Agricultura e industria: los grandes responsables de las emisiones de metano
  1. Medioambiente
  2. Clima
2020, el año en el que más se emitió

Agricultura e industria: los grandes responsables de las emisiones de metano

Este gas de efecto invernadero, mucho más potente que el CO2, aumenta su concentración en nuestra atmósfera a pasos agigantados y eso puede provocar un bucle en entornos naturales que solo realimente el problema si no lo solucionamos ya

Foto: La agricultura es uno de los grandes responsables. (Unsplash)
La agricultura es uno de los grandes responsables. (Unsplash)

El sector de los combustibles fósiles se lleva muchas de las culpas (con toda la razón) en cuanto a crisis climática y emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) se refiere, pero, bajo ningún concepto son los únicos responsables. Según un nuevo estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Maryland en EEUU, la agricultura y los vertederos también son grandes responsables de esta crisis climática en lo que a emisión de metano se refiere.

El metano (CH4) es considerado el segundo gas de efecto invernadero más importante. A pesar de que su concentración atmosférica es mucho menor que la del CO₂, el GEI más famoso, su capacidad de calentarse y 'atrapar' la energía que la tierra, en situaciones normales, devolvería al espacio es mucho mayor. Es por eso que se le responsabiliza del 20% del aumento de las temperaturas actuales en comparación a las de la era pre-índustrial.

"Las actividades humanas son claramente la principal causa del aumento del metano atmosférico"

Pero el problema, explican los investigadores, es que hasta hace unos años, eran los humedales uno de los mayores emisores de metano 'natural', pero desde 2007 la agricultura y la industria de los combustibles fósiles han conseguido superar a las fuentes naturales, copando el 60% del total de emisiones de este gas de efecto invernadero en todo el mundo.

placeholder Emisiones de metano de la industria petroquímica captadas por una cámara infrarroja. (CATF/James Turitto/Reuters)
Emisiones de metano de la industria petroquímica captadas por una cámara infrarroja. (CATF/James Turitto/Reuters)

El cambio climático que ayuda a generar está provocando un rápido calentamiento del ártico y de las regiones tropicales. Es en estos lugares donde los humedales almacenan una gran cantidad de CO₂. Pero según aumenta la temperatura global, estos lugares empiezan a emitir metano, aumentando su concentración atmosférica no para de aumentar. De hecho, en el año 2020 ocurrió el mayor aumento de metano atmosférico a nivel global desde que empezaron las mediciones sistemáticas. A esto debemos añadir el problema de que la captura de GEI es complicada en todos los casos, pero mucho más en el caso del metano.

Los investigadores analizaron isótopos estables de metano alrededor del mundo y con los datos obtenidos generaron diversos escenarios informáticos capaces de determinar el origen del metano analizado. Descubrieron que, a pesar del aumento generado de forma natural por los microbios en los humedales del planeta, las emisiones antropogénicas de este GEI son las que mayor cantidad de estos isótopos específicos generaban. Este trabajo les permitió determinar estadísticamente con precisión de dónde salía cada gramo de CH4 emitido a la atmósfera.

Foto: Central de carbón de Niederaussem, Alemania. (Reuters/W. Rattay)

Los resultados mostraron que en el periodo comprendido entre el año 2000 y el 2017, las emisiones producidas por la agricultura y la ganadería subieron un 20%, debido al aumento del número de animales, la generación de vertederos para almacenar los desechos debido al rápido crecimiento de la población de las ciudades (que aumentaron en 10 millones de toneladas, por la expansión del 40% de la población de las grandes urbes entre el año 2000 y el 2017). Del mismo modo, la explotación de los combustibles fósiles en este periodo también sufrió una expansión similar: 5 millones de toneladas métricas más de emisiones, lo que supone un crecimiento del 40%.

"Las actividades humanas son claramente la principal causa del aumento del metano atmosférico. No existen evidencias científicas de un 'bucle' entre el calentamiento global y las emisiones de metano por parte de los humedales en este momento, pero la evidencia sugiere que, según aumenten las concentraciones de GEI antropogénicas, este será otro problema al que deberemos enfrentarnos", explica Zhen Zhang, investigador de la Universidad de Maryland en EEUU y autor principal del estudio. "Las únicas buenas noticias que tenemos son esas: que ese 'bucle' es todavía muy débil. Pero si no tomamos inmediatamente acciones sustanciales, perderemos la oportunidad de controlar la cantidad de metano que estos entornos naturales emiten", apostilla.

Cambio climático
El redactor recomienda