Es noticia
Menú
El ADN recogido del aire podría ayudar a proteger especies en peligro de extinción
  1. Medioambiente
  2. Naturaleza
Paso de gigante para la conservación

El ADN recogido del aire podría ayudar a proteger especies en peligro de extinción

Los científicos necesitan saber dónde están estas especies, pero no siempre es fácil de averiguar. Un nuevo enfoque no invasivo para estudiar la biodiversidad podría ser la respuesta: aspirar el ADNe para rastrear animales

Foto: Es una buena herramienta para ayudar a especies en peligro de extinción, como el orangután. (Unsplash)
Es una buena herramienta para ayudar a especies en peligro de extinción, como el orangután. (Unsplash)

Hasta ahora, el ADN ambiental, llamado ADNe, se ha utilizado desde hace varios años para rastrear la vida marina o las plantas en tierra. Pero ¿por qué no hacerlo para rastrear especies terrestres más grandes? Hasta ahora, los animales terrestres podían ser vigilados ya fuese mediante observación directa o por medio de una cámara o indirectamente, con huellas o heces de los animales.

Para averiguar si este método podría ser de utilidad, dos equipos independientes de científicos emplearon un sistema diferente para filtrar el ADNe del aire en dos zoológicos europeos: el zoo de Hamerton (Reino Unido) y el de Copenhague (Dinamarca). Ambos consiguieron detectar la presencia de numerosas especies animales dentro y fuera de los límites de sendos zoológicos. Así, los dos estudios publicados en la revista 'Current Biology' confirman que las muestras de aire de un zoológico local pueden contener suficiente ADN para identificar a los animales de su interior.

"Si el muestreo de ADNe en el aire se desarrolla con éxito, tendrá importantes implicaciones para el biomonitoreo terrestre global"

"Una cosa que hemos descubierto en la investigación del ADNe es que cualquier medio ambiental (agua, suelo, nieve, etc.) tiene el potencial de albergar ADN del que podemos tomar muestras", explica Stephen F. Spear, biólogo investigador del Servicio Geológico de EEUU, a NPR, la organización sin fines de lucro que produce programas para una red nacional de más de mil estaciones de radio en los cincuenta estados estadounidenses.

Detectando rastros de animales vivos en el aire

Los investigadores capturaron el ADN ambiental mediante distintos métodos como 'dispositivos de vacío' y analizaron las muestras. En el zoológico de Copenhague, de las 40 muestras obtenidas, consiguieron detectar hasta 49 especies, incluidos mamíferos, aves, anfibios, reptiles y peces (incluso el pequeño guppy o pez millón, que vive en el estanque de la casa de la selva tropical del zoo). Este zoológico era ideal para el experimento porque la mayoría de los animales no son nativos y sobresaldrían en un análisis de ADN.

Y, para su sorpresa, el ADNe detectado a partir de las muestras también recolectó rastros genéticos de la carne alimentada a algunos de los animales del zoológico, como el pollo y la ternera.

placeholder Esta herramienta podría servir para controlar los desplazamientos del lince ibérico, por ejemplo. (EFE)
Esta herramienta podría servir para controlar los desplazamientos del lince ibérico, por ejemplo. (EFE)

"No pensábamos que aspirar el ADN animal del aire funcionaría", comenta Kristine Bohmann de la Universidad de Copenhague. "Esta fue una ciencia de alto riesgo y alta recompensa con el potencial de ampliar los límites del biomonitoreo de vertebrados. Claramente, el cielo no es el límite".

Respecto al zoo inglés, que investigaba de forma independiente exactamente lo mismo y casi al mismo tiempo, tomaron muestras en este parque zoológico al aire libre en Cambridgeshire, Reino Unido. En este caso, los científicos pudieron detectar, utilizando filtros conectados a bombas de vacío, 25 especies (17 de ellas vivían en el zoo) incluso de algunos animales que no pertenecen al zoológico, como el erizo euroasiático, que está en peligro crítico de extinción en Reino Unido.

placeholder Encontraron ADN de erizo euroasiático, especie en peligro crítico de extinción en el Reino Unido. (Unsplash)
Encontraron ADN de erizo euroasiático, especie en peligro crítico de extinción en el Reino Unido. (Unsplash)

Ninguno de los equipos sabía que el otro grupo estaba trabajando en un experimento similar. Cada equipo se enteró del otro experimento después de haber escrito un artículo sobre sus propios resultados. En lugar de competir, decidieron combinar sus resultados y publicar sus artículos a la vez, como un todo.

Un paso fundamental

Teniendo en cuenta que una parte clave de la protección de las especies en peligro de extinción es averiguar dónde viven, esta nueva y poderosa herramienta podría ayudar de manera formidable a este objetivo. La demostración independiente de los dos estudios de ADN en el aire para el seguimiento de animales respalda el potencial del método.

Foto: Un bisonte en las 'Badlands' norteamericanas. (Andoni Canela)

"Si el muestreo de ADNe en el aire se puede desarrollar con éxito, tendrá importantes implicaciones para el biomonitoreo terrestre global", concluye Elizabeth Clare, líder del equipo de investigación de Reino Unido.

A pesar de que se necesita profundizar más en este innovador método y poder averiguar la forma de capturar todo el ADN ambiental en el aire, este descubrimiento es alentador. Los conservacionistas podrán usar estas técnicas para monitorear de forma remota las poblaciones de animales en la naturaleza, especialmente las especies en peligro de extinción como el lince ibérico en España o el bisonte americano en Estados Unidos sin necesidad de interferir en su entorno o con ellos mismos. Hemos dado un paso en la dirección correcta. Si los investigadores saben dónde viven los animales, pueden protegerlos mejor.

Hasta ahora, el ADN ambiental, llamado ADNe, se ha utilizado desde hace varios años para rastrear la vida marina o las plantas en tierra. Pero ¿por qué no hacerlo para rastrear especies terrestres más grandes? Hasta ahora, los animales terrestres podían ser vigilados ya fuese mediante observación directa o por medio de una cámara o indirectamente, con huellas o heces de los animales.

Animales
El redactor recomienda