Abiertos 365 días: cómo hacer más sostenibles hoteles y centros comerciales
  1. Medioambiente
  2. Energía
ENCUENTRO El Confidencial-Schneider Electric

Abiertos 365 días: cómo hacer más sostenibles hoteles y centros comerciales

Los fondos Next Generation UE prevén inyectar 6.000 millones de euros en mejorar la sostenibilidad de los edificios, la segunda partida más abultada después de automoción

A finales de esto siglo, la población mundial aumentará desde los 7.000 hasta los 10.000 millones de habitantes, según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Fruto de este incremento demográfico, el número de edificios se duplicará en 2050, y cerca de dos tercios de su población vivirán en megaciudades de más de 10 millones de habitantes.

Dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la ONU prevé en su punto 11 que la transformación y una mejor gestión de las ciudades serán claves para lograr cumplir estas metas alineadas con la descarbonización del planeta. Actualmente, los edificios consumen en todo el mundo el 40% de la energía, y emiten el 36% de las emisiones de CO2. Los Acuerdos de París, firmados en 2015, establecen el objetivo de limitar el calentamiento global por debajo de los 1,5 grados centígrados, y reducir en un 55% las emisiones de gases contaminantes entre 1990 y 2030. Un objetivo inalcanzable si no se tiene en cuenta esa factura energética de los edificios; especialmente, la de los grandes consumidores, como los centros comerciales, las grandes superficies, los hoteles o las diferentes industrias, entre otros.

El encuentro digital organizado por El Confidencial y Schneider Electric con el nombre ‘Edificios terciarios: potencial de sostenibilidad y flexibilidad energética’ sirvió como punto de encuentro de diferentes sectores para debatir sobre la eficiencia de los grandes inmuebles. En el debate, participaron Jordi García, VP Digital Energy & Power Products en Schneider Electric Iberia; Catalina Alemany, directora de RSC de Riu Hotels & Resort; Ainara Ocaña, responsable de Energía, Medio Ambiente y Limpieza de Eroski; José María González, 'head of' Technical en Unibail-Rodamco-Westfield, e Ignacio Carrasco, director del Departamento Técnico de Leroy Merlin.

placeholder El gran reto de sostenibilidad de los grandes edificios es la gestión eficiente de su energía.
El gran reto de sostenibilidad de los grandes edificios es la gestión eficiente de su energía.

“Entre el 70% y el 75% de la energía que consumen los grandes edificios se gestiona de manera ineficiente”, explicó Jordi García, VP Digital Energy & Power Products en Schneider Electric Iberia. “Para que podamos cumplir con esta reducción de emisiones y ser neutros en carbono en 2050, los edificios deben presentar cuatro características: ser sostenibles; resilientes, en cuanto a las cortes de energía e interrupciones del suministros; muy eficientes para optimizar todas sus instalaciones, y, finalmente, poner el foco en el confort de las personas, ya sea una oficina, un centro comercial, una gran superficie o un hotel”, añadió García.

El error de priorizar la estética sobre la eficiencia

Catalina Alemany, directora de RSC de Riu Hotels & Resorts, apuntó que la sostenibilidad de los complejos hoteleros es una asignatura pendiente del sector. “Incluso en las renovaciones se están priorizando más la estética y el confort del cliente que la eficiencia”, señaló Alemany, al apuntar que por el tipo de actividad económica “el hotel está abierto 24 horas al día, 365 días al año, lo que influye en el consumo energético. En el sector, se tiende a confundir una factura barata con eficiencia, y son dos conceptos completamente distintos”.

Las grandes superficies y los supermercados conforman otro de los sectores que demandan una enorme cantidad de energía para funcionar, y se enfrentan al reto de gestionar un amplio abanico de inmuebles, con diferentes edades y características. “Mientras que en la obra nueva entretejes la sostenibilidad desde el principio para obtener todas las certificaciones, el reto es modernizar los edificios antiguos. Es una inversión de la que no tenemos retorno”, explicó Ainara Ocaña, responsable de Energía, Medio Ambiente y Limpieza de Eroski.

placeholder Un coche eléctrico recarga su batería en un estacionamiento.
Un coche eléctrico recarga su batería en un estacionamiento.

Además de sostenibles, resilientes, eficientes y confortables, José María González, 'head of' Technical en Unibail-Rodamco-Westfield, señaló que los grandes edificios deben presentar una característica más: estar conectados. “Es muy importante que la producción energética que generas en el autoconsumo, con la instalación de paneles fotovoltaicos o los cargadores en los estacionamientos para coches eléctricos, beneficie no solo a tu edificio, sino a los barrios que están alrededor”.

Los cambios legislativos en 2016 y 2019 sobre el autoconsumo han fomentado la instalación de paneles solares en inmuebles, con la exención de pago de peajes y la exoneración de cargos a la energía autoconsumida. Algunas comunidades autónomas están tratando de eliminar la licencia de obra para que la instalación sea más rápida, mientras que el precio de las placas solares es mucho más competitivo. Ahora, las tiendas de los principales comercios y grandes almacenes ya las incluyen en su catálogo, al igual que la asesoría técnica necesaria para el montaje de paneles fotovoltaicos.

El 'boom' del autoconsumo

“Los cambios legislativos han ayudado mucho”, destacó Ignacio Carrasco, director del Departamento Técnico de Leroy Merlin. “Antes era terrible, legalizar una planta era un proceso muy complicado, casi de ciencia ficción. La principal ventaja que tenemos es que nuestros horarios de apertura se ajustan mucho a los periodos de máxima producción del autoconsumo, lo que facilita mucho agotar casi toda la energía generada con respecto a otros sectores como los hoteles”.

