La contaminación acústica esta alterando la vida en los océanos
  1. Medioambiente
  2. Agua
El ruido del fondo

La contaminación acústica esta alterando la vida en los océanos

El ruido constante provocado por la actividad humana está dificultando la transmisión de sonidos que la fauna marina necesita para comunicarse y mantener su sentido de la orientación

placeholder Foto: El ruido del ser humano está ensordeciendo el mar. (EFE)
El ruido del ser humano está ensordeciendo el mar. (EFE)

Desde las ballenas hasta las medusas, la biodiversidad marina tiene su propia banda sonora: la sinfonía de los océanos. Sin embargo, las cacofonías que llegan desde el exterior en forma de ruido han trastocado por completo la vida de los animales marinos. En la mayoría de los casos, los habitantes del fondo del mar solo pueden ver unas decenas de metros, sin embargo, son capaces de escuchar los sonidos más imperceptibles para el oído humano a través de cuencas oceánicas enteras, pero las 'cacofonías antropogénicas' están contaminando incluso ese ambiente tan remoto.

Así lo señala un artículo científico publicado en la revista 'Science' con base en un amplio estudio que comprende más de 40 años de investigaciones y está liderado por el científico español Carlos Duarte, investigador del CSIC. Según señalan, desde la Revolución industrial, los océanos se han ido convirtiendo en espacios cada vez más ruidosos, al mismo tiempo que sus sonidos naturales se han ido apagando.

placeholder Ballena. (EFE)
Ballena. (EFE)

Por ejemplo, las ballenas, que podían mantener sus comunicaciones a cientos de kilómetros, ya no se pueden alejar unas de otras más de 10 millas (16 kilómetros) porque no serían capaces de hacerlo de manera acertada.

El estudio ha demostrado que el sonido de las lanchas motoras en la bahía de Sídney provoca que muchos animales marinos se estresen y tomen decisiones erróneas que pueden incluso llevarlos a la muerte. Los peces payaso se ven condenados a vagar por los mares sin dirección al perder su capacidad de orientación por culpa del ruido. La lista de alteraciones ocasionadas por los vecinos ruidosos de la superficie es tan larga como sorprendente.

Foto:  (Foto: Wikipedia)

Durante la Segunda Guerra Mundial, se lanzaban bombas cada día en el mar del Norte, pero en la actualidad las plataformas petrolíferas ocasionan el mismo nivel de ruido de manera constante. La pesca, el transporte marítimo y las infraestructuras completan la desagradable banda sonora del ruido provocado por el ser humano. Una forma de contaminación marina apenas conocida hasta ahora y que alcanza niveles cada vez más preocupantes en las zonas más expuestas a las actividades marinas del hombre, como son la costa atlántica europea o las de China, Corea, Japón y Estados Unidos.

placeholder Las exploraciones sísmicas envían cañonazos de aire comprimido desde la superficie al fondo marino.
Las exploraciones sísmicas envían cañonazos de aire comprimido desde la superficie al fondo marino.

La buena noticia es que esta contaminación es más fácil de evitar que otras que causamos. Según este estudio, durante la pandemia de covid-19, la contaminación acústica marina ha descendido notablemente y los ruidos generados por los animales se han comenzado a registrar otra vez con mayor frecuencia y desde mayores distancias. Cuando el hombre calla, el mar vuelve a escucharse.

Por eso, Duarte y su equipo proponen establecer nuevas regulaciones para limitar la emisión de ruido de los buques, como actualmente existen para los coches. "Así como, por ejemplo, desarrollar nuevos vehículos que pueden llevar a cabo exploraciones sísmicas moviéndose sobre el lecho marino, en vez de enviar cañonazos de aire comprimido desde la superficie al fondo marino: una actividad que causa graves daños en los animales que nadan en la columna de agua". O incluso "establecer cortinas de burbujas que disipen el ruido en obras y construcciones submarinas, tal y como hacemos con las barreras de sonido en tierra", ha explicado el investigador a la Agencia SINC.

Sonido Mares Contaminación
El redactor recomienda