La borrachera de subastas aumenta la presión sobre la deuda periférica
  1. Mercados
CON GRECIA COMO TELÓN DE FONDO

La borrachera de subastas aumenta la presión sobre la deuda periférica

Grecia ha vuelto a entrar en otra carrera contrarreloj, y ya van unas cuantas desde que comenzó la crisis de deuda a finales de 2009. El

Foto: La borrachera de subastas aumenta la presión sobre la deuda periférica
La borrachera de subastas aumenta la presión sobre la deuda periférica

Grecia ha vuelto a entrar en otra carrera contrarreloj, y ya van unas cuantas desde que comenzó la crisis de deuda a finales de 2009. El viernes tiene que hacer frente a unos vencimientos de 5.000 millones de euros y solo tiene una oportunidad en la subasta de letras de hoy. Pero el mercado no espera que capte más de 3.000 millones por su deuda y más teniendo en cuenta la sobreoferta de deuda que hay en el primario.

Se acaba el año y los países tienen que cerrar sus necesidades de financiación como sea, después de meses evitando salir con toda la artillería como consecuencia del aumento de la presión. De hecho, Italia antes de diciembre tiene que afrontar más de 100.000 millones de euros en vencimientos. 

Así, Grecia, rescatada y con la posibilidad de una nueva quita siendo casi una realidad salvo milagro, tiene que competir este martes en el mercado con Holanda, que venderá hasta 3.000 millones de bonos a diez años; con Italia y Alemania el miércoles, con hasta 10.750 millones en total; y con Francia, con 8.500 millones. Y con Reino Unido y Japón entre medias, por no hablar de Estados Unidos.

"Creo que la oferta está desmotivando al mercado. Pero lo cierto es que llueve sobre mojado: hay una cierta actitud de esperar y ver en los inversores que no existía en septiembre y octubre", asegura a Cotizalia.com José Luis Martínez Campuzano. "Todo va muy rápido en los mercados... se pasa con facilidad del risk on al risk off, pero, por el momento, es sólo cuestión de un tipo más elevado", concluye.

Y en este escenario, aunque España ha sido de los primeros en cubrir sus necesidades de financiación para 2012, que cerró en la última subasta tras vender 4.760 millones en bonos con vencimiento a medio y largo plazo, las tensiones de Grecia no han evitado que suban todos los diferenciales de los países más débiles y, principalmente, el nuestro, ya que el país es el mayor foco de atención en la nueva etapa de la crisis de deuda.

Así, la prima de riesgo ha vuelto a acomodarse por encima de los 450 puntos básicos después de que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, asegurara la semana pasada que el motor de Europa, Alemania, estaba también tocado. Y si Alemania estornuda, el resto se constipa y España coge la gripe. De hecho, según publicaba El Confidencial, las alarmas de un rescate forzado han vuelto a encenderse en Moncloa tras la tregua de las últimas semanas.

No en vano, el principal problema que plantea España en estos momentos es que está esperando a que vuelva a ocurrir 'otra crisis' para actuar y el mensaje que manda con ello a los mercados es de que eviten los bonos soberanos del país, según asegura Société Générale en su último informe al respecto. 

Y es que España está jugando a un juego muy peligroso y, tras el susto del pasado mes de julio, cuando el spread se le fue a 600 puntos básicos, el país no puede permitirse otra situación de pánico de ese tipo. Ha salvado los muebles una vez, gracias a Draghi, pero dos puede que no tenga tanta suerte. 

Crisis de deuda Deuda pública