Es noticia
Menú
El canto de las ranas permite pronosticar los efectos del cambio climático
  1. Medioambiente
  2. Clima
Estudio pionero liderado por el CSIC

El canto de las ranas permite pronosticar los efectos del cambio climático

Un equipo internacional de investigadores descubre un método que permite evaluar el impacto en las especies animales analizando los sonidos que emiten

Foto: Ranita de San Antón (Íñigo Martínez Solano)
Ranita de San Antón (Íñigo Martínez Solano)

Los científicos que analizan la evolución de la crisis climática recurren a menudo a la naturaleza para observar los cambios en los ecosistemas en busca de datos. De este modo, los animales y las plantas actúan como bioindicadores del cambio global que está sufriendo el planeta.

Ahora un equipo internacional de investigadores ha publicado en la revista Methods in Ecology and Evolution los resultados de un estudio que permite evaluar el impacto del cambio climático en las especies animales analizando los sonidos que emiten

Para comunicarse, los animales se sirven de cantos, trinos, chirridos y todo tipo de sonidos. El análisis de estas señales acústicas ha sido una poderosa herramienta de estudio en ecología y ciencias afines, y ahora puede ayudarnos a entender los efectos del cambio climático en el comportamiento de las especies animales y por lo tanto a implementar las medidas de conservación necesarias para protegerlos.

Foto: Reserva Natural de Muniellos, en Asturias (Foto: Jose Luis Gallego)

El equipo, formado por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC), la Universidad de Alcalá de Henares (UAH), la Universidad de Sevilla y la Universidade Federal de Goiás (Brasil), ha combinado el uso de sensores automáticos y algoritmos de reconocimiento de voz con modelos matemáticos para desarrollar un método que permite examinar cómo están cambiando los ritmos de reproducción o las áreas de distribución de las especies y predecir el impacto a largo plazo que el cambio climático podría causar en sus poblaciones.

Los resultados ponen a disposición de la ciencia una nueva herramienta para identificar posibles cambios en la fenología (la relación de los animales con el paso de las estaciones) y la distribución de las diferentes especies en el actual contexto de cambio global.

Música de batracios y algorritmos

Las especies emplean la comunicación acústica para desempeñar funciones esenciales como la reproducción, la defensa de territorios o la búsqueda de alimento. “Si los cambios en el régimen de precipitaciones y temperaturas alteran las condiciones ambientales que permiten la realización de estos comportamientos, es esperable que las especies puedan sufrir cambios en sus patrones de actividad, modifiquen las áreas que ocupan e, incluso, vean comprometida su supervivencia a escala local o regional”, contextualiza el investigador de la UAM, Diego Llusía.

placeholder Instrumental de grabación instalado en el campo (D.Llusia)
Instrumental de grabación instalado en el campo (D.Llusia)

La metodología ahora propuesta ha sido evaluada por primera vez en el mundo en base a los trabajos de campo con una especie autóctona de la península ibérica: la ranita de San Antón, Hyla molleri. Los individuos de este batracio se sirven de su singular canto para encontrar parejas reproductivas. Y los investigadores han descubierto que los cambios en el ritmo y la intensidad permiten “predecir de una manera robusta los cambios en las condiciones climáticas”.

“El método que hemos utilizado permite calcular la probabilidad de que los animales encuentren condiciones adecuadas para llevar a cabo sus funciones vitales en su territorio y a lo largo de las estaciones del año”, explica la investigadora Camille Desjonquères, también de la UAM.

Foto: Valle de Ordesa. (Fuente: iStock)

La preocupación creciente sobre el cambio climático y sus efectos en el planeta exige una mejora en las herramientas de estudio. Solo así será posible comprender los impactos que estos cambios causan en la biodiversidad y entender mejor cómo se están alterando los ritmos y dinámicas de la naturaleza. Existen diversas técnicas de modelización para predecir la respuesta de las especies al cambio climático, pero presentan algunas limitaciones. El método ahora propuesto se basa en la integración novedosa de dos disciplinas científicas: la bioacústica y la biogeografía. Una línea de investigación innovadora que seguirá siendo desarrollada en los próximos años por este avanzado equipo multidisciplinar, pionero a nivel internacional.

Los científicos que analizan la evolución de la crisis climática recurren a menudo a la naturaleza para observar los cambios en los ecosistemas en busca de datos. De este modo, los animales y las plantas actúan como bioindicadores del cambio global que está sufriendo el planeta.

Cambio climático Animales Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)
El redactor recomienda