Contraste de compromisos en la llamada 'cumbre del clima de Biden'
  1. Medioambiente
  2. Clima
Reunión virtual multilateral

Contraste de compromisos en la llamada 'cumbre del clima de Biden'

Baile de cifras en los objetivos de reducción, nuevas peticiones de ayuda de los países más afectados, exigencias para fijar el precio de la tonelada de carbono e incluso grandes defensores de la energía nuclear

placeholder Foto: El presidente Biden en su comparecencia durante la cumbre.
El presidente Biden en su comparecencia durante la cumbre.

La reunión virtual de líderes mundiales convidados por el presidente estadounidense Joe Biden para reforzar sus compromisos climáticos ha transcurrido entre agradecimientos a EEUU por su vuelta al Acuerdo de París y al multilateralismo, promesas de reducción de emisiones de los países más contaminantes y peticiones de canjear deuda por adaptación por parte de los estados más vulnerables frente a los impactos de la crisis climática.

Asimismo se han dado conversaciones, en las que participó la ministra Margarita Robles, sobre las medidas que pueden tomar los departamentos de defensa para contener la crisis climática, reconocido por el Pentágono como una amenaza para la seguridad nacional.

Pese a su rivalidad en el plano comercial y político, China y EEUU acuerdan cooperar en materia climática

Con la vista puesta en la Cumbre del Clima de Glasgow (COP26) que debía haberse celebrado a finales de 2020 pero se pospuso a 2021 por la pandemia, los líderes de 40 gobiernos aprovecharon para recalcar sus esfuerzos para combatir la crisis climática —algunos, como Brasil o Chile, subrayaron su mínima “responsabilidad histórica” en el calentamiento—, y para anunciar un aumento en su ambición climática.

Foto: Las emisiones de CO2 siguen creciendo. EFE

Empezando por Estados Unidos, anfitrión del evento y el segundo mayor responsable de las emisiones globales de efecto invernadero (GEI) —como admitió el enviado del clima John Kerry—, que se comprometió a rebajar sus emisiones a más de la mitad (concretamente un 52%) para 2030 respecto a 2005.

Japón y Canadá también anunciaron recortes mayores para hacer frente al calentamiento global y lograr mantenerlo por debajo del umbral de los 1,5ºC que según la comunidad científica no se debería superar. Sin embargo, cada país utilizó un año de referencia diferente. Por ejemplo, el nuevo objetivo de Japón es reducir en un 46% sus emisiones para 2030 pero con respecto a 2013. Mientras, Canadá se puso la meta de reducir sus emisiones de GEI entre un 40 y un 45% también para 2030 pero en comparación con los niveles de 2005.

placeholder Panel de líderes mundiales participantes en la cumbre virtual
Panel de líderes mundiales participantes en la cumbre virtual

Entre otros compromisos destacados de la cumbre está el de Corea del Sur, el cuarto mayor importador de carbón y el tercer mayor inversor en plantas de carbón nivel global. Su presidente, Moon Jae-in, dijo que dejaría de financiar este tipo de proyectos en el extranjero. Además de Estados Unidos, que comprometió a aportar 5.700 millones de dólares al fondo de ayudas para la adaptación climática de los países menos desarrollados.

Foto: La crisis climática provocará el hundimiento de la economía. (EFE)

China, el mayor emisor de GEI a nivel mundial, se quedó en su compromiso de llegar al máximo en emisiones de GEI en 2030 y lograr la neutralidad climática en 2060. Sin embargo, algo nuevo desde la entrada de la nueva administración de gobierno en EEUU es que, pese a su rivalidad en el plano comercial y político, China y EEUU han acordado cooperar en materia climática. India, por su parte, prometió instalar 450 GW de tecnología renovable para el año 2030.

No faltaron las promesas de los combustibles alternativos como el hidrógeno verde e incluso se remarcó la apuesta por la energía nuclear por parte de Brasil, Chile, Australia y Rusia.

placeholder La canciller alemana, Angela Merkel, ha participado en la Cumbre. (EFE)
La canciller alemana, Angela Merkel, ha participado en la Cumbre. (EFE)

La financiación en estos eventos es siempre un asunto peliagudo. Turquía, por ejemplo, es el único país del G20 que no ha ratificado aún el Acuerdo de París. Se niega a hacerlo mientras que no tenga acceso a financiación climática. Su meta para 2030 es reducir sus emisiones de GEI en un 21%.

Los pequeños estados insulares, que ya están sufriendo las peores consecuencias de la crisis climática con el aumento del nivel del mar como una de las principales amenazas, reclamaron que se perdonara su deuda —agravada por la crisis sanitaria del covid— para hacer frente a estos riesgos, o que la deuda se canjeara por adaptación climática.

Tanto la Unión Europea como el Fondo Monetario Internacional (FMI) recalcaron la importancia de mecanismos como los bonos verdes o un precio al carbono “robusto”, algo que, según señaló la directora del FMI, Kristalina Georgieva, “ha demostrado acelerar inversiones con un impacto positivo en el calentamiento global”.

Foto: El deshielo del Ártico esta alterando el clima del planeta (EFE)

Georgieva pidió un suelo para el precio al carbono: “Se han puesto en marcha más de 60 sistemas de fijación de precios, pero el precio medio mundial es actualmente de 2 dólares la tonelada, y tiene que aumentar hasta los 75 dólares la tonelada en 2030 para frenar las emisiones de GEI en línea con los objetivos del Acuerdo de París”.

placeholder La jóven activista mexicana por el clima Xiye Bastida. (Reuters)
La jóven activista mexicana por el clima Xiye Bastida. (Reuters)

Los activistas de Fridays For Future (FFF) —el movimiento iniciado por la joven ecologista sueca Greta Thunberg en 2018— también estuvieron representados en la cumbre de Biden. La intervención de la activista mexicana Xiye Bastida, ahora residente en Estados Unidos, puso el foco en las dinámicas “colonialistas y opresoras” y en las soluciones basadas en el mercado alabadas por los gobiernos del Norte global pero que a juicio de Bastida son insuficientes. La activista de 19 años llamó a la juventud del mundo a seguir movilizándose y a participar en las acciones que el colectivo preparó para el viernes 23 de abril, bajo el lema de “no más cumbres vacías”. “Estaremos observando y nos estaremos organizando”, advirtió.

Joe Biden Efecto invernadero
El redactor recomienda