Es noticia
Emisiones a la inversa: descubren cómo transformar el CO2 atmosférico en carbón
  1. Medioambiente
  2. Clima
cambio climático

Emisiones a la inversa: descubren cómo transformar el CO2 atmosférico en carbón

Un equipo de científicos australianos ha desarrollado una tecnología de descarbonización que podría implementarse masivamente para ayudar a reducir los efectos de la crisis climática

Foto: Central térmica de carbón en Francia. (Reuters/Stephane Mahe)
Central térmica de carbón en Francia. (Reuters/Stephane Mahe)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

¿Es posible convertir al instante el dióxido de carbono en carbono sólido? Así es, a tenor de los resultados del último estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad RMIT en Australia.

Tradicionalmente, la conversión directa de CO2 en carbono sigue un camino cuyos enfoques térmicos y catalíticos convencionales están limitados por las altas demandas de energía y la coquización (la transformación de la hulla y los residuos pesados del petróleo en coque mediante la acción del calor).

"Es la extraordinaria velocidad de la reacción química que hemos logrado lo que hace que nuestra tecnología sea comercialmente viable"

Las tecnologías de captura y almacenamiento de carbono existentes en la actualidad se han centrado en comprimir el gas en un líquido e inyectarlo bajo tierra. Sin embargo, este procedimiento viene acompañado de importantes desafíos de ingeniería y preocupaciones ambientales.

¿Cómo darle un empujón a la descarbonización?

Es un desafío técnico muy importante, sobre todo para las industrias pesadas como el cemento y el acero, que no solo consumen muchísima energía, sino que también emiten CO2 durante el proceso de producción.

placeholder Planta capturadora de carbono en Japón. (Reuters/Aaron Sheldrick)
Planta capturadora de carbono en Japón. (Reuters/Aaron Sheldrick)

Partiendo de la base de que mientras el carbono se mantenga de forma sólida no puede contribuir al calentamiento global, los expertos idearon un nuevo método basado en trabajos anteriores que utilizaban metales líquidos como catalizador para producir carbono sólido.

Un método muy eficiente

Descubrieron que cuando el dióxido de carbono capturado se inyectaba en una columna de metal fundido, provocaba una reacción química, manteniéndolo encerrado de forma segura y fuera de la atmósfera. Los investigadores emplearon metal líquido calentado entre 100-120 ºC. Para iniciar la reacción química, inyectaron CO2 en este metal calentado y, como resultado, observaron burbujear el CO2, dejando escamas sólidas de carbón en la superficie en apenas un segundo.

"Nuestro nuevo método aprovecha el poder de los metales líquidos, pero el diseño se ha modificado para una integración más fluida en los procesos industriales estándar. Además de ser más simple de escalar, la nueva tecnología es radicalmente más eficiente y puede descomponer el CO2 en carbono en un instante. Esperamos que esta pueda ser una nueva herramienta significativa en el impulso hacia la descarbonización, para ayudar a las industrias y los gobiernos a cumplir sus compromisos climáticos y acercarnos radicalmente al cero neto", explica Torben Daeneke, coautor del estudio que publica la revista Energy & Environmental Science.

placeholder El carbono será almacenado en su forma sólida. (Reuters/David W Cerny)
El carbono será almacenado en su forma sólida. (Reuters/David W Cerny)

Así, a diferencia de la tecnología de captura y almacenamiento de carbono existente, esta nueva tecnología ofrece un camino muy interesante para convertir instantáneamente el dióxido de carbono a medida que se produce y bloquearlo permanentemente en un estado sólido.

"Es la extraordinaria velocidad de la reacción química que hemos logrado lo que hace que nuestra tecnología sea comercialmente viable, donde tantos enfoques alternativos han tenido problemas", añade Ken Chiang, coautor del trabajo. La siguiente etapa de la investigación es ampliar esta prueba de concepto a un prototipo modular del tamaño de un contenedor de envío.

Foto: Planta de captura de CO2 de CarbFix. (Cortesía)

Por el momento, los investigadores ya han firmado una solicitud de patente provisional y firmado un acuerdo por valor de 2,6 millones de dólares con la startup de tecnología ambiental ABR, con el objetivo de comercializar la tecnología. No es una solución definitiva, pero sí un buen paso en el camino

Según la Agencia Internacional de Energía, las industrias del acero y del cemento son responsables de aproximadamente el 7% de las emisiones globales totales de CO2 cada una, y se espera que esta cifra no deje de crecer en las próximas décadas conforme la demanda aumente a causa del crecimiento de la población y la consecuente urbanización.

¿Es posible convertir al instante el dióxido de carbono en carbono sólido? Así es, a tenor de los resultados del último estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad RMIT en Australia.

Energía Cambio climático
El redactor recomienda