La organización WWF denuncia que nos estamos comiendo el planeta
  1. Medioambiente
  2. Soy Eco
Hacia un nuevo modelo alimentario

La organización WWF denuncia que nos estamos comiendo el planeta

Si todos los seres humanos consumiéramos como un español medio, cada año necesitaríamos los recursos equivalentes a 2,5 planetas

Foto: El planeta no puede atender la actual demanda de alimentos (EFE)
El planeta no puede atender la actual demanda de alimentos (EFE)

La organización conservacionista WWF ha lanzado una nueva campaña de concienciación ciudadana bajo el lema “Alimentos seguros ahora para un futuro saludable” para alertar de que nuestra forma de producir y consumir alimentos es del todo insostenible. Para esta oenegé estamos destruyendo el planeta y poniendo en grave riesgo nuestra salud, nuestro futuro y el de millones de especies.

Consumimos de forma desmedida e irresponsable: desperdiciamos más de la tercera parte de los alimentos que producimos, destruimos la naturaleza que nos protege para conseguir nuevas tierras de cultivo y arrasamos el hogar de muchas especies amenazadas, como los últimos jaguares y orangutanes. Una ecuación nefasta para todos.

En los últimos 50 años La Tierra ha perdido un 68% de su biodiversidad debido en gran parte a la producción de alimentos

Actualmente el 40% de los alimentos que se cultivan nunca se llegan a comer, se tiran. Esto supone el desperdicio anual de unos 2.500 millones de toneladas de comida. Mientras tiramos comida y recursos, una de cada 4 personas padece hambre en el mundo.

Además de una aberración ética, económica y social, el derroche de comida es una de las principales causas indirectas de pérdida de biodiversidad y del aumento de nuestra huella sobre el planeta.

Foto: Una persona hurga en los desperdicios de un mercado de abastos. (EFE) Opinión

Según el Informe Planeta Vivo que elabora anualmente WWF, en los últimos 50 años La Tierra ha perdido un 68% de su biodiversidad, en gran parte, debido a la producción de alimentos. Perder biodiversidad es sentenciar a nuestra salud ya que la naturaleza, además de nuestra despensa, es nuestra principal “farmacia”.

La Tierra no da abasto para producir todo lo que extraemos de ella y cada año entra en números rojos mucho antes, en el conocido como Día de la Sobrecapacidad de la Tierra. Este año, el 29 julio ha sido el día de la sobrecapacidad, aquel en que agotamos todos los recursos que el planeta es capaz de producir en un año. El resto del año ya estamos viviendo de crédito. Sobreexplotando los recursos. Si todos los seres humanos viviésemos como un español medio, cada año ¡consumiríamos el equivalente a 2,5 planetas!

placeholder El derroche alimentario esta detrás de la sobreexplotación del planeta (WWF)
El derroche alimentario esta detrás de la sobreexplotación del planeta (WWF)

El actual sistema alimentario es injusto y desigual: mientras millones de personas pasan hambre, casi 2.000 millones sufren sobrepeso u obesidad. Tenemos que cambiar el modelo. Hay que producir lo suficiente para garantizar la alimentación de toda la humanidad y hacerlo de forma sostenible, aumentando la variedad de cultivos que garantice los nutrientes que necesitamos.

También supone tomar medidas para acabar con el desperdicio de alimentos y recuperar nuestra dieta mediterránea, ecológica, sana y variada. Un cambio global hacia una dieta sana y sostenible conllevaría beneficios para la salud, la naturaleza y la sociedad: evitaría el 20% de muertes prematuras y reduciría el 30% de emisiones de gases efecto invernadero vinculadas al sector alimentario, el 46% de pérdida de vida silvestre y el 40% de uso de superficie agrícola.

Foto: Naranjas ecológicas puestas a la venta en un mercado. EFE

Por nuestra salud y la del planeta, debemos reducir el consumo de carne, comer más legumbres y más frutas, hortalizas y verduras de temporada, que necesitan menos agua y energía para su producción, y elegir aquellas que sean de proximidad.

Para WWF "el momento de actuar es ahora". No podemos seguir produciendo sin sentido para tirar a la basura, manteniendo un modelo injusto para todos y pagando un precio muy alto: la destrucción de nuestra naturaleza.

Alimentos
El redactor recomienda