Vuelos privados, un elevado impacto climático causado por unos pocos
  1. Medioambiente
  2. Energía
Contaminan más que los regulares

Vuelos privados, un elevado impacto climático causado por unos pocos

En numerosas ocasiones, cuando se habla de la contaminación que provoca la aviación, en lo primero que se piensa es en las grandes aerolíneas comerciales con

placeholder Foto: Los desplazamientos en jet privado son insostenibles (EFE)
Los desplazamientos en jet privado son insostenibles (EFE)

En numerosas ocasiones, cuando se habla de la contaminación que provoca la aviación, en lo primero que se piensa es en las grandes aerolíneas comerciales con las que estamos más familiarizados. Ahora, tras la reactivación económica derivada de la pandemia y la vuelta del turismo internacional, el debate entre el transporte aéreo o terrestre ha vuelto a la opinión pública para quedarse. A nivel político, son numerosas las propuestas - entre ellas la de Francia y la del Gobierno de España- de, en un futuro, cubrir las rutas aéreas de corta distancia con una mejora en la frecuencia de los viajes en ferrocarril de dichos tramos.

Foto: Foto: Reuters

Pero, lo que destapa la Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente, Transport and Environment (T&E), es que las emisiones de CO2 de los aviones privados en Europa aumentaron casi un tercio (31%) desde el 2005 hasta 2019, un incremento más acelerado que el de las emisiones en la flota de aviones comerciales. Según sus cálculos comparativos con otros medios de transporte, basándose en emisiones por pasajero y distancia recorrida, los jets privados (1.300 gCO2/pax por km) emiten 10 veces más que los aviones comerciales (128 gCO2/pax por km) y 50 veces más que los trenes (25 gCO2/pax por km).

placeholder El jet eléctrico de Airbus en vuelo (EFE)
El jet eléctrico de Airbus en vuelo (EFE)

Su informe, titulado Private jets: can the super-rich supercharge zero-emission aviation?, revela el elevado impacto de contaminación que conlleva el uso de los jets privados. En una sola hora de vuelo pueden emitir, en función del modelo, alrededor de 2 toneladas de CO2, una contaminación desmesurada si tenemos en cuenta que un habitante de la Unión Europea (UE) tiene una huella de carbono anual de 8,3 toneladas de CO2. Asimismo, tras la caída de la actividad área por causa de la Covid 19, en agosto de 2020 el pico de emisiones de la aviación privada creció mucho más rápido que el de la comercial.

Reino Unido y Francia a la cabeza

Respecto a los principales propietarios, sobre todo los que tienen de base Reino Unido (19,2%) y Francia (16,5%) -dominantes del mercado europeo de la aviación privada-, se destaca que emiten, si se combinan ambos mercados nacionales, más que el resto de los 20 Estados de la UE. Para hacernos una idea, según se indica en el informe, en Francia 1 de cada 10 vuelos son ya privados.

Foto: Avión aterrizando (REUTERS)

El top 5 se completaría con Italia (10,2%) en tercera posición, Alemania (9,9%) en la cuarta y España, al ser un foco del turismo, en la quinta (con un 9,2%). Del análisis total, obtuvieron que la distancia media de vuelo es de 500 km, lo que se asocia con rutas menos eficientes y, con ello, un aumento de factores causantes del cambio climático en manos de una parte muy reducida y privilegiada de la población.

Como sucede también en España, el tráfico aéreo privado está muy supeditado a la estacionalidad, produciéndose el pico del número de vuelos durante los meses de verano. Así, las salidas de jets privados aumentan un 50% en julio respecto a enero, llegando a un 65% si lo comparamos con el total del año. La ciudad de Niza lidera el tráfico aéreo en los meses de sol, triplicándose respecto a las demás ciudades analizadas.

Innovación en vuelos cortos

El informe también contiene una batería de soluciones y recomendaciones con el objetivo de descarbonizar este sector, en base a dos factores: El primero es el elevado patrimonio económico de los propietarios, que pueden incentivar la financiación para la investigación en tecnologías de combustibles alternativos avanzados y los aviones de cero emisiones. El segundo se deriva de la corta distancia de los vuelos, ideales para ser una buena lanzadera que permita el despliegue de nuevos prototipos eléctricos impulsados por hidrógeno, para dar paso, posteriormente, a su utilización en la aviación comercial.

placeholder El sector aéreo afronta el reto de reducir sus emisiones (EFE)
El sector aéreo afronta el reto de reducir sus emisiones (EFE)

Por último, destacan que, a la espera del desarrollo de estas tecnologías, los propios operadores, empresas y particulares deberían comprometerse para reducir sustancialmente este tipo de vuelos. Según señala Andrew Murphy, director de aviación de T&E, “los responsables políticos europeos deben empezar a gravar urgentemente los aviones privados impulsados por combustibles fósiles y prohibir su uso para 2030.

Los ingresos recaudados de los súper ricos podrían invertirse en tecnologías más ecológicas que podrían limpiar los vuelos para todos". En vista de su análisis, parece que, siguiendo sus recomendaciones, los vuelos privados se podrían reconvertir en un sector de innovación tecnológica para potenciar, en un futuro, la descarbonización de la flota comercial de larga distancia.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Contaminación Transporte Aerolíneas Energía