Los árboles reducen la temperatura en las ciudades hasta 12 ºC
  1. Medioambiente
  2. Ciudad
lucha contra las islas de calor urbano

Los árboles reducen la temperatura en las ciudades hasta 12 ºC

Basándose en datos de satélites que monitorizan la temperatura de la superficie terrestre, un equipo de investigadores de Suiza ha encontrado evidencia de que los árboles aminoran el calor de las ciudades

Foto: Parque del Retiro en Madrid. (Pixabay)
Parque del Retiro en Madrid. (Pixabay)

¿Cómo cambia un árbol la vida de la ciudad? Sabemos que los árboles producen oxígeno, secuestran CO₂ y nos proporcionan beneficios psicológicos muy positivos, como dar un paseo por el bosque (que mejora nuestro bienestar mental y previene la muerte prematura). Sin embargo, la práctica habitual de las urbes suele ser eliminar los árboles de las calles, parques o paseos como medio para ciertas intervenciones que se presentan, en teoría, como necesarias para aumentar la comodidad del día a día de sus ciudadanos.

Ahora, un equipo de científicos del Instituto de Ciencias Atmosféricas y del Clima, ETH Zurich (Suiza), concluye en su estudio más reciente que los árboles tienen un efecto más que positivo en nuestras urbes, pueden reducir la temperatura de la superficie terrestre en las ciudades hasta 12 °C en verano.

Los árboles tienen un gran poder de enfriamiento

Las ciudades suelen ser más cálidas que las áreas circundantes debido a las enormes extensiones de asfalto y cemento que absorben el calor.

Los árboles urbanos son buenos para las personas y el clima, dado que refuerzan el vínculo entre el entorno urbano y la naturaleza

El análisis de los datos satelitales de temperatura de la superficie terrestre y de cobertura del suelo del estudio se basó en 293 ciudades de Europa con objeto de comparar las diferencias de temperatura entre áreas cubiertas por árboles, espacios verdes urbanos sin árboles, como parques, y tejidos urbanos como carreteras y edificios. Hicieron lo mismo en entornos rurales cubiertos de prados y tierras de cultivo.

Los investigadores descubrieron que las áreas de las ciudades que estaban cubiertas de árboles tenían una temperatura de la superficie terrestre mucho más baja en comparación con las áreas circundantes.

¿Cuánto exactamente?

Las diferencias fueron entre 8 °C y 12 °C en Europa central y entre 0 °C y 4 °C en el sur de Europa, evidenciando que el efecto de enfriamiento de los árboles es mucho más significativo de lo que se pensaba. Y los espacios verdes sin árboles tienen un efecto prácticamente inapreciable a tenor de los resultados. Esto se debe a que el efecto de enfriamiento de los árboles en las áreas urbanas proviene en gran parte de la sombra y la transpiración, el proceso por el que el agua dentro del árbol se libera como vapor de agua a través de las hojas del mismo.

placeholder Vista de Madrid desde la Casa de Campo. (Flickr)
Vista de Madrid desde la Casa de Campo. (Flickr)

Según el estudio, los árboles urbanos "exhiben temperaturas más bajas que el tejido urbano en la mayoría de las ciudades europeas en verano y durante los extremos calurosos", comentan los autores en su estudio publicado en la revista Nature Communications.

Así, las áreas urbanas con árboles generalmente tienen temperaturas superficiales que son de dos a cuatro veces más bajas que áreas similares cercanas donde no hay presencia de árboles. En las áreas rurales no hubo tal diferencia, como era de esperar.

Plantar árboles para ayudar con el calentamiento global

La nueva investigación apoya la idea de que los árboles urbanos son buenos para las personas y el clima, poniendo sobre la mesa este efecto que refuerza el vínculo entre el entorno urbano y los árboles, gracias a la sombra proporcionada por los árboles que puede mantener fresco el suelo (y por ello reduciendo la temperatura de superficie), por lo que deberíamos considerar la plantación de árboles en las ciudades urbanas como herramienta efectiva para combatir el calentamiento global. Básicamente porque el calor extremo es un problema cada vez mayor en las ciudades, de Europa en este caso, pero también en otros lugares del mundo a medida que el planeta se calienta.

Foto: Ciudad de Milán durante una ola de calor en el mes de Agosto. Foto: EFE

De cualquier forma, los investigadores señalan que los efectos de estos hallazgos varían en las diferentes regiones y las estrategias para controlar la temperatura de la superficie deben adaptarse a cada ubicación para obtener los resultados más efectivos.

Sea como fuere, este estudio nos hace ver un aspecto relativo a las ciudades que quizá no habíamos tenido en cuenta: los árboles no solo son importantes para las ciudades por su capacidad para absorber el carbono que emiten los edificios y los automóviles; también son esenciales por su relación simbiótica con las ciudades y las personas que vivimos en ellas.

Cambio climático
El redactor recomienda