• El Gordo

    66.513
    4.000.000 €
  • Segundo Premio

    04.536
    1.250.000 €
  • Tercer Premio

    78.748
    500.000 €
  • Cuartos Premios

    59.444
    07.211
    200.000 €
  • Quintos Premios

    22.259
    19.152
    39.415
    70.264
    91.917
    60.272
    68.981
    03.371
    60.000 €
Ver todos los números
LOTERÍA DE NAVIDAD 2016

El gerente del PSOE retira la denuncia al aparecer el décimo premiado con el Gordo

Goyo Martínez se presentó en comisaría este jueves al pensar que había extraviado el boleto con el 66.513, pero esta mañana uno de los amigos con los que había intercambiado lotería le llamó

Foto: Decenas de periodistas a las puertas de la sede de Ferraz, el día del comité federal del 1 de octubre que se llevó por delante a Pedro Sánchez. (EFE)
Decenas de periodistas a las puertas de la sede de Ferraz, el día del comité federal del 1 de octubre que se llevó por delante a Pedro Sánchez. (EFE)

El 66.513 está generando más dolores de cabeza que alegrías en Ferraz (y no es broma). Aparte de muy mal rollo entre los trabajadores de la casa, ante el que la gestora quiere quitarse de en medio. El último capítulo tiene nombre propio, Goyo Martínez, el gerente del PSOE desde enero de 2014. El recibió uno de los décimos que ha sido agraciado con el Gordo. Pero ayer se dio cuenta de que no lo tenía en su poder y, para evitarse problemas (y el cobro por parte de terceros), puso una denuncia en comisaría. Pero este mismo viernes la retiró al llamarle uno de los dos amigos con los que había intercambiado Lotería de Navidad, para agradecerle que le hubiera regalado el máximo premio. Así que el boleto apareció, pero él, Martínez, se ha quedado sin el premio.

Los socialistas no paran de llevarse sustos. El año ha sido una auténtica montaña rusa —de acercarse a La Moncloa a sufrir el trauma por la abrupta caída de su líder Pedro Sánchez y por la abstención al PP—, y encima se cierra con polémica. La culpa la tienen los cinco décimos del 66.513 en Ferraz. Pero ese no era el número 'oficial' jugado por Ferraz. Juanmi Rojo, uno de los empleados del departamento de Administración y Compras de la sede federal del partido, compró el número completo del 91.674 –esa terminación, el 4, no es casual, porque era la más apreciada por el histórico y venerado Ramón Rubial, presidente del partido de 1976 a 1999—, que finalmente no resultó premiado. Pero en esa administración 32 de Madrid, la del paseo de la Esperanza, y de la que son propietarios unos primos suyos, Rojo adquirió, según su versión, cinco décimos del 66.513, porque el 13 es su número preferido de siempre. Uno se lo dejó a su mujer, otro lo cambio con uno de sus jefes —el director financiero, Restituto Hernández—; otro se lo regaló al gerente del partido, Goyo Martínez—, y otros dos los ingresó en el bote que tiene con sus compañeros de área, menos de una quincena en total.

Juanma RomeroJuanma Romero

¿A cambio de un número completo?

El problema vino cuando los demás colegas de la casa se enteraron. Entonces el malestar se expandió. No se creyeron esa versión de Rojo, y defendieron que esos cinco décimos debían de repartirse entre todos los compañeros, porque esos décimos eran un "regalo" de la administración al comprar un número entero, el 91.674, porque así la oficina pudo ingresar 33.000 euros, los correspondientes a 1.650 boletos.

