Cómo desarrollar centros de datos neutros en carbono en 2030
  1. Medioambiente
  2. Energía
EL CONFIDENCIAL-SCHNEIDER ELECTRIC

Cómo desarrollar centros de datos neutros en carbono en 2030

El sector digital representa el 1,4% de las emisiones globales y los centros de datos tienen parte de responsabilidad. Los expertos abogan por desarrollar una economía digital sostenible en torno al dato atrayendo inversión a España

Un vehículo antiguo con una estela de humo negro a sus espaldas en la carretera o una central térmica lanzando grandes nubes de CO₂ al cielo son algunas de las imágenes más recurrentes cuando hablamos de contaminación. Sin embargo, solemos olvidar que el simple hecho de acceder a una red social o ver una película en cualquier plataforma de internet también contamina. El sector digital representa el 1,4% del total de emisiones globales, según el Foro Económico Mundial.

La mayor parte del tráfico de internet aterriza en los ‘data centers’ o centros de datos, espacios que almacenan grandes cantidades de información. Según la Agencia Internacional de la Energía (IEA), a finales de 2019 estas infraestructuras consumían cerca del 1% del consumo global de energía. Ahora, en un mundo cada vez más conectado, la demanda de estos centros crece. ¿Cómo están haciendo frente los centros de datos al reto de reducir el consumo? ¿Cómo atraer inversión a España en infraestructuras IT (tecnología de la información) con el aumento de la demanda? ¿Qué papel juega la Administración?

Para dar respuesta a estas y otras cuestiones, El Confidencial y Schneider Electric organizaron la mesa redonda ‘Infraestructuras IT y sus retos de sostenibilidad’, la segunda del ciclo ‘Sostenibilidad y transición energética’. En el debate, participaron Pablo Ruiz Escribano, vicepresidente de las divisiones de Secure Power y Field Services en Schneider Electric Iberia; Ricardo Labarga, director general de Dell Technologies en España; Sonsoles Cid de Quevedo, directora de Ttecnología de Mutua Madrileña, y Juan Carlos Vaamonde, director de Operaciones y 'country manager' de Data4 en España.

placeholder

Ricardo Labarga, director general de Dell Technologies en España, explicó que, con el gran despegue de las nuevas tecnologías, los ‘data centers’ ya no son “las cuatro paredes” que conocíamos antes. Están en todos lados, desde los nuevos ordenadores hasta los coches autónomos: “Estos automóviles necesitan una gran potencia de cálculo para reaccionar ante un peatón, no hay tiempo de mandarlo al 5G y esperar la respuesta de frenado". En esta línea, Pablo Ruiz, vicepresidente de las divisiones de Secure Power y Field Services en Schneider Electric Iberia, destacó la importancia de desarrollar infraestructuras de diferentes tipos: desde magnos centros de datos para grandes computaciones hasta ‘data centers’ regionales cercanos a las ciudades para servicios digitales que requieran respuestas inmediatas y centros concretos para el 5G o el IoT (internet de las cosas).

Hace 10 años, Greenpeace aseguraba que, si internet fuera un país, sería el sexto más contaminante del mundo. Ahora, con la llegada del covid-19, esta afirmación cobra más fuerza que nunca por el aumento del uso de espacios virtuales. Y precisamente porque su uso es cada vez más común, "necesitamos seguir desarrollando los centros de datos desde un enfoque sostenible”, añadió el director general de Dell Technologies en España.

Cómo reducir la contaminación de los 'data centers'

El motor ya está en marcha. Recientemente, la industria europea de ‘cloud’ y del ‘data center’ estableció un pacto con el objetivo de conseguir la neutralidad de emisiones de CO₂ en los centros de datos en el año 2030. El Pacto de Centros de Datos Climáticamente Neutros es el primer compromiso de esta industria alineado con el Pacto Verde Europeo, y fue firmado por 17 asociaciones y 25 empresas europeas.

Pero ¿por qué contaminan los centros de datos? Uno de los motivos que destacó el director general de Dell Technologies en España son los discos duros o HDD: “Almacenar información en estos dispositivos rotacionales requiere de grandes cantidades de energía para lograr que se muevan y para ventilarlos, porque el propio movimiento genera mucho calor”. Por este motivo, sustituir estos servidores con disco rotacional por servidores con disco SSD (unidades de estado sólido) reduciría considerablemente el impacto, porque “en estos discos ya no hay movimiento, se calientan poco y, por tanto, necesitamos consumir mucha menos energía para refrigerarlos”.

