Es noticia
Menú
La intoxicación por plomo está causando la muerte de miles de rapaces en Europa
  1. Medioambiente
  2. Naturaleza
Una ausencia de 55.000 aves

La intoxicación por plomo está causando la muerte de miles de rapaces en Europa

Un equipo de científicos de la Universidad de Cambridge analiza el impacto del uso cinegético de municiones de plomo sobre las poblaciones de aves rapaces en Europa

Foto: Un águila real. (iStock)
Un águila real. (iStock)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El plumbismo, o envenenamiento por ingesta de plomo, es un problema que afecta a muchas aves silvestres que habitan en territorios donde se practica la caza. Según datos de la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas, entre 400.000 y 1,5 millones de aves acuáticas mueren anualmente en la Unión Europea debido a la intoxicación por plomo.

En el caso de las rapaces, el envenenamiento se produce cuando consumen presas que han resultado heridas o muertas tras un disparo y contienen restos de la munición en su carne. La ingesta de plomo puede provocar diversas alteraciones en la fisiología y comportamiento de los animales, llegando a causar la muerte en los casos más graves. El nuevo trabajo, publicado en la revista 'Science of The Total Environment', ha realizado una revisión de los datos publicados en los últimos años sobre los niveles de plomo en el hígado de los cadáveres de más de 3.000 rapaces encontradas en más de una docena de países europeos. Mediante modelos estadísticos, los autores estimaron el tamaño que habrían tenido las poblaciones de rapaces de Europa si no fuera por el impacto de ese factor adicional de mortalidad que supone el envenenamiento por plomo. Los resultados revelaron que, en 10 de las especies estudiadas, el plumbismo ha provocado la ausencia de alrededor de 55.000 aves adultas en los cielos europeos.

placeholder Imagen de un milano real en pleno vuelo. (Royal Society for the Protection of Birds)
Imagen de un milano real en pleno vuelo. (Royal Society for the Protection of Birds)

¿Cuáles son las especies más afectadas?

Según los datos que ofrece el estudio, las águilas serían uno de los grupos más afectados por el plumbismo, ya que se trata de especies longevas, que se reproducen tarde y con pocas crías al año. La población de pigargo europeo (Haliaeetus albicilla) es hoy un 14% más pequeña de lo que hubiera sido de no haber sufrido más de un siglo de exposición a niveles letales de plomo en su alimentación. De la misma forma, las poblaciones de águila real (Aquila chrysaetos) y buitre leonado (Gyps fulvus) también han sufrido una merma de un 13 y un 12% respectivamente. En el caso del azor común (Accipiter gentilis), hablaríamos de un 6%, y de un 3% para el milano real (Milvus milvus) y el aguilucho lagunero (Circus aeruginosus). En el caso del ratonero común (Buteo buteo), el impacto sería del 1,5%, pero, debido a que es una especie muy extendida, esta cifra se traduce en casi 22.000 adultos menos debido al impacto del plomo.

Una investigación llevada a cabo por los mismos autores encontró plomo en más del 99% de los faisanes cazados en el Reino Unido

Además, los investigadores tomaron datos recopilados desde la década de 1970 y rastrearon lo que denominaron ‘densidad de cazadores’ (número promedio de cazadores por kilómetro cuadrado en cada país). Tal como era de esperar, en los lugares con una mayor densidad de cazadores se encontraron más aves rapaces envenenadas.

Alternativas al plomo

El plomo es un metal tóxico que se está sustituyendo en la mayoría de sus aplicaciones (gasolina, tuberías, pinturas…), pero sigue siendo ampliamente usado en las municiones de caza. Además de provocar intoxicaciones en animales, el plomo también contamina el agua y el suelo de los ecosistemas donde se libera.
Aunque existen diversas alternativas patentadas, como por ejemplo los cartuchos de acero, lo cierto es que la munición de plomo sigue siendo mayoritaria. Una investigación llevada a cabo por los mismos autores encontró plomo en más del 99% de los faisanes cazados en el Reino Unido. "El uso generalizado y continuo de municiones de plomo significa que, a menos que las cosas cambien, la caza deportiva no puede considerarse sostenible hoy por hoy", explica el autor principal y científico conservacionista de la Universidad de Cambridge y de la Royal Society for the Protection of Birds (RSPB), Rhys Green. “Hasta ahora, los esfuerzos para alentar sustituciones voluntarias de los perdigones de plomo han sido completamente ineficaces”.

placeholder Buitre leonado. (iStock)
Buitre leonado. (iStock)

Para los autores, los resultados de este estudio deberían ser suficientes para impulsar un cambio legislativo contundente que evite la destrucción de hábitat y el envenenamiento causados por el plomo. Actualmente, solo dos países europeos —Dinamarca y Países Bajos— han prohibido el uso de perdigones de plomo. En España, la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad prohíbe el uso de plomo para la caza en humedales incluidos en el Convenio Ramsar y en la Red Natura 2000. Además, en 2020 el Parlamento Europeo votó para restringir el uso de munición de plomo en todos los humedales, y el Reglamento 1907/2006, conocido como el Reach, ha introducido en su Anexo VII una restricción para el uso de munición de plomo en humedales en general y en un perímetro de 100 metros alrededor de estos. Esta prohibición entrará en vigor en toda la Unión Europea en febrero de 2023.

“El sufrimiento evitable y la muerte de numerosas rapaces individuales por envenenamiento por plomo deberían ser suficiente para requerir el uso de alternativas no tóxicas”, indica la coautora del estudio y profesora de la Universidad de Cambridge Debbie Pain. Además, los investigadores señalan que sus estimaciones son conservadoras, ya que los datos sobre rapaces envenenadas son limitados y muy difíciles de recopilar. Para muchas especies de aves, sobre todo las más raras, no se dispone de datos suficientes como para determinar el riesgo, por lo que es probable que la cifra real de animales afectados sea mucho mayor de la estimada en el trabajo.

El plumbismo, o envenenamiento por ingesta de plomo, es un problema que afecta a muchas aves silvestres que habitan en territorios donde se practica la caza. Según datos de la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas, entre 400.000 y 1,5 millones de aves acuáticas mueren anualmente en la Unión Europea debido a la intoxicación por plomo.

Animales
El redactor recomienda