Los juicios climáticos se pierden por no recurrir a la ciencia en los tribunales
  1. Medioambiente
  2. Clima
El número de demandas crece cada año

Los juicios climáticos se pierden por no recurrir a la ciencia en los tribunales

En la inmensa mayor parte de los casos los demandantes no aportan pruebas científicas que vinculen sus pérdidas al cambio climático. Esto no solo supone una derrota en los tribunales, sino que también retrasa las iniciativas medioambientales

placeholder Foto: La ciencia debe ser, siempre, la piedra angular de las demandas a causa de la crisis climática. Unsplash/@sasun1990
La ciencia debe ser, siempre, la piedra angular de las demandas a causa de la crisis climática. Unsplash/@sasun1990

La crisis climática no solo supone que a medio plazo se destruirán miles de ecosistemas en la tierra (con la inmensa pérdida de biodiversidad que eso supondría), o que el nivel del mar aumentará lo suficiente como para obligar a cientos de miles de personas a migrar en los próximos 100 años, o que innumerables cosechas alrededor del mundo, debido al aumento de las temperaturas, serán inviables en zonas donde nunca hubo ningún problema.

El cambio climático ya tiene repercusiones, a día de hoy, y estas provocan, en primer lugar (y más importante) la pérdida de vidas humanas, pero también las pérdidas materiales por valor de miles de millones de euros. Y hay gobiernos y empresas que son directamente responsables de estos efectos. Pero cuando los afectados llevan a juicio a los responsables, su mal uso de la ciencia hace que los culpables no 'paguen'.

"En las últimas semanas, demandas exitosas en Holanda o Alemania han conseguido que los tribunales exijan compensaciones"

Eso es lo que han descubierto un grupo de investigadores de la Universidad de Oxford en el Reino Unido y que han publicado en un nuevo estudio en la revista científica 'Nature'. El problema, explican los autores del estudio, es que los demandantes tienen a su disposición una gran cantidad de evidencias científicas que no utilizan. Para llevar a cabo su trabajo científico, los investigadores analizaron 73 de las últimas demandas relacionadas con la crisis climática que se han llevado a cabo en el mundo y, en todas ellas, los litigantes o usaron como prueba artículos científicos desfasados o, directamente, no utilizaron ninguno.

Según los investigadores, en la mayor parte de los casos, los demandantes no intentaron, en ningún momento, cuantificar la responsabilidad del cambio climático en los eventos que desencadenaron la litigación, lo que es absolutamente necesario, pues no todos estos eventos climáticos se dan a causa de la crisis climática.

placeholder La ciencia es el mejor aliado de las causas climáticas (EFE)
La ciencia es el mejor aliado de las causas climáticas (EFE)

Pero, incluso en menos casos, las acusaciones no presentaron pruebas que vinculasen las emisiones de las defensas con las lesiones o pérdidas económicas de los demandantes. En el 73% de los casos, la acusación no proporcionó al juez ningún tipo de estudio científico y en el 48% de los casos relacionados con eventos climáticos extremos (causados por las emisiones de gases de efecto invernadero) los demandantes culparon al cambio climático sin aportar ningún tipo de evidencia científica.

Un problema que viene de largo

Desde el año 1986 hasta 2020, se han llevado a cabo, a nivel global, más de 1.500 demandas relacionadas con el clima, y el ritmo con el que se suceden no para de aumentar. Algunos casos muy sonados, como el de los habitantes (nativos norteamericanos) de la pequeña población de Kivalina, en la costa de Alaska, contra ExxonMobil Corp (y muchísimas otras empresas petrolíferas como Chevron, Shell o BP) en el año 2008, no llegaron a buen puerto, explican los investigadores, porque los demandantes no fueron capaces de proporcionar pruebas científicas de causalidad (que existen, en gran cantidad), que son necesarias para ganar los juicios climáticos.

placeholder La isla de Kivalina vista desde el aire, en 2015. (Reuters)
La isla de Kivalina vista desde el aire, en 2015. (Reuters)

La subida del nivel del mar, unida a la erosión provocada por los eventos climáticos extremos que azotan la pequeña aldea de Kivalina están obligando a la población nativa a trasladarse a otras áreas, convirtiéndose en refugiados climáticos, mientras que los culpables han quedado exentos de cualquier tipo de responsabilidad.

La ciencia es la mejor defensa

Los enfrentamientos legales a causa de la crisis climática en los que los demandantes están preparados (no solo legal, sino también científicamente) pueden promover cambios a gran escala. Como explica el autor principal del estudio, Rupert Stuart-Smith: "En las últimas semanas, demandas exitosas en Holanda o Alemania han conseguido que los tribunales exijan compensaciones a empresas y estados. En consecuencia, estas compañías o países han endurecido sus objetivos y acciones climáticos. El poder que tiene la litigación climática es claro".

Uno de los ejemplos más claros de cómo los demandantes deben aprovechar la ciencia es el caso de los daños producidos por el huracán Sandy que azotó los estados de Nueva York, nueva Jersey y Connecticut en EEUU en 2012. Gracias a un estudio publicado en mayo de este año, tanto litigantes como científicos han sido capaces de tasar los daños económicos producidos por el cambio climático en ese evento extremo.

Foto: El cambio climático tiene un impacto económico directo. EFE

Según los autores del estudio, de los 62.700 millones de dólares de daños económicos, un 13% de ellos (un total de 8.100 millones) son responsabilidad directa del cambio climático.

A pesar de que las principales potencias mundiales están implementando nueva legislación para hacer frente a la crisis climática, aunque logremos el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a los 1,5ºC, los eventos extremos se sucederán con mayor frecuencia y tendrán una mayor intensidad, lo que, con toda probabilidad, tendrá un impacto económico para miles de personas provocado por el cambio climático. Por todo ello, a la hora de llevar nuestro caso ante los tribunales, es recomendable hacerlo avalados por la ciencia.

Cambio climático Huracán Sandy
El redactor recomienda