Las empresas piden más incentivos públicos para ser competitivas y sostenibles
  1. Medioambiente
  2. Empresa
EL CONFIDENCIAL-SCHNEIDER ELECTRIC

Las empresas piden más incentivos públicos para ser competitivas y sostenibles

La pandemia ha acelerado tendencias como la emergencia climática o la digitalización. Los líderes de las empresas consideran que hay que abordarlas en conjunto y ponen el foco en la transformación digital y en el ‘big data’

Cuando estalló la crisis sanitaria del coronavirus, muchos pensaron que los problemas medioambientales y sociales pasarían a un segundo plano. Pero nada más lejos de la realidad. Las sociedades han seguido avanzando hacia un planeta cada vez más verde. Y los pasos son firmes. Ya en 2014, la Unión Europea acordó el marco de actuación en materia de clima y energía hasta el año 2030: se comprometió a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 40%. Hace unos meses, este objetivo se incrementó hasta el 55%.

Las aspiraciones de la UE son claras, pero para seguir adelante el papel de las empresas es fundamental. ¿Están en el buen camino? Solo el 29% de los profesionales con poder de decisión en las empresas cree que la sostenibilidad está totalmente integrada en los planes de recuperación pospandemia de sus corporaciones, según el informe ‘Entornos de trabajo sostenibles 2021’, de Epson.

Para abordar esta cuestión, El Confidencial y Schneider Electric organizaron la mesa redonda ‘La sostenibilidad entra en la agenda de los CEO’, la primera del ciclo 'Sostenibilidad y transición energética'. En el debate, participaron Ismael Aznar, director general de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico; Josu Ugarte, presidente de Schneider Electric Iberia; Javier Goñi, presidente y CEO de Grupo Fertiberia, y Antonio Zabalza, presidente y CEO de Ercros.

placeholder

Para que la sostenibilidad sea una realidad en las agendas de las empresas, la Administración juega un papel clave. El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que el Gobierno presentó el pasado mes de octubre ante la Comisión Europea guiará la ejecución de los 72.000 millones de euros de fondos europeos que se van a recibir en forma de ayudas directas. Estas ayudas irán destinadas a aquellas compañías que desarrollen proyectos en materia de transición ecológica, digitalización e industrialización, siempre en línea con los objetivos marcados por la Unión Europea.

Además, hace apenas dos semanas, el Consejo de Ministros dio luz verde al reparto de las primeras ayudas europeas con cargo a este plan de recuperación: serán 581 millones de euros destinados a proyectos de inversión relativos al medio ambiente. La gestión de esta partida corresponderá fundamentalmente a las comunidades autónomas. Ismael Aznar, director general de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, matizó que “una vez que el plan sea aprobado con carácter definitivo, se empezará a especificar con todos los detalles cómo acceder a cada tipo de ayuda”. Precisamente, Josu Ugarte, presidente de Schneider Electric Iberia, añadió que "es justo lo que necesitan las empresas, saber cuanto antes cuáles serán las ayudas y quién las coordinará".

El resto de ponentes también pusieron sobre la mesa su postura en materia de sostenibilidad. Javier Goñi, presidente y CEO de Fertiberia, puso el foco en el impulso de los incentivos a las grandes compañías: "El sector público debe definir los estímulos necesarios para que estas sean valientes y apuesten por innovar en materia de sostenibilidad". Desde la Administración, Ismael Aznar coincidió con esta afirmación y lo planteó como un reto: “Desde el sector público, tenemos que lograr desarrollar incentivos justos para ser competitivos en el futuro sin que esto suponga un coste para nuestras compañías y nuestro país”.

"El sector público debe definir los estímulos necesarios para que las empresas sean valientes y apuesten por innovar" (Javier Goñi)

Con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre el peligro de la emergencia climática, Ismael Aznar explicó que "desde la Administración están trabajando en programas e iniciativas en materia de educación ambiental a través del Centro Nacional de Educación Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico". En esta línea, Antonio Zabalza, presidente y CEO de Ercros, insistió en que este es un tema sobre el que hay que incidir: "El sector público tiene que desarrollar fuertes campañas de persuasión para que los directivos de las empresas sean totalmente conscientes de que la lucha contra el cambio climático no es opcional".

