Es noticia
Menú
Audio: la alondra que dice su propio nombre
  1. Medioambiente
  2. Naturaleza
Sábados de campo

Audio: la alondra que dice su propio nombre

Esta ave está en un serio peligro. Desde SEO/Birdlife avisan de que es probable que sea la próxima especie que se extinga en Andalucía. Eso implicaría dejar de escuchar su particular canto en nuestros campos

Foto: Una alondra ricotí. Foto: Carlos de Hita
Una alondra ricotí. Foto: Carlos de Hita

Antes del amanecer, cuando en los páramos se dibuja la línea del horizonte, una doble nota líquida, silbada, sale de los guijarros del suelo. Sigue una palabra simple, bien delineada, el canto con el que una especie de alondra deletrea su nombre: ricotí.

Y al hablar con tanta claridad, la alondra ricotí establece una diferencia con el resto de sus parientes, los aláudidos - alondras en el cielo, terreras en el suelo, cogujadas comunes y montesinas en lindes y majanos-, quienes, por lo general, se comunican con un parloteo largo, entrelazado, en el que trinos, gorjeos, silabas largas, componen un auténtico acertijo incluso para el oído del naturalista más avezado. La ricotí es discreta. Como discretos son sus hábitos de vida.

Audio/vídeo: Carlos de Hita

Estas aves son muy escasas, duras, rústicas y siempre apegadas a su terruño, unos pocos palmos de terreno pedregoso cubierto de vegetación rastrera. Durante la primavera, cuando la vida es más fácil, las demás especies de aláudidos suben a estos páramos a cantar, pero en los meses más fríos del invierno ellas son las únicas que se mantienen firmes. Soportan el soplo del cierzo acurrucadas en el suelo, a menudo enterradas bajo una capa de nieve ventisqueada. Pasan el tiempo correteando entre los guijarros, mimetizadas en su plumaje marrón estriado. Son la quintaesencia de la resistencia, los pájaros más duros en el lugar más inhóspito. Pocos habitantes del páramo representan tan bien el espíritu de estas tierras dejadas de la mano de Dios.

Antes del amanecer, cuando en los páramos se dibuja la línea del horizonte, una doble nota líquida, silbada, sale de los guijarros del suelo. Sigue una palabra simple, bien delineada, el canto con el que una especie de alondra deletrea su nombre: ricotí.

Aves
El redactor recomienda