Es noticia
Menú
Los árboles maduros absorben una mayor cantidad de CO₂
  1. Medioambiente
  2. Clima
Aliados contra el cambio climático

Los árboles maduros absorben una mayor cantidad de CO₂

Según un estudio de la Universidad de Birmingham, los bosques más antiguos aumentan su tasa de fotosíntesis hasta en un tercio, multiplicando de ese modo su capacidad de actuar como sumideros de carbono

Foto: Las masas forestales regulan el clima. (Unsplash)
Las masas forestales regulan el clima. (Unsplash)

Los bosques tienen reconocido el valor de ser importantes 'sumideros de carbono': ecosistemas que son capaces de capturar y almacenar grandes cantidades de CO₂, ya que se acumulan enormes cantidades de carbono en la madera y en el ecosistema a través de la fotosíntesis.

Pero también hemos sido testigos de que los sumideros terrestres absorben cada vez menos CO₂, y muchos estudios vaticinaban que, de aquí a unas décadas, los ecosistemas terrestres acabarían emitiendo más CO₂ del que secuestran, algo que aceleraría el cambio climático.

¿Cuánto CO₂ absorbe un árbol?

A medida que avanzamos hacia un futuro (2050) con cero emisiones, muchos se preguntan cuánto CO₂ es capaz de absorber un árbol, en aras de averiguar cuánta fe hemos de depositar en nuestros bosques para paliar tantas décadas de maltrato al planeta. Pero la respuesta certera es complicada, porque la absorción de carbono está relacionada con el crecimiento de los árboles y hay muchos factores que afectan a la forma en que crece un árbol.

"Ahora estamos seguros de que los árboles viejos están respondiendo a los niveles futuros de dióxido de carbono"

Por ejemplo, son cruciales agentes como la especie de árbol, la localización, las condiciones de crecimiento, la disponibilidad de agua, la luz que recibe del sol, el tipo de clima local, los nutrientes del suelo... Y es que los árboles que crecen en condiciones favorables pueden crecer extremadamente rápido y, por contra, los árboles que crecen en ambientes poco óptimos lo hacen lentamente.

Cada vez más cantidad

Ahora, un equipo de científicos de la Universidad de Birmingham (Reino Unido) ha llevado a cabo un experimento masivo al aire libre en robles de las zonas rurales de Inglaterra que habían alcanzado la 'mediana edad', lo que significa que habían dejado de crecer hacia lo alto. Lo que se considera esencialmente un árbol maduro. Durante los tres primeros años de un proyecto de 10, los robles de 175 años de edad y bañados en niveles elevados de CO₂ respondieron claramente al dióxido de carbono aumentando constantemente su tasa de fotosíntesis.

Foto: Los paisajes con bosques mixtos guardan un gran valor. (José Luis Gallego)

Concretamente, los robles fueron expuestos a un 37% más de CO₂ (con respecto a lo normal), con el objetivo de imitar los niveles de este gas de efecto invernadero (GEI) que se esperan en el aire de aquí a 2050. La red de mástiles de FACE ('free air carbon dioxide enrichment'), que se parecen a torres de alta tensión, emitieron CO₂ a los árboles circundantes.

placeholder Durante su etapa de crecimiento, los árboles almacenan CO₂ en su estructura, pero no está claro dónde lo almacenan una vez alcanzan la madurez. (Unsplash)
Durante su etapa de crecimiento, los árboles almacenan CO₂ en su estructura, pero no está claro dónde lo almacenan una vez alcanzan la madurez. (Unsplash)

Los investigadores descubrieron que estos árboles maduros habían aumentado su tasa de fotosíntesis hasta en un tercio al ser expuestos a niveles elevados de CO₂ del aire.

Este hallazgo es positivo, de ahí lo de 'buena noticia', ya que su presencia —pues son árboles bastante abundantes en todo el planeta— podría dar a la humanidad un 'margen adicional' para luchar contra el cambio climático, que nos azota cada vez más severamente. Así, sus resultados sugieren que los bosques del mundo podrían acelerar la velocidad a la que extraen el gas de la atmósfera, frenando así los crecientes niveles de CO₂ en nuestro ambiente.

Los investigadores están ahora midiendo hojas, madera, raíces y suelo para averiguar dónde termina el carbono extra capturado y cuánto tiempo permanece encerrado en el bosque.

placeholder La buena noticia es que los árboles responden al aumento del CO₂ atmosférico. (Unsplash)
La buena noticia es que los árboles responden al aumento del CO₂ atmosférico. (Unsplash)

"Ahora estamos seguros de que los árboles viejos están respondiendo a los niveles futuros de dióxido de carbono", sugiere Rob MacKenzie, director fundador del Instituto de Investigación Forestal de Birmingham. "La respuesta de todo el ecosistema forestal es una cuestión mucho mayor que requiere muchas investigaciones más detalladas. Ahora estamos avanzando con esas investigaciones".

Parece que los árboles más maduros de nuestro planeta (los más antiguos llevan en pie casi cinco milenios) han encontrado formas de redirigir sus nutrientes, o han encontrado formas de traer más nitrógeno del suelo para equilibrar el carbono que obtienen del aire.

Foto: La planta en funcionamiento en Islandia.

"Estoy muy emocionada de contribuir con los primeros resultados científicos publicados a BIFoR FACE, un experimento de importancia mundial. Fue un trabajo duro realizar mediciones en la cima de roble de 25 metros día tras día, pero era la única forma de estar seguro de cuánto más estaban realizando la fotosíntesis los árboles", explica Anna Gardner, coautora del trabajo que publica la revista 'Tree Physiology'.

La investigación se llevó a cabo en las instalaciones de enriquecimiento de CO₂ al aire libre (FACE) del Instituto de Investigación Forestal de Birmingham (BIFoR), en estrecha colaboración con científicos de la Universidad de Western Sydney, que llevan a cabo un experimento muy similar en un antiguo bosque de eucaliptos (EucFACE).

Los bosques tienen reconocido el valor de ser importantes 'sumideros de carbono': ecosistemas que son capaces de capturar y almacenar grandes cantidades de CO₂, ya que se acumulan enormes cantidades de carbono en la madera y en el ecosistema a través de la fotosíntesis.

El redactor recomienda