Crean una autopista solar para bicicletas que genera electricidad
  1. Medioambiente
  2. Soy Eco
32 kilómetros de placas solares

Crean una autopista solar para bicicletas que genera electricidad

Esta autopista especial para bicicletas está situada en medio de una carretera en Corea del Sur, entre Daejon y Sejong. Otros proyectos, tanto en China como en Holanda, tienen objetivos similares

placeholder Foto: La autopista solar para bicicletas en Corea del Sur.
La autopista solar para bicicletas en Corea del Sur.

Hay muchos países alrededor del planeta que se están esforzando por incorporar prácticas y sistemas ecológicos en sus territorios para contribuir a crear un futuro sostenible de cara a las generaciones venideras. En la actualidad, la industrialización acelerada, la deforestación con fines residenciales o comerciales y el aumento de la accesibilidad de las personas a los automóviles y otros vehículos han aumentado todo tipo de contaminación. Si esto no se controla, nos dirigiremos hacia una atmósfera poco encaminada a sustentar la vida.

Corea del Sur es uno de esos países que han apostado con fuerza por el uso de energías renovables para generar energía. Sin ir más lejos, cuentan con un proyecto innovador en forma de carril para bicicletas instalado en el centro de una carretera tradicional que discurre entre Daejon y Sejong y que han bautizado como 'autopista para bicicletas'.

Una victoria para la energía verde

Aunque parezca un lugar un tanto insólito para construir un carril para bicis, especialmente cuando hay tres carriles a cada lado del carril bici, no hay peligro para los ciclistas, pues esta vía de 32 km de longitud está resguardada, cubierta, lo que, aparte de servir de escudo, los protege de los dañinos e intensos rayos del sol, entre otras cosas. Además, el techo está cubierto con paneles solares que también generan electricidad. Todo al mismo tiempo. Y funciona.

La autopista solar para bicis

Es toda una victoria para el clima. Una solución de este tipo puede ayudar en la lucha contra el cambio climático, especialmente en relación con la sustitución de carreteras clásicas por otras equipadas con paneles solares. Sus carriles producen más electricidad de la necesaria para iluminar autopistas y proporcionar energía para las estaciones de carga orientadas a vehículos eléctricos, que cada vez son más numerosos en nuestras carreteras.

Los ciclistas entran y salen de la autopista por los túneles que separan el resto del tráfico y, en la ruta, están protegidos del tráfico a cada lado de los carriles por barreras. Sin embargo, existen algunas limitaciones en este modelo, como veremos ahora, pero estamos seguros de que se superarán y mejorarán en el futuro.

  • Entre los potenciales peligros, se encuentran la probabilidad de colisión entre los ciclistas y el tráfico antes de entrar o salir del túnel solar en algún momento. Podría darse la situación de que un conductor golpease las barreras, por ejemplo.
  • La contaminación acústica también es otro detalle a tener en cuenta (y las vistas a los lados no son muy halagüeñas).
  • La contaminación del aire por el tráfico pesado a ambos lados de la autopista para bicis puede provocar una experiencia de ciclismo poco saludable (por la posible inhalación de humos) y quizás incluso desagradable para los ciclistas que crucen la carretera.

Hay antecedentes

No es pionera en estas lides. SolaRoad, ubicada en los Países Bajos, fue el primer carril bici del mundo fabricado con paneles solares, apostando inicialmente por las llamadas autopistas inteligentes. Fue inaugurado en 2014. En este caso, la propia superficie se utiliza para almacenar energía solar; es decir, al contrario que en Corea del Sur, los ciclistas viajan encima de los paneles solares en lugar de debajo de ellos. Aunque no fue una inversión barata: algo más de 70 metros de carril bici costaron unos tres millones de euros.

Foto: Parque fotovoltaico en Extremadura. EFE

El carril bici holandés pasa por la región de Noord-Holland, una de las zonas más densamente pobladas de Europa. Debido a que los paneles están dispuestos en el suelo, están protegidos por vidrio templado de textura pesada, que probablemente cuesta mucho más que los paneles solares a día de hoy. Pero ser el primero a veces tiene su coste.

China, por su parte, también cuenta con su propia autopista solar. Construida en la capital de Shandong, Jinan, al sur de Beijing, esta autopista tiene un kilómetro de largo y puede producir 1 GWh por año para la red. Esa energía es suficiente para abastecer de electricidad hasta a 800 hogares. El objetivo del Gobierno chino es conseguir generar 1.300 GW de energía solar para el año 2050.

Las opiniones respecto a este tipo de autopistas solares para bicis son de todos los tipos. Hay quienes alaban la iniciativa y quienes opinan que habría sido mejor ubicar el carril bici a un lado de la carretera en vez de en todo el centro del trasiego de vehículos y camiones.

Cambio climático Electricidad
El redactor recomienda