Una oportunidad para España

El objetivo estrella del pacto verde europeo o Green Deal —la herramienta de Europa contra el cambio climático— es ser el primer continente climáticamente neutro en 2050. Para lograrlo, Javier Goñi consideró que el reto primordial "es conseguir que los países que no forman parte de la Unión Europea vayan en esta misma dirección y a la misma velocidad para garantizar a las empresas de todo el mundo un marco de juego justo y coherente".

placeholder

Los ponentes coincidieron en que España tiene un cóctel de condiciones perfecto para aprovechar la oportunidad que supone esta estrategia de recuperación apoyada en la sostenibilidad. “Las compañías tenemos que convertir esas fortalezas en oportunidades de forma que tengamos un modelo de negocio más sostenible que, a su vez, permita un mayor retorno a los accionistas”, apuntó el CEO de Grupo Fertiberia, quien además se mostró convencido de que “podemos aspirar a ser los primeros en producir hidrógeno verde en Europa. Ya tenemos empresas con estos conocimientos”.

Antonio Zabalza hizo un comentario al respecto: “Hoy por hoy, gran parte del hidrógeno que se produce todavía no es verde". El motivo es que el proceso para extraer este gas requiere de una gran cantidad de energía. Lo ideal, según el CEO de Ercros, es que proceda de renovables, como la solar o la eólica, y no de una central térmica. En todo caso, "esto irá cambiando, y ahí tenemos una gran oportunidad desarrollando este tipo de energías limpias”, añadió.

"Tenemos que ser competitivos en el futuro sin que suponga un coste para nuestras compañías y nuestro país" (Ismael Aznar)

Precisamente, la Ley de Cambio Climático establece que el 100% de la electricidad de España procederá de fuentes renovables en 2050. “Nuestra previsión es que haya un despliegue masivo de energías renovables en los próximos años. Desde el Gobierno, hemos elaborado una hoja de ruta para el hidrógeno verde, y es uno de los vectores fundamentales de las inversiones que canalizará el ministerio en el marco del plan de recuperación”, expresó el director general de Calidad y Evaluación Ambiental del ministerio.

El papel de la tecnología

El covid-19 ha acelerado algunas tendencias que, desde hace años, estaban ganando protagonismo: la globalización, la revolución digital, la emergencia climática y la expansión del conocimiento. El CEO de Ercros consideró que hay que abordar las nuevas tendencias de forma conjunta y puso especial atención en la transformación digital y en el 'big data': “Hace tiempo que somos conscientes de la cantidad de datos que generamos, y, sin embargo, no hemos sabido almacenarlos para poder acceder a ellos en el momento oportuno”. Javier Goñi también hizo especial hincapié en este aspecto: “Si no utilizamos el 'big data', difícilmente podremos desarrollar nuevos productos. Es una oportunidad para diferenciarnos de la competencia", añadió.

Los CEO deben cambiar el liderazgo, aumentar los conocimientos tecnológicos, gestionar el talento e innovar en la atención al cliente (Ugarte)

Los ponentes coincidieron en que las empresas que no se adapten no sobrevivirán. “Como directivos, tenemos que saber llevar esta transformación y ayudar también a las pequeñas y medianas empresas”, dijo el presidente de Schneider Electric Iberia, que en este sentido aportó un dato: en España, existen 183 compañías que facturan más de 1.000 millones de euros al año, y, en su opinión, son ellas las que tienen las capacidades corporativas necesarias para abordar el cambio: “La trasformación digital no es comprar un iPad a un comercial, sino convertir todo el entorno en datos susceptibles de ser explotados para conseguir valor”.

Hasta hace muy poco, el liderazgo de las empresas se basaba en la producción, es decir, las compañías que más producían eran las líderes del mercado, según apuntó el presidente de Fertiberia. Ahora esto ha cambiado, "ya no basta con producir mucho, para ser líderes tendremos que utilizar bien estos datos y aportar valor añadido apoyándonos en la sostenibilidad”. Para concluir, Josu Ugarte opinó que las actuaciones que tienen que llevar a cabo los CEO de las compañías en estos momentos pivotan sobre cuatro pilares: "Cambiar el liderazgo, aumentar los conocimientos en tecnologías, gestionar bien el talento y el ecosistema del que brotará la innovación y buscar nuevas formas de atender a los clientes que demanden modelos de negocio diferentes".

Cambio climático Ercros Digitalización CEO Comisión Europea Desarrollo sostenible Mundo sostenible Eventos EC Schneider Electric Fertiberia