Contra los cubiertos y platos de plástico de usar y tirar, llega el plátano
  1. Medioambiente
  2. Soy Eco
100% compostable

Contra los cubiertos y platos de plástico de usar y tirar, llega el plátano

La cáscara de esta popular fruta se suma a la carrera por hallar polímeros orgánicos que permitan reducir el uso de plásticos derivados del petróleo

placeholder Foto: Los platos tienen un impacto medioambiental mínimo. Foto: Chuwa Plant
Los platos tienen un impacto medioambiental mínimo. Foto: Chuwa Plant

Una startup con sede en Perú tiene la solución: platos hechos con hojas de plátano que, además, desaparecen por completo y de forma natural, apenas en dos meses. El proyecto, bautizado como Chuwa Plant, pretende proveer tanto a Perú como al resto del mundo platos biodegradables hechos con materiales naturales.

Un producto útil y biodegradable

Con el objetivo de disminuir al mínimo el uso de plástico y ayudar a salvar el planeta, este proyecto presenta una alternativa a los polímeros sintéticos derivados del petróleo, como el poliestireno, que como sabemos, tarda en descomponerse entre 500 a 1.000 años, siendo un material contaminante y que causa polución en nuestro entorno. Más aún; incluso cuando el plástico finalmente se descompone, después de centenares de años, no se está "biodegradando", sino que se convierte en microplástico que acaba diseminándose por el planeta. Por el contrario, la propuesta de Chuwa Plant ofrece platos ecológicos fabricados a base de hojas de plátano que acaban descomponiéndose de forma natural en el suelo tras 60 días. La marca bajo la que se comercializan estos platos es Bio Plant.

Se aprovecha lo que hasta ahora era un desperdicio en el cultivo de plátanos

Los empresarios peruanos Josué Soto y Rolf Torres Lizárraga son los artífices de la idea y comentaron que tras diversas conversaciones con algunos productores en la Amazonía peruana, llegaron a un acuerdo para poner un costo razonable a la fabricación de estos platos de plátano biodegradables, con objeto de obtener un poco de margen para cubrir cualquier pérdida en el cultivo del plátano.

Solución innovadora

Los platos se elaboran utilizando únicamente las hojas que se desprenden o caen de los plátanos y el tallo del árbol que queda después de la cosecha. No se talan, interfieren o dañan árboles para la producción, de esta manera se consigue aprovechar lo que de otra forma, probablemente, acabaría en un vertedero a cielo abierto.

Teniendo en cuenta que el cultivo del plátano se lleva a cabo durante todo el año en Perú, la empresa es capaz de producir estos recipientes de manera continua.

placeholder En determinadas zonas donde el cultivo de plátano es continuo durante todo el año (como en las Islas Canarias), esta iniciativa puede tener un gran valor. Foto: Chuwa Plant
En determinadas zonas donde el cultivo de plátano es continuo durante todo el año (como en las Islas Canarias), esta iniciativa puede tener un gran valor. Foto: Chuwa Plant

Los platos, una vez fabricados, se asemejan mucho a las propias hojas naturales de los plataneros, lo que ayuda visualmente a la conciencia medioambiental que tanto nos preocupa en las últimas décadas. Los fabrican de diversas formas, como rectangulares, de 22 x 16 x 3 centímetros, por ejemplo o también circulares para portar caldos o potajes. También son resistentes a diversas temperaturas, líquidos y se pueden utilizar para servir cualquier tipo de comida.

De hecho, el grupo Chuwa Plant también ha elaborado estos platos en el pasado con celulosa de papel y cartón, siendo todos desechables y capaces de portar sopas, carnes... el formato o textura de comida que sea. La hoja de plátano consigue que lo que los platos no contienen estireno, un derivado del petróleo que sí encontramos en otro tipo de envases. Además, se trata de un material compostable, por lo que después de su uso podría añadirse a la montaña de compost para emplearlo como abono natural.

Foto: Los cultivos urbanos son uno de los futuros de la agricultura. Unsplash/@emilevictorp

Sin duda, una alternativa ingeniosa al plástico de un solo uso, lo que ayudará a reducir los desechos plásticos que, inevitablemente, están contaminando el aire y nuestros océanos. Cada vez estamos más preocupados por encontrar soluciones a la reducción de la contaminación ambiental y esta idea es una más que suma a esta tendencia positiva para reemplazar productos nocivos para la Tierra y todo lo vivo que habita en ella. Poco a poco, tenemos que ir soltando esta dependencia mundial del plástico que ya es notablemente arcaica; algo que será beneficioso no solo para nosotros, sino también para el planeta.

Hazlo tú mismo

Aunque por el momento, debido a la pandemia de coronavirus que sigue azotando el mundo desde 2020, la startup ha decidido suspender temporalmente la producción de los platos Chuwa Plant, pero estamos seguros de que cuando la situación de normalidad lo permita, volverán a iniciar sus operaciones. Es más, desde la compañía invitan a desarrollar este proyecto en otros países donde existan cultivos de plátanos en gran abundancia. En la web de la empresa están disponibles en inglés y en español, a un precio más que asequible, los pasos a seguir para producir platos de corteza de tallo de plátano a escala piloto.

Reciclaje Mundo sostenible
El redactor recomienda