Renfe sigue mimando a CAF: crean una sociedad conjunta para mantenimiento de trenes
  1. Mercados

Renfe sigue mimando a CAF: crean una sociedad conjunta para mantenimiento de trenes

El negocio del ferrocarril no descansa en verano. Ayer mismo, Renfe anunció la creación de Actren, una sociedad mixta formada junto a CAF (Compañía Auxiliar de

El negocio del ferrocarril no descansa en verano. Ayer mismo, Renfe anunció la creación de Actren, una sociedad mixta formada junto a CAF (Compañía Auxiliar de Ferrocarriles), donde se reparten el 49% y el 51% respectivamente, para la gestión y mantenimiento de trenes, tanto para los modelos Alvia y Civia, como para otros de alta velocidad. Y ya no sorprende que el socio sea el fabricante vasco.

Hace tan sólo una semana, Renfe concedió en exclusiva a CAF la fabricación de 107 trenes para los servicios de media distancia por un total de 588 millones de euros, acuerdo que llevaba incorporado el mantenimiento durante 14 años de los vehículos, lo que supone un gasto adicional de 368 millones. En total, un concurso por valor de 1.000 millones de euros, donde quedaron fuera los gigantes internacionales Siemens y Alstom.

Vuelve a ocurrir de nuevo. Continuando con el modelo de creación de alianzas con los fabricantes para abordar la transformación de Integria, la división de mantenimiento, reparación y transformación de la ferroviaria pública, Renfe ha recurrido a CAF para “garantizar su participación en los trabajos de mantenimiento” de los nuevos trenes adjudicados por la propia compañía.

Más alianzas

En principio, Renfe ya comparte un modelo similar con la alemana Siemens en la sociedad mixta Nertus, encargada del mantenimiento de los trenes de cercanías que operan en el cinturón de Barcelona. En teoría, la intención de la ferroviaria española es establecer una alianza con cada fabricante, de manera que existan las mismas condiciones para todos los concursantes.

De cara al futuro, está previsto que la actividad de Actren se amplíe para acoger otros proyectos de mantenimiento compartido de los trenes adjudicados en el último consejo de administración de Renfe, celebrado a finales de julio, donde CAF acaparó todos los encargos. Tantas buenas noticias no han hecho más que tirar de la acción del fabricante vasco, que acumula una revalorización anual del 22%.