Sobran combustibles fósiles: Europa podría recortar un 17% sin problema
  1. Medioambiente
  2. Energía
somos el 2º país con mayor excedente

Sobran combustibles fósiles: Europa podría recortar un 17% sin problema

Un nuevo informe elaborado por especialistas del Centro de Investigación de Energía y Aire limpio y de Transition Zero ha puesto de manifiesto el exceso de infraestructuras de este tipo de combustibles contaminantes en la UE

Foto: España es el segundo país de Europa que más paga por el Gas Natural. Foto: Reuters
España es el segundo país de Europa que más paga por el Gas Natural. Foto: Reuters

No siempre sopla el viento o brilla el sol, y por eso se dice que la transición energética, que prevé reemplazar a los combustibles fósiles por energías limpias para contener el calentamiento global, todavía necesita al carbón, el gas o el petróleo como fuentes de respaldo. Pero ¿estamos manteniendo más combustibles fósiles de los que necesitamos en realidad?, se pregunta Lauri Myllyvirta, analista principal del Centro de Investigación de Energía y Aire limpio (CREA). La respuesta es sí.

En la Unión Europea, se calcula que un 17% de la capacidad total instalada de carbón, gas y petróleo es prescindible. Y no sólo podría retirarse tranquilamente “sin coste político”, ya que los estados miembro “van en la buena dirección” —opina Pieter de Pous, del think tank EG3— sino que encima lograría ahorrar cada año hasta 1.900 millones de euros en costes fijos de mantenimiento y operación de las plantas.

Foto: Planta de energía de gas natural (EFE)

Así lo pone de manifiesto un informe hecho público este martes en el que especialistas de CREA y Transition Zero examinan el exceso de infraestructura de energías fósiles en los 9 países europeos con el mayor consumo y producción de carbón. Entre ellos, España. Los expertos concluyeron que Europa podría deshacerse de hasta 48,8 GW de capacidad fósil sin comprometer el suministro, incluso en los picos de demanda. La cifra no es insignificante: supera a toda la capacidad instalada de carbón en Alemania. “Los números reflejan que la solar y la eólica son mucho más confiables a la hora de mantener las luces encendidas”, señala Myllyvirta en la presentación del informe.

“El exceso de capacidad aumenta los costes globales del sistema eléctrico, y eso lo acaban pagando los consumidores”

Solo retirar los 38 GW de sobrecapacidad de las centrales de carbón evitaría aproximadamente 200 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año, “el equivalente a las emisiones totales de CO2 del Reino Unido en 2019”, detallan los autores.

Además del impacto ecológico, mantener en vano esta sobrecapacidad de energía fósil influye en los precios de la electricidad, aseguran. “El exceso de capacidad aumenta los costes globales del sistema eléctrico, y eso lo acaban pagando los consumidores”, recalca Andrei Ilas, analista de Transition Zero. Los precios de las emisiones de carbono, junto con la subida de los precios del carbón y del gas en 2021, han disparado las facturas eléctricas en Europa, repasa el informe.

placeholder Vista aérea de las instalaciones de la central térmica de Endesa en el municipio coruñés de As Pontes. Foto: EFE
Vista aérea de las instalaciones de la central térmica de Endesa en el municipio coruñés de As Pontes. Foto: EFE

“En los sistemas eléctricos en los que el número de horas de generación de las centrales de combustibles fósiles es bajo, —detallan los analistas— los precios al contado son más bajos; en pocas palabras, cuantas más horas se quemen combustibles fósiles para obtener electricidad, más alto será el precio que habrá que pagar por ello”.

Los hogares españoles son, después de los suecos, los ciudadanos europeos que más pagan por el gas, y los que asumen una de las facturas eléctricas más caras del continente. Al mismo tiempo, España es el país que cuenta con el mayor exceso de capacidad fósil en términos absolutos. En términos relativos, el que mayor sobrecapacidad tiene es República Checa, con un 38% de exceso; pero España ocupa el segundo lugar, con un 36%.

Aunque el cierre en 2020 de siete de sus centrales térmicas ha reducido casi a la mitad el exceso de capacidad de carbón, el informe aduce que España aún puede retirar al menos 5GW más sin ninguna tensión en la red. Y luego está el gas. En agosto, una investigación de Bloomberg NEF estimó que para 2025 los precios de la electricidad en este país podrían caer un 58% —respecto a los niveles actuales— si en su mix eléctrico la generación del gas fuera desplazada por más energía renovable.

placeholder Los precios de la electricidad podrían caer un 58% si en su mix eléctrico la generación del gas fuera desplazada por más energía renovable: Foto: EFE
Los precios de la electricidad podrían caer un 58% si en su mix eléctrico la generación del gas fuera desplazada por más energía renovable: Foto: EFE

Actualmente, el gas en España está “sobresuministrado y sobrecompensado”, asevera Ana Maria Jaller-Makarewicz, analista en Europe Energy. La tasa de uso respecto a la capacidad de importación está entre un 30 y un 40 por ciento, dice. Aun así, Enagás tiene asegurada la rentabilidad por parte del estado, y hasta un 92% de sus beneficios provienen de actividades reguladas.

Así, esta experta subraya que los ciudadanos de este país aún pagan por una infraestructura innecesaria y costosa a la que ha fallado una planificación que “no tuvo en cuenta la demanda apropiadamente”.

Foto: Tubería del Nodstream 2, el gasoducto que unirá Rusia directamente con Alemania a través del Báltico. Reuters

Con todo, la mayor parte del ahorro ecológico y económico vendría de abandonar el carbón: un 88% de esos casi 2.000 millones de euros que se podrían ahorrar los estados miembro de la UE cada año vendrían de abandonar las centrales térmicas más sucias e ineficientes.

Jubilar esta fuente de energía del mix europeo es algo que Pieter de Pous ve factible pues, recuerda, “desde 2012 la UE ha recortado a la mitad su capacidad de carbón”, y 19 estados miembro se han unido a la Powering Past Coal Alliance. “La UE puede liderar este asunto con un bajo coste político porque sus Estados miembros están avanzando en la dirección correcta. Gran parte de la acción ya ha tenido lugar como parte del paquete legislativo Fit for 55”, arguye.

Cambio climático Combustibles fósiles
El redactor recomienda