El encargado de comprar la lotería dio dos décimos a sus dos jefes, otro se lo dejó a su mujer y dos más los puso en el bote con sus compañeros de área

Martínez, como confirmaban a El Confidencial fuentes socialistas, buscó ayer infructuosamente su décimo. No lo encontró. Pensó que lo había perdido. Y por eso, para evitar líos y evitar que lo cobrase un tercero, presentó una denuncia en comisaría el jueves por la tarde. Pero esta mañana recibió una llamada de uno de los dos amigos con los que había intercambiado una participación. "Gracias por darme el Gordo", le comentó, feliz. Poco después, el gerente retiró la denuncia... aunque también se quedó sin los 400.000 euros de premio (menos la retención del 20% que va para Hacienda).

Alfredo Pérez Rubalcaba, en abril de 2013, con la exministra Trinidad Jiménez y el que era su jefe de Gabinete y es, desde enero de 2014, el gerente del PSOE, Goyo Martínez. (EFE)
Alfredo Pérez Rubalcaba, en abril de 2013, con la exministra Trinidad Jiménez y el que era su jefe de Gabinete y es, desde enero de 2014, el gerente del PSOE, Goyo Martínez. (EFE)


Fuentes próximas a Martínez insisten en que no hay ni trampa ni cartón. Que la secuencia fue tal cual. Que Rojo hizo el "grandísimo favor" de encargarse de la compra del 91.674 y de gestionar su venta, y que él siempre subrayó a sus jefes y a sus compañeros —y a la adjunta de Organización de la gestora, la extremeña Ascen Godoy— que había adquirido esos cinco boletos del 66.513, y que pagó por ellos 100 euros, y que decidió "quedar bien con sus dos jefes y sus compañeros de departamento". "No hay más", recalcan, expresando su deseo de que la polémica se cierre cuanto antes porque se está generando un daño "que puede ser irreparable". "Hay que bajar esto, porque a fin de cuentas somos compañeros, y no conviene meter más cizaña".

Quejas del comité de empresa

Martínez era el jefe de Gabinete de Alfredo Pérez Rubalcaba (tanto en el Ministerio del Interior como en su etapa de secretario general), y este lo eligió como gerente del PSOE en enero de 2014, y Sánchez lo mantuvo, como también ha hecho la gestora. Durante su mandato, desterró una práctica habitual en la sede: que el partido gestionase la compra de los décimos de Lotería de Navidad, y que luego, como organización adquiriese unos cuantos boletos. Ahora la administración y compra de las participaciones recae exclusivamente en los trabajadores.

La gestora quiere permanecer totalmente al margen ("es un conflicto entre los trabajadores") y no aceptará que el premio se ingrese en las arcas del PSOE

El comité de empresa, compuesto por nueve personas, todas de UGT, tenía convocada una reunión para este viernes, en la que tenía la intención de escuchar la versión, Paloma Rodríguez, miembro del área de Administración —y por tanto, agraciada–, y Juanmi Rojo. Algunos trabajadores (pero no el comité) estaban dispuestos a tomar medidas judiciales para paralizar el cobro de los billetes premiados hasta que hubiera una resolución, y proponían que el premio –dos millones de euros en total, menos el 20% que va para el fisco– fuera ingresado en las arcas del PSOE. Pero la gestora no va a admitir "en ningún caso" ese dinero, como confirmaron fuentes del órgano a este periódico. "La Ley de Financiación de Partidos excluye donaciones de ese calibre, pero es que además no se va a aceptar. Solo cabría que el premio se repartiera y se hicieran donaciones al máximo que permite la ley, que son 50.000 euros anuales por persona física", explican desde la cúpula del partido.

El gerente del PSOE retira la denuncia al aparecer el décimo premiado con el Gordo

