Oceana denuncia la "gran contribución" de Amazon a la contaminación marina
  1. Medioambiente
  2. Agua
Como consecuencia de sus embalajes

Oceana denuncia la "gran contribución" de Amazon a la contaminación marina

El impacto ambiental derivado de la actividad de la empresa no hará más que ir aumentando si se cumplen sus pronósticos de crecimiento de ventas para los próximos años

Foto: El relleno hinchable de los paquetes no es reciclable, apuntan desde Oceana. (EFE/Friedemann Vogel)
El relleno hinchable de los paquetes no es reciclable, apuntan desde Oceana. (EFE/Friedemann Vogel)

Amazon generó en 2020 un total de 270.000 toneladas de residuos de embalajes de plástico y, de esa cantidad, 10.700 toneladas acabaron en entornos marinos y de agua dulce, según denuncia un informe de Oceana, que subraya la "gran contribución" de la compañía a la contaminación de los océanos.

La organización ecologista centrada en los mares publica este miércoles un nuevo estudio con el que actualiza los datos que ya recabó en 2019 y con el que demuestra que el volumen de residuos plásticos generados por el gigante del comercio electrónico en 2020 aumentó un 29% respecto al año anterior.

"Amazon argumenta que los cálculos de Oceana sobreestiman su uso de plásticos "en más de un 300%", según señalan fuentes de la empresa

"La cantidad de residuos plásticos que se calcula que ha generado Amazon daría ahora, en forma de almohadillas de aire enlazadas, más de 600 vueltas a la Tierra", asegura Oceana, que recuerda que el 55% de aves marinas, el 70% de mamíferos marinos y el 100% de tortugas marinas han ingerido o se han enredado en plástico, según algunos estudios. Amazon argumenta que los cálculos de Oceana sobreestiman su uso de plásticos "en más de un 300%", según señalan fuentes de la empresa.

Foto: Cangrejo muerto entre bolas de plástico en una playa de Sri Lanka. (Reuters) Opinión

Por su parte, Oceana aclara que elaboró su análisis de acuerdo con los datos que ofrece la multinacional en cuanto al volumen de envíos y la tipología de productos, pero no en relación con la generación de residuos, porque "esas cifras no las hacen públicas", denuncia el asesor y líder de Expedición de Oceana Ricardo Aguilar.

Amazon también critica que la organización ambientalista se haya basado en una cuota de mercado que "ha supuesto", pero, al ser preguntados por la cifra correcta de su cuota de mercado, desde la compañía indican que, por política, no pueden compartir esa información.

placeholder El 100% de las tortugas marinas ha consumido residuos plásticos. (EFE)
El 100% de las tortugas marinas ha consumido residuos plásticos. (EFE)

Por otro lado, arguyen que las estimaciones de Oceana se estructuraron en torno a "suposiciones desactualizadas sobre el origen de los desechos plásticos que llegan a los océanos", ya que "las últimas investigaciones científicas revelan que la mayoría de los desechos plásticos que terminan en los océanos provienen principalmente de la comida y bebida para llevar y de las actividades pesqueras".

Desde Oceana apuntan que el impacto ambiental de la empresa líder en el mercado occidental de comercio electrónico no hará más que crecer si se cumplen los pronósticos de aumento de ventas por internet en un contexto de crisis sanitaria que incentiva este tipo de consumo, según reflejan las estimaciones de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo.

placeholder Residuos plásticos flotando en el océano. (The Ocean Cleanup)
Residuos plásticos flotando en el océano. (The Ocean Cleanup)

Para atajar la contaminación marina, los especialistas suelen resaltar la necesidad de evitar que se genere el residuo frente a la opción de reciclarlo, sobre todo en un mundo globalizado donde conviven diferentes sistemas de reciclado: "El tipo de plástico que a menudo se utiliza en los envíos de Amazon no es aceptado por la mayoría de los programas municipales de reciclaje en EEUU, Reino Unido y Canadá", mantienen.

La compañía estadounidense prometió el martes que, a partir del 1 de enero de 2022, no usará bolsas de plástico de un solo uso para envíos desde su propia red de distribución, sino que empleará bolsas de papel y sobres de cartón; una medida que Oceana valora como "positiva", aunque "insuficiente".

Foto: Recogida de basuras en la Bahía de Panamá. EFE

"Gran parte de los residuos de Amazon no son las bolsas de plástico, sino también los embalajes y el material que utilizan para relleno, para evitar que los productos se muevan o se dañen, como las almohadillas hinchadas, que son prácticamente imposibles de reciclar", explica Aguilar.

El último empujón para terminar con la generación de residuos y la consecuente contaminación de los océanos vendrá, según este experto, de la mano de la presión social, como ha ocurrido en Alemania —donde Amazon ya se comprometió a suprimir los embalajes de plástico de un solo uso—, o de una política más restrictiva que obligue a eliminar por completo este material.

Reino Unido Canadá Comercio electrónico ONU E-commerce
El redactor recomienda