"Voy a dedicarme a no hacer nada"

El sorteo de Navidad de 2016, el último para el director de la residencia de San Ildefonso

Esperato Fernández se jubila después de 22 años escuchando las voces de los niños que reparten suerte

Foto: Esperato Fernández, en el centro, con los niños de San Ildefonso de 2013 (EFE)
Esperato Fernández, en el centro, con los niños de San Ildefonso de 2013 (EFE)

Lleva más de dos décadas escuchando las voces de los niños que cantan los números del Sorteo de la Lotería de Navidad, pero este año dirá adiós a su puesto como director de la Residencia Internado de San Ildefonso. Esperato Fernández se jubila este año y vivirá su último Sorteo Extraordinario de Navidad el próximo 22 de diciembre. Una fecha que, curiosamente, coincide con la misma cantidad de años –22– que lleva al frente de la institución y que este curso acoge a 60 niños y niñas de entre 6 y 14 años.

"Este es mi último sorteo, gracias a Dios", ha declarado Fernández en una entrevista con motivo de la proximidad del tradicional sorteo navideño, en la que ha adelantado que el de este año será "el último" para él, algo que el director vive con "naturalidad". En este sentido, Fernández ha hecho balance de su trayectoria al frente del centro, que acoge a estos menores en régimen de internado, de lunes a viernes, y están escolarizados en colegios e institutos de la zona: "Yo ya he cubierto mi etapa aquí. He trabajado lo mejor que he sabido y podido. He aportado lo que tenía que aportar y ha llegado el final de mi carrera profesional".

Así, una vez que alcance la jubilación el mes que viene, el director de la Residencia Internado de San Ildefonso ha asegurado que se dedicará a otras cosas que le apetecen. "Tengo muchas expectativas pero, en principio, voy a dedicarme a no hacer nada unos meses y después buscaré, entre los muchos hobbies que tengo, mi entretenimiento y mi pasatiempo", ha indicado.

Preguntado sobre si el próximo 22 de diciembre va a ser un día especial para él con motivo del cierre de esta etapa que ha durado más de dos décadas, Esperato Fernández ha confesado que no es un hombre "muy simbólico", aunque sí ha reconocido que es "un día importante" por la responsabilidad que tienen los educadores, ya que son sus "niños, los que están ahí". "Responsabilidad, pero nada más", ha sentenciado.

Por otro lado, el director del centro ha explicado que los niños y niñas de la Residencia Internado de San Ildefonso ya están ensayando para preparar tanto sus voces como su expresión corporal de cara a la celebración del próximo Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad, que se celebra el jueves 22 de diciembre.

Fernández ha concretado que, durante el mes de octubre, se han hecho pruebas de voz para elegir las parejas de niños que participarán. "Lo que hacemos es ir probando voces, distintas parejas a ver cómo suenan y, cuando encontramos las que a nuestro juicio son las que mejor empastan, se forman las parejas y empiezan a ensayar", ha remachado.

Lotería de Navidad

El redactor recomienda