La dirección provisional que pilota Javier Fernández asiste con estupor a la guerra abierta entre sus empleados en Ferraz. El revuelo comenzó ayer, al poco de conocerse que el Gordo había caído en Administración y Compras —noticia que de hecho el partido acogió con alegría, como plasmó en un tuit que, con el paso de las horas, se creyó desafortunado—. Y quedó más que patente durante la celebración del 'vino obrero', la copa de Navidad que ofrece la sección sindical de UGT y en la que se invita a trabajadores de la casa, del Ayuntamiento, de la Asamblea, de los grupos parlamentarios de Congreso y Senado y asistentes. El malestar era tal que la propia Ascen Godoy recabó la versión de Juanmi Rojo a la vista de todo el mundo. El exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra, que se encontraba en la sede por una reunión de la fundación Pablo Iglesias, que preside, se marchó entre enfadado y escandalizado del cuartel general de los socialistas. La gestora tuvo que salir al paso a través de un comunicado con el que intentaba poner paz, y ahora sigue queriendo situarse al margen. "Es un conflicto entre los trabajadores, y ahí no hacemos nada de nada. Si van a los tribunales, allá que haga la justicia lo que quiera. Pero el problema no es del partido", afirma una integrante de la ejecutiva interina.

En Ferraz saben que no se libran de los líos. Y más ahora, que está tan debilitado. Todas las "pasiones" y "miserias humanas", como constata uno de los trabajadores, afloran y se mezclan. Irremediablemente. "El problema es que hay dinero de por medio. El problema es que ha tocado el Gordo. Tan simple como eso", aseguran con consternación desde la gestora.

Las sanchistas Lastra, Sumelzo y Hernanz, fuera de la Diputación Permanente del Congreso

Finaliza el periodo de sesiones en las Cortes y se pone en marcha el órgano que sustituye al pleno en los momentos de vacaciones parlamentarias, la Diputación Permanente. Pues bien, ha sido ahora cuando la dirección del Grupo Socialista en el Congreso comunicó que salen de la misma las diputadas sanchistas Adriana Lastra, Susana Sumelzo y Sofía Hernanz. Estas dos últimas votaron no en la sesión de investidura de Mariano Rajoy, y la primera se abstuvo "por imperativo". Pero las tres, pertenecientes al núcleo de confianza del ex secretario general, ya fueron descabalgadas de sus cargos por la gestora: la asturiana Lastra dejó de ser portavoz de Administraciones Públicas para ocuparse de la portavocía adjunta de Defensa; la zaragozana Sumelzo perdió la responsabilidad en Cooperación Internacional para convertirse en viceportavoz de Vivienda y la balear Hernanz salió de la dirección parlamentaria. 

Las tres diputadas, junto al dimitido Pedro Sánchez, han sido reemplazados en la Diputación Permanente por el zaragozano Óscar Galeano y el asturiano Antonio Trevín, además de por los miembros de la gestora Ricardo Cortés y María Jesús Serrano. Lastra, Hernanz y Sumelzo fueron avisadas de los cambios, operativos desde hoy mismo, a través de una llamada telefónica de la manchega Isabel Rodríguez, portavoz adjunta del grupo. 

"Parece ser que la gestora me saca de la Diputación Permanente para meter a Trevín. Cosiendo", ironizó Lastra en un primer tuit. Y después lanzó otro: "Pueden cesarme, sacarme de la diputación y de la lista cuando toque. No voy a cambiar de posición. 'La libertad se aprende ejerciéndola'". 

Desde la dirección del grupo advertían de que no se trataba de una decisión motivada por afinidades personales, sino que obedecía a la tradición del partido: son los miembros de las ejecutivas del PSOE y de la jefatura parlamentaria y los diputados que están en las portavocías de comisiones los que se quedan en la Diputación Permanente, y que además se intenta guardar un equilibrio territorial, informa Efe. 

Entre los críticos con la gestora que sí siguen como titulares en el órgano que sustituye al pleno en periodos de vacaciones parlamentarias están el valenciano José Luis Ábalos (uno de los más fieles a Sánchez), César Luena, Patxi López y María González Veracruz. Y como suplentes se mantienen Pilar Cancela, Pilar Lucio y Margarita Robles. También siguen los diputados del PSC (Meritxell Batet y Mercè Perea). Los socialistas cuentan con 15 titulares y 15 suplentes en la Diputación Permanente del Congreso.

Lotería de Navidad

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios