuestiones externas se refiere, podemos sufrir muchos shocks como el resultado de las elecciones italianas, que pueden aumentar la volatilidad.

    Pero el primer punto es el clave y puede cambiar completamente la percepción que se tiene sobre el país. Es clave que mostremos una buena ejecución de los Presupuestos.

    B. O.- Y no es solo una cuestión fiscal, es muy importante que desde fuera se aprecie una buena implementación de las reformas emprendidas por España.

    P- Algunas firmas empiezan a recomendar comprar deuda soberana española… ¿Vosotros también?

    A. S.- Ya dijimos en junio que los bonos españoles no van a ser por mucho tiempo un activo a evitar, por lo que sí, creemos que hay que comprar deuda española.

    P- Y en renta variable… ¿compraríais bancos nacionalizados o en el punto de mira como Bankia o Popular?

    A. S.- No queremos dar nombres concretos pero, en general, nuestro punto de vista sobre los bancos españoles es que van a emerger como bancos normales en los próximos años, bien capitalizados y más creíbles que en el pasado. Aunque eso no implica que sean una buena oportunidad de inversión, igual que tampoco lo son los bancos europeos, dado que es un sector que va a experimentar una caída de sus márgenes de beneficio y una gran presión regulatoria.

    P.- Otros sectores…

    B. O.- Hay oportunidades en aquellos sectores dependientes de la recuperación de los mercados emergentes. Compañías de sectores relacionados con commodities, industrial, energético. Información y tecnología también van a jugar un papel importante y, en general, nosotros apostamos por el valor en sectores baratos.

    Mercados
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios