El ejemplo de arte rupestre más antiguo del mundo en peligro por la crisis climática
  1. Medioambiente
  2. Clima
con 44.000 años de antigüedad

El ejemplo de arte rupestre más antiguo del mundo en peligro por la crisis climática

Algunas de las obras de arte más antiguas de la historia se están deteriorando a un ritmo exponencial. Así está ocurriendo en las cuevas de piedra caliza al sur de Sulawesi, Indonesia

placeholder Foto: El desprendimiento de gran parte de una de las pinturas rupestres en la isla de Sulawesi, en Indonesia.
El desprendimiento de gran parte de una de las pinturas rupestres en la isla de Sulawesi, en Indonesia.

Estas pinturas rupestres que datan de hace 44.000 años, del Pleistoceno (hace entre 2,58 millones de años y 11.700), están desapareciendo lenta pero irremisiblemente por el aumento de formación de cristales de sal a causa del aumento de las temperaturas y períodos secos más prolongados, según una nueva investigación liderada por la Universidad Griffih. Nuevamente, la crisis climática es protagonista.

Las altas temperaturas hacen que los cristales de sal crezcan hasta tres veces su tamaño y se desprendan

Las cuevas de piedra caliza y los refugios rocosos de la isla de Sulawesi, en el sur de Indonesia, cuentan con pinturas que adornan las paredes de al menos 300 sitios en las colinas kársticas de Maros-Pangkep. Pero los arqueólogos muestran perplejos cómo el arte más antiguo de la humanidad se está desmoronando ante sus propios ojos. "Hemos registrado una rápida pérdida de escamas del tamaño de una mano de estos paneles de arte antiguo durante una sola temporada (menos de cinco meses)", comenta el arqueólogo Rustan Lebe del departamento de patrimonio cultural de Macasar, Indonesia.

¿Qué provoca la caída de las pinturas?

Los dibujos de la cueva, que representan objetos reales, plantillas de manos, imágenes de grandes mamíferos nativos o criaturas imaginarias de humanos y animales, están pintados con pigmento rojo o morado en esa capa exterior dura. La roca es resistente como lienzo, pero debajo de la superficie... empiezan los problemas.

Desde la década de 1950, los arqueólogos han observado que estas pinturas parecen desprenderse de las paredes de la cueva. Sin embargo, se había hecho poco para comprender el motivo. Los investigadores exploraron los mecanismos de descomposición que afectan a los paneles de arte rupestre antiguo en once lugares de la región de Maros-Pangkep de Sulawesi y descubrieron que el deterioro podría haber empeorado en las últimas décadas, una tendencia que probablemente continuará con la aceleración del cambio climático.

placeholder El ritmo de desprendimiento en una de las pinturas rupestres. Griffith University
El ritmo de desprendimiento en una de las pinturas rupestres. Griffith University

Utilizando un amplio abanico de técnicas que incluían potentes microscopios, análisis químicos e identificación de cristales, encontraron rastros de sales en las cuevas. Sulfato de calcio y cloruro de sodio en escamas de roca en tres de los once sitios y altos niveles de azufre -un componente de las sales- en todos ellos, lo que sugiere que los depósitos de sal pueden estar impulsando el deterioro.

Los cristales debilitan el pigmento a medida que se hinchan y encogen, con trozos que se han estado desprendiendo de algunos paneles en pocos meses. Es una pérdida irreparable, sobre todo teniendo en cuenta que estas obras de arte son algunas de las primeras pinturas rupestres conocidas del mundo. La degeneración se está produciendo a un ritmo alarmante, según los expertos.

Un proceso irreversible

A medida que el agua fluye a través del sistema de cuevas de piedra caliza, transporta minerales del lecho rocoso local y estos acaban finalmente en la piedra caliza colándose en los espacios vacíos debajo de la corteza exterior mineralizada. Cuando esos cristales se forman, crecen y encogen, empujan la capa exterior de piedra caliza mineralizada. ¿El resultado? El lienzo se desmorona en copos del tamaño de una mano.

Foto: Cartel de la cumbre "Nuestro planeta, nuestro futuro"

El aumento de los gases de efecto invernadero ha magnificado los extremos climáticos, lo que ha conducido a temperaturas más altas y mayor número de días consecutivos secos. En los días calurosos, los cristales de sal pueden crecer hasta tres veces su tamaño inicial, y su encogimiento e hinchamiento, 'aflojan' la pintura adherida a la roca.

¿Podemos hacer algo?

El arte rupestre de Sulawesi representa algunas de las primeras pruebas de la presencia de humanos modernos en Wallacea, el área que incluye las islas entre Asia y Australia-Nueva Guinea. Y estamos a punto de verla desaparecer para siempre si no se hace algo para revertir este proceso. Desafortunadamente, por mucho que sepamos sobre el cambio climático, aún desconocemos todas sus consecuencias negativas.

Los investigadores proponen documentar las pinturas con el máximo detalle posible y localizar todas las obras de arte antiguas que no hayan sido descubiertas a día de hoy antes de que desaparezcan para siempre. A lo mejor llegamos a tiempo para hallar una solución que consiga salvar este recuerdo histórico de la Edad de Hielo. Para ganar la carrera, los arqueólogos y conservadores deberán trabajar a pequeña escala, monitoreando las condiciones en cuevas individuales y preservando las pinturas una a una. Estamos en una carrera contrarreloj.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Cambio climático
El redactor recomienda