un sorteo plagado de tradiciones

Tendríamos que vivir 100.000 años para garantizar que nos tocara El Gordo

El matemático Miguel Córdoba Bueno no tiene buenas noticias para los que confían en la suerte para hacerse con un buen 'pellizco'

Foto: Aya, una niña del Colegio de San Ildefonso, durante el Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad. (EFE)
Aya, una niña del Colegio de San Ildefonso, durante el Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad. (EFE)

La probabilidad de acertar El Gordo de la Lotería de Navidad es del 0,00001, por lo que "sería necesario vivir 100.000 años para garantizar que nos tocara al menos una vez en la vida", según explicaba a EFE el matemático Miguel Córdoba Bueno. Sus cálculos matemáticos consisten en dividir entre uno el número de bolas total del bombo —100.000—, ya que sólo una de esas bolas corresponde al número premiado.

[Sigue la Lotería de Navidad 2018 en directo: el sorteo del Gordo​]

Las posibilidades de que toque algún premio en el sorteo del próximo 22 de diciembre son del 5 por ciento, añade este profesor de matemática aplicada de la Universidad CEU San Pablo, y un 9 por ciento adicional de que toque algún reintegro. Sumando ambos, la posibilidad matemática real de llevarse alguno de los premios o reintegros es del 14 por ciento, ha aclarado Córdoba Bueno; el otro 86 por ciento de los números jugados se quedará sin recompensa económica.

Y pese a que se necesitarían 20.000 años de vida para asegurarse al menos uno de los cinco grandes premios, la mayoría de españoles jugará algún décimo en el sorteo de Navidad e, incluso, invertirá de media "un par de euros más" por jugador con respecto al año pasado. La tradición, el folclore y la idiosincrasia de la Lotería "pesan mucho en el ánimo de los españoles", a juicio del profesor, factores que explican su buena acogida, a pesar de ser una de las que "menos dinero reparte".

Córdoba recuerda que "las 100.000 bolas del bombo dan vueltas a la vez, por lo que números como el 01.010 tienen idénticas probabilidades de salir que el 28.549", aunque cada cual "tiende a jugar la cifra que le gusta o que coincida con algún acontecimiento personal, como su cumpleaños o aniversario de boda".

En la Lotería del Niño el porcentaje de acierto asciende a un 7,82 por ciento y la probabilidad de no conseguir premio desciende al 61 por ciento

El sorteo es "bastante singular y curioso, ya que no existe en otros países", y posee particularidades como que un mismo número pueda disfrutar de dos premios y un reintegro, argumenta. Así, la Lotería de Navidad ha logrado convertirse en un "auténtico fenómeno social" y, si rechazas décimos o papeletas, es incluso "considerado un insulto, porque forma parte de nuestra idiosincrasia", si bien la inversión en este juego de azar ha descendido hasta un 15 por ciento tras la irrupción de la crisis económica en 2008.

Córdoba recomienda "invertir mejor en la Lotería del Niño, donde el porcentaje de acierto es de un 7,82 por ciento y la probabilidad de no conseguir premio desciende del 86 al 61 por ciento". También con este sorteo hay "algunas manías", pues "he conocido a mucha gente que ha sido agraciada con pedreas o reintegros y, en lugar de cobrar el dinero, ha acudido a la administración para que le cambiaran el décimo de Navidad por el del Niño", afirmaba.

No obstante, el matemático aconseja no dedicar dinero a los juegos de azar, porque "siempre se vuelve en contra", además de que "no es rentable", pues "muchas de las personas a las que les toca el Gordo están jugando 30 ó 40 décimos continuamente, no sólo en estas fechas", con lo que "a menudo no recuperan su inversión".

Lotería de Navidad

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios