Los profesionales de la sanidad también se unen a la causa climática
  1. Medioambiente
  2. Empresa
No solo cuidan de nosotros

Los profesionales de la sanidad también se unen a la causa climática

'Salud sin daño' propone una hoja de ruta global para la descarbonización de la sanidad, la primera de este tipo, que traza el camino para alcanzar las emisiones cero del sector en 2050

placeholder Foto: El planeta también esta en urgencias (EFE)
El planeta también esta en urgencias (EFE)

La organización Health Care Without Harm (Salud sin daño) agrupa a un amplio colectivo formado por miles de profesionales del sector de la salud, la investigación, las administraciones y las organizaciones medioambientales que unen sus esfuerzos para reducir la huella medioambiental de los sistemas sanitarios en todo el mundo.

Ahora, en colaboración con la compañía de servicios Arup, esta prestigiosa organización acaba de presentar un informe en el que se describen los diferentes métodos con los que los sistemas sanitarios pueden descarbonizarse para contribuir también por su parte al cumplimiento del Acuerdo de París. Una parte que no es menor, por cierto.

Es posible conseguir una rápida disminución de las emisiones asociadas al sistema sanitario sin alterar para nada la calidad del servicio

La sanidad genera un 4,4% de las emisiones netas mundiales de gases con efecto invernadero (GEI). Si no se toman medidas, dichas emisiones se triplicarían con creces hasta alcanzar más de seis gigatoneladas anuales en 2050, lo que equivale a las emisiones anuales de 770 centrales eléctricas de carbón. En España, los cálculos realizados señalan que la asistencia sanitaria representa el 4,5% del total de las emisiones nacionales de GEI.

El estudio concluye que el 84% de las emisiones climáticas del sector proceden de los combustibles fósiles utilizados en las operaciones de las instalaciones, la cadena de suministro y la actividad economica del sector. Este uso incluye el carbón, el petróleo y el gas para abastecer a los hospitales, los viajes relacionados con la atención sanitaria y la fabricación y el transporte de productos sanitarios.

Foto: Christiana Figueres. (EFE)

La hoja de ruta identifica siete acciones de alto impacto y tres vías de descarbonización que reducirían las emisiones globales del sector en 44 gigatoneladas de media durante un periodo de 36 años, lo que equivale a las emisiones resultantes de la quema de más de 2.700 millones de barriles de petróleo cada año.

El estudio sugiere diferentes vías para cada país en función del grado de desarrollo de su sistema sanitario. Los más ricos y los más contaminantes deberán promover un descenso pronunciado, mientras que los países de renta baja tienen todavía un margen prudencial para seguir aumentando sus emisiones de GEI hasta que alcancen su punto máximo en 2030.

placeholder El sector sanitario también esta llamado a reducir sus emisiones (EFE)
El sector sanitario también esta llamado a reducir sus emisiones (EFE)

El estudio requiere que España ponga en marcha de un catálogo de acciones inmediatas y sistemáticas para conseguir una rápida disminución de las emisiones de GEI asociadas a nuestro sistema sanitario, medidas basadas en un modelo más limpio y eficiente, sin poner en riesgo la calidad de la atención a la salud.

Gracias a los profesionales

Los profesionales de la salud han ejercido un papel determinante a la hora de exigir a los gobiernos que hagan más por la acción climática. En mayo del año pasado, 40 millones de profesionales sanitarios firmaron una declaración en la que pedían a los líderes del G20 que se centraran en avanzar hacia la salud pública y la recuperación ecológica al planificar la recuperación económica tras la pandemia.

placeholder Fábrica de productos farmacéuticos (EFE)
Fábrica de productos farmacéuticos (EFE)

La relación entre nuestra salud y la del planeta esta más que demostrada. En ese sentido la revista Lancet Planetary Health daba a conocer una investigación en la que se constata que unos objetivos climáticos ambiciosos podrían contribuir a salvar millones de vidas cada año.

Los investigadores señalan algunos ejemplos de sistemas sanitarios que han adoptado planes de emisiones netas cero. El Sistema Nacional de Salud de Inglaterra, por ejemplo, ha puesto en marcha una serie de iniciativas para alcanzar hacia un objetivo de emisiones cero para 2040, y más recientemente Argentina incluyó la reducción de las emisiones de carbono de la sanidad en sus planes climáticos.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Sanidad Cambio climático Mundo sostenible
El redactor recomienda