Es noticia
Menú
Carballeda utiliza el dinero de los minusválidos para ‘domesticar’ a su oposición política dentro de la ONCE
  1. Mercados

Carballeda utiliza el dinero de los minusválidos para ‘domesticar’ a su oposición política dentro de la ONCE

¿Sería ético que el presidente de un país utilizara el dinero de los ciudadanos para financiar a su única oposición política y tenerla domesticada? Desde luego,

Foto: Carballeda utiliza el dinero de los minusválidos para ‘domesticar’ a su oposición política dentro de la ONCE
Carballeda utiliza el dinero de los minusválidos para ‘domesticar’ a su oposición política dentro de la ONCE

¿Sería ético que el presidente de un país utilizara el dinero de los ciudadanos para financiar a su única oposición política y tenerla domesticada? Desde luego, sería el sueño de cualquier dirigente porque así se garantizaría una legislatura muy tranquila. Pues eso es lo que está ocurriendo en la Once, la institución de ciegos que preside Miguel Carballeda y que es, en realidad, un Estado dentro un Estado.

Según ha podido saber este periódico, Alternativa Social, el partido político que es la única oposición interna a la corriente dominante liderada por Carballeda (éste suele ganar las elecciones con el 90% de los votos), recibe fondos todos los años de la Fundación Once. Esta fundación fue creada en 1987 con la obligación de destinar el 3% de los ingresos del cupón a los minusválidos no ciegos (financiar sillas de ruedas, programas de adaptación…). Fue el acuerdo al que llegó con el Gobierno de la época a cambio de que éste cerrara Prodiecu, el sorteo de los minusválidos no ciegos que le estaba restando ingresos al famoso cupón.

Pero, en vez de eso, los dirigentes de la Once utilizan este dinero para costear los gastos de Alternativa Social, liderada por Jesús María Eguino. En concreto, el año pasado recibió 33.000 euros en cuatro conceptos: equipo informático, 1.050 euros (expediente 2197/2005); acciones de coordinación y seguimiento, 14.000 euros (expediente 2198/2005); acciones de comunicación, 14.900 euros (expediente 2199/2005); y desarrollo de actuaciones extraordinarias, 2.800 euros (expediente 2200/2005).

Ya ni siquiera lo camuflan

Estos pagos se han repetido en años anteriores, pero con una diferencia: lo ocultaban bajo unos pagos a una asociación de minusválidos, Asociación de Minusválidos Sensoriales, que según el Registro de Asociaciones del Ministerio del Interior, no existe. Era, por tanto, una asociación de minusválidos pantalla a través de la cual recaudaban ese dinero, según rebeló la revista Capital. Ahora, ya ni siquiera se camufla: los pagos van directamente, sin paso previo, a Alternativa Social.

En total, la oposición política a Carballeda ha recibido en los últimos cuatro años más de 80.000 euros. Eguino declaró a la citada revista que “sin ese dinero no podríamos subsistir”. Jesús Caldera, responsable último de todo lo que ocurra en la Once como ministro de Trabajo, no ha hecho nada, pese a las numerosas cartas que ha recibido de afiliados a la Once quejándose de esta y otras situaciones publicadas por este periódico.

Miguel Durán, líder de Puedo, partido político que el ex director general de la Once ha creado para presentarse a las elecciones previstas para marzo de 2007, ha asegurado a este periódico que “esta es la prueba definitiva de que no hay oposición interna porque la única que hay está absolutamente domesticada”.

¿Sería ético que el presidente de un país utilizara el dinero de los ciudadanos para financiar a su única oposición política y tenerla domesticada? Desde luego, sería el sueño de cualquier dirigente porque así se garantizaría una legislatura muy tranquila. Pues eso es lo que está ocurriendo en la Once, la institución de ciegos que preside Miguel Carballeda y que es, en realidad, un Estado dentro un Estado.