La 'segunda mano' puede contribuir a ahorrar 1,2 millones de toneladas de CO2
  1. Medioambiente
  2. Ciudad
Reusar mejor que tirar

La 'segunda mano' puede contribuir a ahorrar 1,2 millones de toneladas de CO2

Excepto en determinados artículos (como los vehículos de combustión) la reutilización puede alargar el ciclo de vida útil de los productos y evitar su impacto como residuo

placeholder Foto: La segunda mano supone grandes beneficios para el medio ambiente. Foto: Unsplash
La segunda mano supone grandes beneficios para el medio ambiente. Foto: Unsplash

La reutilización es una gran aliada del medio ambiente. Lo que para unos puede parecer basura, para otros sigue resultando útil: de ese modo un aparente residuo se convierte en recurso y, gracias al mercado de 'segunda mano' ganan todos, el que vende, el que compra y el medioambiente.

Así se detalla en el nuevo informe 'El efecto medioambiental de la segunda mano 2020', realizado por Ethos International, el Instituto de Investigación Medioambiental de Suecia (IVL) y la empresa Milanuncios. En él se detalla que el mercado de productos usados tiene un impacto positivo sobre el medioambiente, dado que reduce la compra de productos nuevos y con ello la huella de carbono asociada a su producción.

El 'ahorro' de CO2 durante 2020 gracias al mercado de segunda mano fue el equivalente a dejar Madrid sin tráfico durante 7 meses

Del mismo modo, y aunque el reciclaje es una de las piedras angulares de la sostenibilidad y la base de la economía circular, el impacto medioambiental de la reutilización y la segunda mano puede llegar a ser prácticamente nulo. El informe señala que, aunque mucho menor, el reciclaje también tiene un impacto medioambiental: el derivado de la gestión, el procesado y la reutilización de todos los materiales reaprovechables.

Según este estudio, el mercado de segunda mano ahorró, durante el año 2020, unas emisiones totales de CO₂ de 1.242.855 toneladas en España, lo que equivale a 26,4 kg de este gas de efecto invernadero (GEI) por persona. Esto, explican los autores, es "el equivalente a dejar sin tráfico a Madrid durante 7 meses".

placeholder A pesar de que el reciclaje es fundamental en la economía circular, la reutilización es una alternativa todavía más respetuosa con el medioambiente. Unsplash/@jasmin_sessler
A pesar de que el reciclaje es fundamental en la economía circular, la reutilización es una alternativa todavía más respetuosa con el medioambiente. Unsplash/@jasmin_sessler

Puede parecer que el año 2020 es una excepción y que estas altas cifras se deben a la pandemia de covid-19, pero la realidad es que, en comparación a los datos de 2019, en el año de la pandemia se experimentó un gran retroceso en el mercado de segunda mano, motivado por el descenso del consumo. En total, explican, "se produjo un 23% menos de ahorro tanto en CO₂ como en plástico, acero y aluminio". La principal razón de que esto sea así es que el sector del automóvil es una de las áreas en las que más implantada está la segunda mano, y durante 2020, las restricciones de movilidad provocaron un descenso del 19% en los anuncios de coches usados.

Los materiales

Los principales ahorros en materias primas que provocó durante el año pasado la segunda mano cubren tres materiales fundamentales:

  • El plástico. Se ahorraron 79.635 toneladas de este material
  • Acero. El total reutilizado alcanzó la enorme cifra de 591.343 toneladas. Por poner contexto a esta cantidad de material, los autores aclaran que "equivale a 7.700 km de vías de tren, lo que supone la mitad de la línea ferroviaria actual en España"
  • Aluminio. Un total de 53.053 toneladas ahorradas.

Los sectores clave

El sector automovilístico de segunda mano es, de lejos, el que mayor impacto tiene en el medio ambiente. Según el informe, supone el 97% del ahorro de CO₂, el 98% del plástico, el 99% del acero y un 99% del ahorro total de aluminio.

Foto: (Ecovidrio)

En segundo lugar se encuentra el denominado 'hogar y jardín' en el que el mobiliario es el principal responsable del ahorro, tanto en huella de carbono como en materiales. Según detallan los autores del estudio, las sillas, los sofás y los sillones han sido los productos "que más han contribuido al medioambiente", seguidos de las mesas, las neveras y los colchones. Aclaran, también, que por cada silla, sofá y sillón vendidos, la media de ahorro por cada uno de ellos corresponde a 365 kg de CO₂ emitido a la atmósfera, 19 kg de plástico y 8 kg de acero.

Los otros sectores que son los principales responsables de la contribución de la segunda mano al medio ambiente son la informática (que supone un ahorro de 14.045 toneladas de CO₂), la telefonía móvil (4.695 toneladas de CO₂) y las bicicletas, que supusieron un ahorro de 6.259 toneladas de dióxido de carbono.

Distribución desigual

Pero no en todo el territorio español se ahorró de la misma manera. Las Comunidades Autónomas que más contribuyeron al mercado de segunda mano fueron Andalucía (con un ahorro de 261.091 toneladas de CO₂), Cataluña (141.908 toneladas de CO₂) y Madrid (137.303 toneladas). En el otro extremo se encuentran algunas de las menos pobladas, como las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla o las CCAA de La Rioja o Cantabria.

Por habitante, de todos modos, el ránking cambia considerablemente. La CCAA que más ahorró por persona fue Extremadura, con una media de 37,59 kg de CO₂ por habitante, seguida de Castilla y León (34,92 kg) y Navarra (33,82kg). En el otro extremo, en este caso se encuentra Madrid (20,25kg), Melilla (18,59kg), Ceuta (18,57kg) y, en último lugar, Cataluña (18,24kg).

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Economía circular
El redactor recomienda