Los ecosistemas marinos son un valioso aliado para afrontar la crisis climática
  1. Medioambiente
  2. Agua
Grandes depósitos de carbono azul

Los ecosistemas marinos son un valioso aliado para afrontar la crisis climática

Una iniciativa de la UICN quiere contribuir a calcular la cantidad de carbono que son capaces de fijar los océanos y poner en valor su papel para mitigar las causas del cambio climático

placeholder Foto: Los ecosistemas submarinos retienen una alta proporción de CO₂. (EFE)
Los ecosistemas submarinos retienen una alta proporción de CO₂. (EFE)

Mientras que los animales respiramos oxígeno (O₂) y expulsamos dióxido de carbono (CO₂) y otros gases con efecto invernadero (GEI) como el metano (CH4), las plantas superiores y otros organismos fotosintéticos como las algas realizan la función exactamente contraria: capturan el CO₂ para aprovechar el carbono (C) con el que dan forma a sus estructuras vitales (troncos y tallos, hojas o raíces) y expulsar O₂ a la atmósfera o el medio acuático. Y aunque es verdad que en los procesos de respiración también emiten CO₂, lo hacen en cantidades inferiores a las que absorben. Por eso decimos que los bosques actúan como sumideros de carbono.

Pero los bosques no son los únicos que restan CO₂. El llamado carbono azul es el que permanece capturado por los ecosistemas marinos. Así, mientras el carbono verde es el que almacenan los ecosistemas forestales, el azul es el que permanece en los hábitats subacuáticos y costeros en forma de biomasa y sedimentos, convirtiendo los mares en gigantescos sumideros de GEI.

El 83% del carbono circula a través de los océanos, de ahí su destacado papel en la mitigación del cambio climático

Debido a ello, la conservación de los hábitats que retienen carbono azul, como los estuarios y las marismas, los manglares y las praderas submarinas de posidonia, es una de las formas más eficaces de contribuir a la mitigación del cambio climático, ya que tienen la capacidad de acumular importantes cantidades de carbono orgánico durante siglos. Asimismo, si se mantienen inalterados, los fondos subacuáticos también tienen capacidad de retener carbono en los sedimentos.

placeholder Los océanos fijan enormes cantidades de carbono azul. (EFE)
Los océanos fijan enormes cantidades de carbono azul. (EFE)

Para dar a conocer esa importante contribución y promover la gestión sostenible de los hábitats submarinos, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) acaba de presentar la publicación 'Manual para la creación de proyectos de carbono azul en Europa y el Mediterráneo', en la que se exponen y analizan los métodos necesarios para promover su conservación, avanzar en su conocimiento y poner en valor su contribución en la lucha contra la crisis climática. Desde cómo llevar a cabo cálculos de almacenamiento hasta cómo diseñar estrategias de protección y obtener compensaciones en créditos de carbono azul.

Foto: Cataratas de Iguazú, en Argentina. (EFE)

La publicación destaca, por ejemplo, cómo, a través de mecanismos voluntarios de compensación de carbono, las empresas privadas u otras entidades y organizaciones pueden apoyar acciones de conservación y restauración que contribuyan a proteger estos valiosos ecosistemas naturales a cambio de dichos créditos de compensación.

Para María del Mar Otero, coordinadora del Programa de Biodiversidad Marina Mediterránea y Economía Azul de la UICN, “los ecosistemas costeros demuestran cómo la naturaleza puede mejorar las estrategias de mitigación del cambio climático y, por lo tanto, ofrecen oportunidades para que los países logren sus objetivos de reducción de emisiones y amplíen sus contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC) en el marco del Acuerdo de París”.

placeholder Los ecosistemas litorales también acumulan carbono. (EFE)
Los ecosistemas litorales también acumulan carbono. (EFE)

El manual de la UICN recuerda que el objetivo del citado acuerdo es reducir a cero las emisiones de GEI para 2050, y proporciona nuevos elementos que pueden contribuir a restaurar una naturaleza a menudo ignorada con fines de mitigación. Los últimos trabajos científicos llevados a cabo demuestran que los ecosistemas marinos subacuáticos y litorales absorben anualmente casi la misma cantidad de carbono que los organismos fotosintéticos terrestres.

El manual se basa en las propuestas de acción de la International Blue Carbon Initiative y los trabajos llevados a cabo por el proyecto europeo LIFE Blue Natura, cofinanciado por Fundación Cepsa, Fundación MAVA y Red Eléctrica Española (REE) con el objetivo de promover el conocimiento del carbono azul, destacar sus beneficios e impulsar la conservación de los ecosistemas que lo retienen.

El manual de la UICN es de descarga gratuita y se encuentra disponible en formato PDF a través de este enlace.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Cambio climático Mediterráneo Efecto invernadero Mares Naturaleza
El redactor recomienda