El ataque de un oso a una vecina del Parque Natural Fuentes del Narcea fue accidental y excepcional
  1. Medioambiente
  2. Naturaleza
No hubo ensañamiento alguno

El ataque de un oso a una vecina del Parque Natural Fuentes del Narcea fue accidental y excepcional

La Fundación Oso Pardo ha emitido un comunicado en el que desmiente algunas de las noticias que se han dado del suceso. Ni hubo ensañamiento por parte del animal ni este arrastró a la víctima

placeholder Foto: Hembra de oso pardo con sus crías (EFE)
Hembra de oso pardo con sus crías (EFE)

La Fundación Oso Pardo (FOP) ha emitido un comunicado en relación con el ataque que tuvo lugar ayer domingo por la noche en el que una vecina del Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, en Asturias fue herida. En primer lugar, la FOP le desea una recuperación total y rápida a la víctima, y le manda su apoyo tanto a ella como a sus familiares, dejando claro que su recuperación es la prioridad.

En ningún momento hubo ensañamiento por parte del animal, que en absoluto arrastró a la persona por la carretera

La FOP ha participado en la prospección de campo dirigida por técnicos y agentes del Medio Natural del Gobierno del Principado de Asturias, para tratar de esclarecer las circunstancias en que se produjo el ataque.

Este tuvo lugar pasadas las nueve de la noche, cuando el oso, que salía hacia la carretera desde un camino, se encontró de forma fortuita con la mujer, que se encontraba a pocos metros, la percibió como una amenaza y la golpeó con una de sus manos, derribándola y produciéndole arañazos, para a continuación huir inmediatamente.

Debido a este incidente la mujer sufrió heridas graves en la cara y, como consecuencia de la caída, la rotura de la cadera. Pero es oportuno aclarar que en ningún momento hubo ensañamiento, ni el animal arrastró a la persona por la carretera, como se ha difundido por parte de algunos medios.

placeholder Grupo familiar de osos en libertad (EFE)
Grupo familiar de osos en libertad (EFE)

Este patrón responde a los pocos casos previos de ataque recopilados desde 1989 en España, entendiendo el ataque como encuentros agresivos con contacto físico. En concreto, se trata del octavo caso en la Cordillera Cantábrica y el primero en el núcleo occidental de osos.

Todos ellos, incluyendo este último, se han debido a encuentros súbitos y han durado pocos segundos, tras los cuales los osos han huido. También se debe señalar que el incidente se ha producido en un espacio de una importante biodiversidad, el Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, que cuenta con una saludable población de osos. Los osos cantábricos están experimentando una recuperación desde finales del siglo pasado, aunque la especie continúa estando en peligro de extinción.

Del lugar del ataque se ha recogido material genético del oso para determinar su género y otras características que puedan ayudar a identificarlo.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Comunicado
El redactor recomienda