Es noticia
Menú
Majorica sale de suspensión de pagos después de cinco años de la mano de dos empresarios franceses
  1. Mercados

Majorica sale de suspensión de pagos después de cinco años de la mano de dos empresarios franceses

Han sido años muy duros para Majorica - una de las marcas españolas de joyerías más reconocidas- desde que en marzo 2002 se viera obligada a

Han sido años muy duros para Majorica - una de las marcas españolas de joyerías más reconocidas- desde que en marzo 2002 se viera obligada a declarase en suspensión de pagos tras una crisis que se iniciaba en 1998. Ahora, casi cinco años después, el Ave Fénix ha renacido de sus cenizas gracias al grupo francés Saga, que ha conseguido reflotar la compañía y levantar la suspensión de pagos.

A diciembre de 2006, y a falta del balance revisado por su auditora, Grant Thomson, Majorica ha experimentado un crecimiento anual de su beneficio del 108% gracias al aumento del 20% de las ventas. El beneficio neto la compañía asciende a 600 millones de euros, mientras que el EBITDA supera los 3 millones. Unas cifras que invitan al optimismo y que avalan la gestión realizada por Saga durante los últimos tres años.

El punto de inflexión se produjo hace tres años cuando dos empresarios franceses –Yann Sandt y Claude Ries-, afincados en Hong Kong y vinculados al sector de la joyería, deciden reflotar Majorica. Con la entrada de Saga se dejaba atrás a dos accionistas financieros -Alpha Internacional y Line Invest XXI-, que adquirieron la compañía en 1998 y 2002, respectivamente, y la llevaron a la ruina. En 2003, Saga asume la gestión de Majorica, se hace con el 50% del capital –en 2005 se hace con el 100%-, y ejecuta un plan de viabilidad que consiste en la aportación de 6 millones de euros en capital, la primera en muchos años.

Asimismo, Sandt y Ries llevan a cabo un expediente de regulación de empleo y reducen la plantilla de la fábrica en un 56%, hasta dejarla en 170 persona. Con estas y otras medidas, como la venta del inmueble y del solar de la centenaria fábrica, por la que obtiene 12,1 millones de euros, Saga consigue levantar la suspensión de pagos y liquida la totalidad de la deuda de la compañía. Un endeudamiento que se arrastraba desde 2002, cuando Alpha Internacional se desprende de Majorica.

Ahora, la compañía afronta el futuro con optimismo y con nuevos retos. En primer lugar, quiere potenciar la red de distribución nacional con el objetivo de estar presente en las 14.000 joyerías existentes en España. Asimismo, pretende incrementar los puntos de venta gestionados directamente por la empresa y revitalizar la actividad exportadora, que se ha visto seriamente afectada por la crisis de los últimos años.

Han sido años muy duros para Majorica - una de las marcas españolas de joyerías más reconocidas- desde que en marzo 2002 se viera obligada a declarase en suspensión de pagos tras una crisis que se iniciaba en 1998. Ahora, casi cinco años después, el Ave Fénix ha renacido de sus cenizas gracias al grupo francés Saga, que ha conseguido reflotar la compañía y levantar la suspensión de pagos.