Si las autoridades mienten sobre las emisiones, es imposible actuar
  1. Medioambiente
  2. Clima
Gases de efecto invernadero

Si las autoridades mienten sobre las emisiones, es imposible actuar

De entre todos los contaminantes emitidos a la atmosfera debido a nuestra actividad, el metano es uno de los peores, capaz de calentar todo nuestro planeta. Saber con exactitud cuánto se emite y de dónde sale es una asignatura pendiente

placeholder Foto: Foto: Reuters
Foto: Reuters

Ya sea por dejadez, por querer quedar bien diciendo: "mirad que eficaces somos" o por cualquier otra causa, dar datos erróneos está mal, especialmente si eres una de las principales autoridades a nivel mundial en tu campo. Esto es lo que ha hecho la famosa Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés) en sus estimaciones de cuánto metano (uno de los más famosos gases de efecto invernadero) producen la industria del petróleo y del gas natural.

Así lo defienden los investigadores de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas John A. Paulson de la Universidad de Harvard en Estados Unidos en un informe publicado en la revista 'Atmospheric Chemistry and Physics'. Como explica el autor principal del estudio, Joannes Maasakkers explica que "esta es la primera evaluación a nivel nacional (en EEUU) de los informes que la EPA envía a sección de Cambio Climático de las Naciones Unidas, la UNFCC".

Para llevar a cabo su estudio, los investigadores compararon las simulaciones realizadas gracias a observaciones desde satélites en órbita terrestre entre los años 2010 y 2015. Siguiendo determinados modelos de análisis, fueron capaces de identificar las trayectorias de las emisiones a la atmósfera y cómo estas mismas acababan depositadas en el suelo. Así consiguieron determinar en qué partes de EEUU las observaciones, las simulaciones y los informes oficiales no concordaban.

"Cuando miramos a las emisiones de gases de efecto invernadero desde el espacio, solo vemos el total en un área, pero no tenemos información de cuáles son las fuentes de esas mencionadas expulsiones de gases", explica Maasakkers. La herramienta desarrollada por los investigadores sirve, entre otras muchas cosas, para determinar quiénes son los verdaderos responsables de todo ese metano o CO₂ que se expulsa a la atmósfera, y los resultados son más que interesantes.

placeholder A view shows a non-operating smelting shop in the town of Nikel in Murmansk Region, Russia February 26, 2021. The smelter, which was the oldest production facility of Russian miner Norilsk Nickel, was closed as part of the company's environmental programme aiming to reduce hazardous emissions into the atmosphere. REUTERS Evgenia Novozhenina
A view shows a non-operating smelting shop in the town of Nikel in Murmansk Region, Russia February 26, 2021. The smelter, which was the oldest production facility of Russian miner Norilsk Nickel, was closed as part of the company's environmental programme aiming to reduce hazardous emissions into the atmosphere. REUTERS Evgenia Novozhenina

La EPA estima que las bombas de gas natural emiten una cantidad determinada de metano. Después, multiplican esa cantidad por el total de bombas en el país y es así como determinan el total. "Ese método hace que sea realmente difícil obtener estimaciones realistas de los datos de emisión de plantas específicas. Pero ahora sabemos que una cantidad relativamente pequeña de esas mencionadas instalaciones son responsables de la inmensa mayor parte de las emisiones, y esto está basado en un pequeño fragmento de datos a nivel nacional", explica Joannes Maasakkers.

Foto: Foto: EFE

En su investigación, los científicos descubrieron que, de media, la industria del gas natural tenía unas emisiones un 50% mayores de lo que determinaba la EPA, mientras que en la industria petrolífera, ese número se disparaba hasta el 90%.

En momentos críticos como este, en el que todavía creemos que tomando las medidas necesarias seremos capaces de limitar e, incluso, revertir la crisis climática, disponer de la información correcta (sobre todo si se trata de uno de los países que mayor cantidad de gases de efecto invernadero emite a la atmósfera terrestre) es esencial, y las 'estimaciones a la baja' de las autoridades no nos ayudan lo más mínimo.

Contaminación
El redactor recomienda