"El 70% de la huella de carbono de los centros comerciales está asociado a cómo llegan los clientes al lugar" (González)

Aparte de atender la demanda de energía de sus propios edificios y crear redes conectadas con las comunidades aledañas, las grandes superficies y otros sectores del sector servicios se preparan para atender al parque automovilístico del siglo XXI. Distintos estudios prevén que el coche eléctrico modifique los hábitos de consumo de los conductores, y que el 95% de la recarga de baterías se realice en el punto de destino, ya sea el trabajo, la casa o al hacer la compra en las grandes superficies. Solo el 5% de los conductores se parará en electrolineras para repostar durante su viaje. “Los actuales edificios no están preparados para este aumento de la demanda. La única manera de gestionar estos picos en el consumo de electricidad será controlar los horarios y trabajar en el almacenamiento de la electricidad; invertir en baterías”, explicó García.

Con el aumento de las renovables en el 'mix' energético español, la capacidad de la red para generar la misma electricidad que se consume se podría ver afectada, lo que ocasionaría una mayor inestabilidad en el sistema e, incluso, interrupciones en el suministro. En este sentido, los fondos Next Generation UE prevén inyectar 6.000 millones de euros en mejorar la sostenibilidad de los edificios. Es la segunda partida más abultada después de automoción, la cual se dedicará casi en su totalidad en la producción de coches eléctricos y baterías para el almacenamiento de electricidad para coches, con cerca de 10.000 millones de euros. “El 70% de la huella de carbono de los centros comerciales está asociado a cómo llegan los clientes al lugar. Cuando se acelere la comercialización del coche eléctrico, el consumo de electricidad en los grandes inmuebles se va a disparar y será un reto para muchos sectores el poder atender esa demanda”, señaló González.

El reto de los grandes consumidores de energía

La directora de RSC de Riu Hotels & Resorts lamentó “los problemas del sector hotelero para invertir” después de la crisis desatada por la pandemia, en un momento en el que “la falta de efectivo” coincide con grandes planes de inversión público-privada. Alemany destacó también “el optimismo y la confusión” que rodean los 140.000 millones de euros que España recibirá de Bruselas entre 2021 y 2026. “Echo en falta una visión estratégica a nivel estatal de lo que tiene que hacer este país en el sector energético. Lo más positivo es que hay un espíritu de consorcio mediante el cual las grandes empresas y las pymes se unen para desarrollar proyectos articulados con el sector público”, añadió.

"Hay espíritu de consorcio entre las grandes empresas y las pymes, que se unen para crear proyectos con el sector público" (Alemany)

Los representantes de las diferentes empresas también pusieron sobre la mesa la falta de información y organización que existe entre los grandes consumidores de energía, quienes desconocen esta estrategia energética en los inmuebles terciarios.

“Nosotros, por temas de pandemia, hemos caído de pie”, apuntó la responsable de Energía, Medio Ambiente y Limpieza de Eroski sobre el “beneficio casi de récord” obtenido por esta gran superficie durante el pasado ejercicio. Sobre los planes de inversión, la petición de fondos “está orientada a esos proyectos en los cuales el retorno de inversión supera los cinco años. Somos muy expertos en nuestro terreno, pero necesitamos poner un marco común para estos planes de inversión, en los que muchas veces no decides por miedo a confundirte con la inversión”.

Estrategia común para grandes inmuebles

González, por su parte, destacó que los centros comerciales “pueden lograr una gran transformación gracias a los fondos si apuestan —por ejemplo— por las baterías de almacenamiento de electricidad para vender el excedente de su autoconsumo, o por los puntos de recarga para el coche eléctrico”. Sin embargo, el representante de Unibail-Rodamco-Westfield dijo: “Necesitamos algo más de coordinación, algo más de estrategia y, por supuesto, que vayamos todos juntos”.

placeholder Montaje de paneles fotovoltaicos.
Montaje de paneles fotovoltaicos.

Más pesimista con los fondos europeos fue el director del Departamento Técnico de Leroy Merlin, al destacar que los planes de inversión público-privada “no son nuevos”. Y puso como ejemplo los programas de ayuda al desarrollo energético y eficiencia desarrollados entre 2008 y 2010, o los fondos estructurales adjudicados por la UE entre 2014 y 2020 para paliar los efectos de la anterior crisis, en los que España presenta una de las peores tasas de absorción de la eurozona, con un 43%, según datos de la UE. “Como no arreglemos algunos problemas, vamos a repetir lo que sucedió en 2008, necesitamos una excelente gestión de las ayudas y que luego se materialicen las ayudas y los proyectos”, destacó Carrasco.

Por último, el VP Digital Energy & Power Products en Schneider Electric Iberia destacó la necesidad de analizar la eficiencia energética de los grandes inmuebles de una forma integral, que tenga en cuenta los materiales y la construcción (envolvente), y una gestión inteligente del edificio mediante la inteligencia artificial. “Los algoritmos nos van a permitir darnos cuenta de las acciones que debemos tomar. Sin la ayuda de programas de IA, no seríamos capaces de interpretar todas estas variables y datos. Hoy en día, la dificultad no está en tener datos, sino en analizarlos y convertirlos en conocimiento”, ultimó.

Eficiencia energética Eventos EC Schneider Electric Riu Hotels & Resorts Leroy Merlin Eroski
El redactor recomienda