"Antes, al contratar un centro de datos, teníamos en cuenta la fiabilidad o la escalabilidad. Ahora, la sostenibilidad ha pasado a ser esencial" (Cid)

El director de Operaciones y 'country manager' de Data4 en España apostó por dar una segunda vida a la energía consumida en los centros de datos, y puso un ejemplo: “Existen sistemas para atrapar la energía que liberan los ordenadores e introducirla en agua, de esta manera, podemos reutilizar esa energía en forma de calor en el agua colaborando con otras empresas que necesiten agua templada o caliente”.

Como consumidor final, la directora de Tecnología de Mutua Madrileña abogó por poner el foco en toda la cadena de valor y “no solo en las empresas”. En otras palabras, exigir a proveedores y clientes esa responsabilidad medioambiental: “Es importante ser sostenibles en toda la cadena de proveedores”. Sonsoles Cid también quiso recalcar el cambio de mentalidad que han vivido las compañías en los últimos años: “Antiguamente, al contratar un centro de datos, las empresas solo teníamos en cuenta variables como la fiabilidad, la disponibilidad o la escalabilidad. Ahora, la sostenibilidad ha pasado a ser esencial”, manifestó Cid.

Cómo atraer inversión en España

Durante el último año, los tres grandes jugadores mundiales de la nube pública (AWS, Microsoft y Google) anunciaron la apertura de centros de datos en nuestro país. Sin embargo, a pesar de ser una buena noticia, según los ponentes, es necesario atraer más inversión: “La demanda que requiere infraestructura IT crece, y tenemos la oportunidad de empezar a desarrollar una economía digital en torno al dato de manera sostenible”, opinó Ruiz Escribano, quien, además, añadió que con el desarrollo de un plan estratégico concreto por parte de la Administración que coordine y ordene las infraestructuras IT, conseguiremos un efecto tractor: “Con esto, además de atraer centros de datos, atraeríamos ‘startups’ y pymes relacionadas con el sector que generarían mucho valor en el país”.

"Tenemos la oportunidad de empezar a desarrollar una economía digital en torno al dato de manera sostenible" (Ruiz)

La agilidad administrativa es una de las cuestiones que los expertos consideraron primordiales para atraer inversión en un contexto en el que la digitalización avanza a pasos agigantados: "Sería muy interesante contar con algún tipo de ventanilla única para que otras empresas europeas puedan obtener licencias de forma rápida y cubrir las necesidades de los clientes al ritmo que se demanda", dijo el director de Operaciones y 'country manager' de Data4 en España, Juan Carlos Vaamonde. El Gobierno ya ha comenzado a dar pasos en este ámbito. El pasado mes de noviembre, presentó el Plan para la Conectividad y las Infraestructuras Digitales de la sociedad, la economía y los territorios, que, entre otras medidas, recoge un marco legal estable para que las infraestructuras digitales de alto impacto sean consideradas proyectos de interés público. ¿Esto qué quiere decir? Que se reducirán las cargas burocráticas para los inversores a la hora de tramitar los proyectos.

Sonsoles Cid de Quevedo, directora de Tecnología de Mutua Madrileña, coincidió con estas afirmaciones y subrayó el papel relevante de las administraciones: “Son responsables de impulsar estas normativas que nos ayudarán a conseguir los objetivos de la agenda 2030 para el desarrollo sostenible [hoja de ruta firmada por los Estados miembros de la ONU en 2015]. Por ello, son una parte esencial en el despliegue de estas infraestructuras de forma eficiente y necesitamos ir de la mano”.

placeholder

Pero para conseguir ser más competitivos, Vaamonde explicó que los centros de datos tienen que ser reconocidos como sector: “La energía representa el 40% de los costes de los ‘data centers’, pero el hecho de no ser reconocidos como sector no nos permite entrar en el grupo de electrointensivos para rebajar la factura eléctrica”, dijo. En todo caso, "ya estamos manteniendo conversaciones con distintos partidos políticos para plantearles esta cuestión", añadió Vaamonde desde Data4.

Los ponentes coincidieron en que España está muy bien posicionada y cuenta con unas características atractivas para los inversores: “Tenemos un 60% de producción de energía renovable, y eso es algo que las grandes empresas de centros de datos verán como un facilitador para cumplir con sus objetivos en materia de sostenibilidad”, expuso Carlos Vaamonde. Respecto a la posición estratégica, “desde la costa de España, podemos alcanzar América, Sudamérica, Europa y África en menos de 60 milisegundos por cable, y existen muy pocas ubicaciones en el mundo donde esto se pueda hacer”, añadió el director de Operaciones y 'country manager' de Data4 España. Bajo el agua, se ubican cientos de cables enormes por los que circula el tráfico de internet. Estas infraestructuras son las encargadas de transportar más del 95% del tráfico de voz y datos del mundo.

Eventos EC Tecnología Big Data Schneider Electric
El redactor recomienda