Chávez apuntala Petrocaribe como el faro energético para la región
  1. Mercados

Chávez apuntala Petrocaribe como el faro energético para la región

La Habana, 21 dic (EFE).- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, aprovechó hoy la IV Cumbre de Petrocaribe para ratificar su compromiso como distribuidor de crudo

La Habana, 21 dic (EFE).- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, aprovechó hoy la IV Cumbre de Petrocaribe para ratificar su compromiso como distribuidor de crudo de la región y, con más facilidades para amortizar la factura petrolera, apuntalar ese mecanismo como el faro energético del Caribe.

"Nuestro petróleo, nuestro gas, están y estarán al servicio siempre, en primer lugar, de Venezuela y al mismo tiempo de nuestros pueblos hermanos de América Latina y del Caribe, cuenten ustedes con esa decisión que es irrevocable, cuéstenos lo que nos cueste", dijo Chávez durante su discurso de inauguración.

La reunión tuvo lugar hoy en Cienfuegos, centro-sur de Cuba, con la asistencia de 11 jefes de Estado y de Gobierno de los dieciséis países miembros y bajo la batuta del presidente provisional de Cuba, Raúl Castro, y del propio Chávez.

Entre los países invitados a la reunión estuvo Honduras, cuyo ingreso en ese esquema de cooperación energética fue aprobada durante la reunión.

Raúl Castro, jefe de la delegación anfitriona en ausencia del líder cubano, Fidel Castro, convaleciente de una grave enfermedad que le obligó a delegar sus cargos en julio del año pasado, destacó que Petrocaribe es "mucho más que la solución justa" a los problemas energéticos de la región.

Pero fue Chávez quien, armado de cifras y proyecciones de suministro petrolero actuales y futuras, puso de relieve la trascendencia de un mecanismo que abarca desde el suministro de combustible a la coordinación de políticas, el desarrollo de energías alternativas, el uso eficiente de los recursos y el ahorro.

El presidente venezolano explicó que la deuda financiada acumulada por los países miembros de ese esquema durante este año asciende a 1.166 millones de dólares, una cifra que para 2010 se situará en los 4.566 millones de dólares.

Según fuentes venezolanas, ese país suministra actualmente 53.000 barriles de petróleo y derivados a los países miembros de Petrocaribe sobre una cuota total de 102.000 barriles, que por el momento no se puede alcanzar debido a las limitaciones de almacenamiento de los países beneficiarios.

Chávez adelantó la propuesta de que el pago de la parte financiada de la factura petrolera -alrededor de un 40 por ciento- sea similar a la fórmula que Venezuela y Cuba aplican en su colaboración energética y se pueda amortizar mediante "un mecanismo de compensación con el suministro de bienes y servicios".

Según dijo, la idea surgió durante la reunión que mantuvo en la tarde del jueves durante dos horas y media, según medios oficiales, con el líder cubano, Fidel Castro, en la que, además, participó Raúl Castro.

Aunque estuvo físicamente ausente de la cumbre, Fidel Castro no dejó pasar la oportunidad de enviar un mensaje a Chávez felicitándole por sus palabras durante la cumbre.

"Has estado brillante y no solo en las palabras iniciales sino también durante la reunión", indicó Fidel Castro en una misiva enviada tras la ronda de conversaciones de la mañana.

"Te felicito por la seriedad y profundidad de tus palabras.

Hablaste con claridad, precisión y brevedad. Me gustó el tono y la forma en que combinaste los datos escritos con reflexiones oportunas sobre los temas", agregó Castro.

La Cumbre finalizó en horas de la noche con la inauguración de la primera fase de la refinería de Cienfuegos, convertida ya en el buque insignia de la cooperación energética en el marco de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), de la que forman parte, además de Cuba y Venezuela, Bolivia y Nicaragua.

Raúl Castro celebró la reapertura de una instalación que requerirá una inversión total de más de 1.400 millones de dólares y que estaba cerrada desde 1995.

El también ministro de Defensa cubano subrayó que la puesta en marcha de la planta "abre una nueva etapa hacia el desarrollo de la industria petroquímica nacional".

Por su parte, Chávez indicó que la de Cienfuegos es la primera de una serie de aperturas y expansiones de plantas que PDVSA tiene previsto realizar y que supondrán la inversión de 22.000 millones de dólares en diez años. EFE jlp/rmo/arj/ao (con fotografías)