Es noticia
Menú
Llegan las farolas que iluminan sin conexión eléctrica (y son españolas)
  1. Medioambiente
  2. Empresa
Calles nocturnas alumbradas por el sol

Llegan las farolas que iluminan sin conexión eléctrica (y son españolas)

Ante la falta de luz natural poseen un cargador que permite conectarlas a cualquier tipo de suministro de energía y en apenas un par de horas ya están listas para su uso

Foto: La iluminación nocturna gracias al sol ya es un hecho. (Unsplash)
La iluminación nocturna gracias al sol ya es un hecho. (Unsplash)

Alumbrado con placas fotovoltaicas con cero emisiones. Así se presenta la farola solar de la compañía aragonesa NGBsolar que se carga automáticamente utilizando sus paneles solares cilíndricos integrados y cada vez hay más empresas, españolas y de todo el mundo, que presentan las ventajas -y rentabilidad- de la instalación de torres solares como estas.

La mayoría de las farolas solares se encienden y se apagan automáticamente al detectar la luz exterior usando el voltaje del panel solar y están diseñadas para funcionar durante toda la noche.

Unidad autosuficiente

En el caso de NGB, sus torres solares son una alternativa en zonas donde no existe una red eléctrica o incluso es demasiado débil para abastecer el consumo total de energía necesario (como por ejemplo una obra de construcción). Las ventajas de este tipo de alumbrado no merman cuando ha oscurecido sino que ante la falta de luz natural, el dispositivo solar tiene recursos, ya que posee un cargador que permite engancharlas a cualquier suministro de energía y apenas en un par de horas ya están listas para su uso. Funcionan independientemente de los cortes de energía y las malas condiciones climáticas. El hardware de comunicación inalámbrica que posee la farola solar, combinado con una plataforma de monitoreo online, facilita que pueda haber una perfecta administración local/remota del poste solar cilíndrico.

placeholder Farolas solares de NGB Solar.
Farolas solares de NGB Solar.

Uno de los puntos fuertes de esta farola solar, concretamente, lo representan sus paneles solares de forma cilíndrica con células solares monocristalinas de alta eficiencia, que cubren parcialmente la estructura vertical del poste de, entre cuatro y nueve metros, que está fabricado a base de fibra de vidrio. Los paneles están integrados en la parte superior de la estructura. Finalmente, ofrece iluminación LED (de entre 5200 y 8100 lúmenes) y baterías de litio de larga duración que no necesitan mantenimiento y que resultan verdaderamente eficientes (su iluminación durante toda la noche está asegurada aun cuando hay días nublados o la luz solar no llega directamente).

Por si esto fuera poco, las farolas solares también portan puertos de carga USB y sus acabados son personalizables según las necesidades de la zona de instalación. Puede añadirse una estación meteorológica, un punto de acceso WI-FI, sensores de ciudad inteligentes para medir las condiciones del entorno o detector de movimiento, entre otras.

placeholder Farolas solares de NGB Solar.
Farolas solares de NGB Solar.

Este tipo de farolas solares son resistentes a la intemperie, al agua, tienen una baja tasa de atracción de insectos, poco deslumbramiento y una gran vida útil.

Además, la presencia de una batería de iones de litio hace que las farolas solares sean una propuesta atractiva para países en desarrollo. Al estar fijada a la altura máxima del poste, también la dejan relativamente a salvo de posibles robos.

Son muy rentables, ya que no hay necesidad de pagar la electricidad todos los meses para estos sistemas de iluminación mientras haya suficiente luz solar que proporcione energía a los paneles. Y, dado que son sistemas automáticos y no requieren manipulación manual, se pueden ahorrar costos de mantenimiento y tiempo. Sin mencionar que es una tecnología respetuosa con el medio ambiente al no requerir ningún tipo de combustible: solo energía solar, que es ecológica e imperecedera.

Han tenido una gran evolución

¿Sabías que las farolas existen, al menos, desde el año 400 a.C.? Conservamos restos de su existencia en la historia en Antioquía donde, por aquel entonces, tanto la antigua Roma como Grecia, utilizaban estos dispositivos de iluminación para aumentar la seguridad en las calles, tanto para evitar tropiezos con pedruscos como para minimizar las actividades nocturnas de los amantes de lo ajeno. Tradicionalmente, existían como lámparas de aceite que, al menos, se colocaban frente a cada villa en la ciudad.

Foto: Contaminación lumínica por exceso de alumbrado. (EFE) Opinión

Mucho después, en el París de 1878, llegaría la invención de la primera farola eléctrica del mundo. Los parisinos reemplazaron las viejas linternas de gas con la lámpara de arco o las “velas de Yablochkov”. Pero, como tenían una vida útil muy corta, pronto serían reemplazadas por las farolas eléctricas con bombillas incandescentes gracias al científico estadounidense Thomas Alva Edison en 1879.

La primera farola solar se remonta a 1883, cuando un inventor estadounidense llamado Charles Fritts se atribuyó el mérito de haber fabricado la primera célula solar, aunque solo podía alcanzar una eficiencia del 1%. Las actuales tienen una eficiencia de hasta el 23%.

Alumbrado con placas fotovoltaicas con cero emisiones. Así se presenta la farola solar de la compañía aragonesa NGBsolar que se carga automáticamente utilizando sus paneles solares cilíndricos integrados y cada vez hay más empresas, españolas y de todo el mundo, que presentan las ventajas -y rentabilidad- de la instalación de torres solares como estas.

Factura de la luz Luz
El redactor recomienda