Es noticia
Menú
Ashurst capea la incertidumbre y se rearma para volver a crecer a doble dígito
  1. Jurídico
Mantiene la actividad en máximos

Ashurst capea la incertidumbre y se rearma para volver a crecer a doble dígito

La firma internacional supera el primer semestre del ejercicio fiscal inglés incrementando sus ingresos en el entorno del 10%. El fichaje de José Ramón Casado puede no ser el último

Foto: De izquierda a derecha: José Antonio Rodríguez, socio responsable de Procesal; Jorge Vázquez, socio director, y José Ramón Casado, socio de Ashurst. (Cedida)
De izquierda a derecha: José Antonio Rodríguez, socio responsable de Procesal; Jorge Vázquez, socio director, y José Ramón Casado, socio de Ashurst. (Cedida)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los seis primeros meses del año fiscal inglés —de mayo a octubre— permiten a la oficina de Ashurst en Madrid encarar el actual ejercicio con gran optimismo. A pesar de las numerosas voces que alertan del impacto de la guerra de Ucrania y la inflación, y que predicen al advenimiento de una importante crisis económica, la firma que lidera Jorge Vázquez mantiene unos altos índices de actividad, a todos sus equipos ocupados y unos ingresos que crecen en torno a un 10% más que en el mismo periodo del año pasado. "Quizás sea por nuestra base de clientes, pero lo cierto es que estamos mejorando nuestros números respecto de 2022 en estas fechas", asevera Vázquez, socio director. Y eso, subraya, que no eran pocos los que en la firma temían haberse impuesto un presupuesto "demasiado ambicioso".

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz clic aquí.

La buena marcha del año permite a la firma del Silver Circle albergar con realismo la esperanza de recuperar, al final del presente ejercicio, un crecimiento a doble dígito. Con la prudencia lógica, señalan, que impone una situación económica de tanta incertidumbre. En abril de 2022, y tras varios ejercicios de ajuste en la cifra de negocio de la firma, Ashurst declaró unos ingresos de 26,5 millones de euros, lo que suponía un 8,2% más que en el ejercicio anterior. "Tenemos competidores que nos confiesan que les está costando más cerrar las operaciones o conseguir trabajo. Por suerte, tanto en Londres como en Madrid, nuestra situación es la contraria", indica el socio director.

Menos trabajo, no. Cambio en el tipo de trabajo y las condiciones, sí. En el área de Inmobiliario, por ejemplo, detectan que se ha relajado el interés por el mercado de la logística y empiezan a surgir otros focos de atención. Lo que permanece invariable es la actividad en materia de renovables. "Lo que sí está sucediendo en este y otros campos", describe Vázquez, "es que se están produciendo cambios en las condiciones de financiación que pueden alterar la marcha de las transacciones". Algunas operaciones se alargan por la variabilidad de los tipos de interés. Otras hay que ejecutarlas de forma urgente "porque el cliente llama cada vez más tarde". Unas circunstancias a las que el bufete está respondiendo de forma satisfactoria, asegura.

Foto: José Ramón Casado, nuevo socio de Ashurst.

A pesar de la variabilidad del escenario, la estrategia de la firma en España permanece invariable. Tanto en lo que respecta al negocio, en donde se mantienen enfocados en sus especialidades, como infraestructuras, energía, banca, telecomunicaciones o fondos, como en su apuesta por ofrecer una propuesta de valor atractiva, que ayude a atraer y retener el talento no solo apoyada en el factor dinero. La línea del despacho no es entrar en una insostenible carrera salarial, señala Vázquez, sino completar su oferta retributiva, atractiva en todo caso, con unas condiciones de flexibilidad y ambiente laboral, y una exposición al cliente, que convenzan a los profesionales. "Hemos intentado proteger a nuestros equipos con esta propuesta de conjunto, pero venimos de dos ejercicios en los que hemos sufrido una fuerte tensión inflacionaria en los salarios, y no solo en los departamentos legales", relata.

La buena evolución lograda en los últimos meses ha endulzado, aún más, el doble aniversario que celebró de forma conjunta Ashurst la semana pasada. Por un lado, los 20 años en Madrid, evento que debía haber tenido lugar en 2021, pero que hubo de retasar unos meses por la pandemia. Y, por otro, los 200 años de la fundación del despacho, que llevó a cabo William Henry Ashurst en Londres en 1822, y que la convierte en una de las firmas más longevas de la capital británica.

Procesal

La política de Ashurst en materia de incorporaciones es la de "atacar las oportunidades". Sin objetivos de número de abogados o de contar con áreas y especialidades de las que ahora mismo no disponen, el despacho permanece atento a las opciones que brinda el mercado y encajen con sus necesidades y las de los clientes. En esa línea encaja la incorporación de José Ramón Casado, nuevo socio de Procesal, quien se incorporó tras el verano al bufete, tras muchos años liderando el departamento de Litigación de Baker McKenzie Madrid.

El fichaje, además, está alineado con el refuerzo a nivel global de la especialidad de dispute resolution, una de las que mayor desarrollo han tenido en el bufete, rozando ya los 60 socios y los 180 abogados en todo el mundo. En los últimos años, los equipos han puesto especial foco en los arbitrajes internacionales y en acompañar a las transacciones, preparando el terreno para un posible pleito o, directamente, creando las condiciones para evitarlo.

Foto: Jorge Vázquez, socio director de Ashurst en Madrid. (A. B.)

"La incorporación de José Ramón Casado es una más de las muchas incorporaciones que hemos realizado en todo el mundo y, en Madrid, nos abre un importante abanico de oportunidades en una práctica fundamental, por su reconocimiento y experiencia", asevera José Antonio Rodríguez, socio responsable de Procesal de Ashurst y abogado del Estado en excedencia. El crecimiento de los litigios derivado de las dificultades económicas, así como el escenario concursal que se abre una vez aprobada la nueva ley y finalizada la moratoria, convierten el fichaje de Casado en una incorporación estratégica en un momento clave, remata Rodríguez.

¿Vendrán más contrataciones en los próximos meses? Sin apartarse de su línea de prudencia, pero Vázquez avanza que trabajan en la incorporación de un responsable de fondos, tras la salida de Josefina García Pedroviejo, quien en febrero hizo las maletas rumbo a Pérez-Llorca. En el resto de materias, "seremos oportunistas", concluye el socio director de Ashurst.

Los seis primeros meses del año fiscal inglés —de mayo a octubre— permiten a la oficina de Ashurst en Madrid encarar el actual ejercicio con gran optimismo. A pesar de las numerosas voces que alertan del impacto de la guerra de Ucrania y la inflación, y que predicen al advenimiento de una importante crisis económica, la firma que lidera Jorge Vázquez mantiene unos altos índices de actividad, a todos sus equipos ocupados y unos ingresos que crecen en torno a un 10% más que en el mismo periodo del año pasado. "Quizás sea por nuestra base de clientes, pero lo cierto es que estamos mejorando nuestros números respecto de 2022 en estas fechas", asevera Vázquez, socio director. Y eso, subraya, que no eran pocos los que en la firma temían haberse impuesto un presupuesto "demasiado ambicioso".

Despachos Abogados Mercado inmobiliario
El redactor recomienda