Es noticia
Menú
Arranca uno de los mayores planes de reforestación de España: 60 millones de árboles
  1. Medioambiente
15.000 EMPLEOS LOCALES E INCLUSIVOS

Arranca uno de los mayores planes de reforestación de España: 60 millones de árboles

El proyecto Motor Verde impulsado por Fundación Repsol y Grupo Sylvestris, en el que participa Banco Santander, comienza este mes para reforestar áreas incendiadas y degradadas en más de 70.000 hectáreas

Foto:

Más de 85.000 hectáreas quemadas y cerca de 8.000 incendios forestales. Es el balance de un año que ya se sitúa entre los peores del último lustro, según el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Sobre estos datos, emanan proyectos que tratan de aportar su granito de arena para solventar esta situación. Es el caso de Motor Verde, cuyo objetivo es impulsar la compensación de emisiones de C02 a través de la reforestación a gran escala de tierras que han sufrido incendios o terrenos baldíos a causa del abandono agrícola. La iniciativa parte de la Fundación Repsol junto al Grupo Sylvestris, compañía especializada en la materia, a la que se han adherido entidades como Banco Santander, Enagas, Ilunion, la Fundación Tierra Pura, el gobierno del Principado de Asturias y la Junta de Extremadura, en un claro ejemplo de colaboración público-privada con fines medioambientales.

Una de las primeras actuaciones de Motor Verde comenzará en estos últimos meses de 2021 en el municipio de Caminomorisco (Cáceres)

Con Motor Verde se plantea reforestar más de 70.000 hectáreas en España, plantando más de 60 millones de árboles, para compensar hasta 16 millones de toneladas de CO2 y, a la vez, generar 15.000 empleos locales e inclusivos, impulsando además la economía y el tejido empresarial en el entorno rural. Una de las primeras actuaciones del proyecto se desarrolla en Extremadura y cuenta con la participación de la entidad presidida por Ana Botín, que financiará la creación de tres bosques que cubrirán una extensión de más de 300 hectáreas y servirá para compensar la emisión de 82.000 toneladas de CO2, gracias a una contribución de 275.000 árboles y 1,5 millones de euros.

Zonas incendiadas y degradadas

El pistoletazo de salida de Motor Verde en Extremadura tendrá lugar a final de año en el municipio de Caminomorisco (Cáceres), en la comarca de Las Hurdes, donde se trabajará en una extensión de más de 600 hectáreas. “En principio, los trabajos se realizan sobre terrenos que han sufrido incendios, pese a que no se descarta actuar más adelante sobre otras áreas degradadas y que necesiten una restauración”, precisa José Luis del Pozo, jefe del Servicio de Ordenación y Gestión Forestal de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio. El terreno recuperado es propiedad del Ayuntamiento, aunque como tiene la catalogación de ‘Monte de Utilidad Pública’ es la Junta de Extremadura a quien compete su gestión, según aclara. “Con Motor Verde, se garantiza una inversión y un compromiso de mantenimiento durante varios años, a cuenta del consorcio conformado por esta administración autonómica, la Fundación Repsol y la empresa Sylvestris”, concreta Del Pozo.

placeholder

“Los puestos de trabajo se generan desde el mismo comienzo de la repoblación —continúa el jefe de Gestión Forestal—, de hecho, el convenio recoge que sea mano de obra local en la medida de lo posible. Posteriormente, las labores de mantenimiento crearán más empleos”. En este sentido, desde la Fundación Repsol destacan que “se ha diseñado un modelo formativo orientado a que todos los profesionales que se incorporen a las reforestaciones reciban la capacitación necesaria, que además les pueda servir de cara al futuro”, señala Mar de Andrés, directora del Área Social.

Desde Sylvestris indican que la densidad de unidades por hectárea varía entre las 700 y las 1.200 según cada zona. “Después del primer verano, se hará un inventario y se contabilizará el número de ejemplares que no lo han superado para realizar su reposición. Este proceso se repite durante tres años y lo gestionamos nosotros directamente. A partir de ahí, los bosques pasan de nuevo a manos de las comunidades autónomas para desarrollar sus planes preventivos y labores de limpieza”, explica Enrique Enciso, socio fundador de la compañía, participada por Fundación Repsol.

“Los puestos de trabajo se generan desde el mismo comienzo de la repoblación. Será mano de obra local en la medida de lo posible"

El proyecto Motor Verde cuenta con una metodología propia y diferencial. Se realiza un exhaustivo análisis previo, trabajo sobre el terreno y mantenimiento posterior a la plantación, para afianzar la conservación de los ejemplares plantados. Además, los proyectos se diseñan de acuerdo con los máximos estándares de la Oficina Española de Cambio Climático, el organismo oficial de certificación dependiente de Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico.

Otros proyectos en el resto del mundo

Motor Verde pretende extenderse por la geografía española, actuando en diferentes regiones de forma paulatina. También aquí, Banco Santander cuenta con el programa Natura, en el que empleados voluntarios de la propia entidad, sus familias y aquellos ciudadanos que se quieran sumar, dediquen su tiempo a la repoblación de bosques, limpieza de playas y riberas de ríos o a la colocación de cajas nido para el cuidado y conservación de especies.

En Europa, la acción medioambiental del Santander se centra en la conservación de ecosistemas y parques nacionales en Polonia y Reino Unido, mientras que en Latinoamérica ha firmado varios acuerdos para fomentar el desarrollo sostenible y la preservación del medioambiente. Es el caso de Brasil, donde desarrolla diez medidas relacionadas con la bioeconomía y las infraestructuras sostenibles para garantizar la preservación de la selva y los derechos básicos de la población de la región amazónica, tras un acuerdo histórico alcanzado con Bradesco e Itaú Banco.

Sus proyectos en México, Chile y Argentina también se centran en la repoblación y restablecimiento de zonas degradadas. En el primero, encontramos iniciativas como ‘Reforestemos’, y en Chile, los trabajos en Parque el Durazno tienen como objetivo restaurar áreas degradadas y proteger el ecosistema implementando corredores biológicos para su fauna nativa. Mientras, en Argentina, la entidad colabora con acciones de voluntariado como la limpieza de playas o la recogida de residuos que, además, repercute en la generación de empleo para personas en riesgo de exclusión social.

Todas estas acciones concretas forman parte de un plan global que marca el camino de Banco Santander para lograr las cero emisiones netas en 2050.

Más de 85.000 hectáreas quemadas y cerca de 8.000 incendios forestales. Es el balance de un año que ya se sitúa entre los peores del último lustro, según el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Sobre estos datos, emanan proyectos que tratan de aportar su granito de arena para solventar esta situación. Es el caso de Motor Verde, cuyo objetivo es impulsar la compensación de emisiones de C02 a través de la reforestación a gran escala de tierras que han sufrido incendios o terrenos baldíos a causa del abandono agrícola. La iniciativa parte de la Fundación Repsol junto al Grupo Sylvestris, compañía especializada en la materia, a la que se han adherido entidades como Banco Santander, Enagas, Ilunion, la Fundación Tierra Pura, el gobierno del Principado de Asturias y la Junta de Extremadura, en un claro ejemplo de colaboración público-privada con fines medioambientales.

Recuperación económica ECBrands